El desfile imposible

Diana Fernández Irusta
Fuente: Reuters - Crédito: Tony Gentile
(0)
23 de febrero de 2018  

No siempre el traje es lo que cuenta. Algo de eso se verifica en esta imagen: porque no son ni los colores ni la trama del género ni los accesorios o el límpido corte del vestuario lo que llamó, como un imán, al objetivo de la cámara. No fue nada de eso, sino el objeto imposible, la presencia de un ¿decapitado? sumándose al rítmico paso de un desfile de modas. Ocurrió durante la presentación que Alessandro Michele, director creativo de Gucci, concibió para la Semana de la Moda de Milán. Cyborg bautizó a la colección allí exhibida, explosiva en su heterogeneidad; pródiga en el encuentro de lo vintage con lo futurista, el estampado con el hijab, el aire bereber con la capucha. Cyborg: nombre hecho de retazos, empalmes, fragmentos. Rastro de un tiempo omnívoro, capaz de ser futuro, presente y pasado a la vez. Pasarelas donde el eco del degüello medieval bien puede revelarse clímax de la sofisticación made in siglo XXI.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.