Adiós a los Juegos, pero solo a los Juegos: Lindsey Vonn sigue ambiciosa más allá de Pyeongchang 2018

La estadounidense continuará su carrera aunque no llegará a 2022
La estadounidense continuará su carrera aunque no llegará a 2022 Fuente: AP
(0)
23 de febrero de 2018  • 09:36

PYEONGCHANG, Corea del Sur (dpa) - Lindsey Vonn se despidió de los Juegos Olímpicos de manera melancólica, sin medalla de oro y esparciendo por Corea del Sur parte de las cenizas de su abuelo. La estadounidense sabe que ya no domina el esquí alpino como lo hizo la última década, pero su ambición por dejar huella sigue intacta.

"No voy a parar de esquiar hasta que rompa el récord", dijo hoy la estadounidense sobre la plusmarca absoluta de 86 victorias en la Copa del Mundo que tiene el sueco Ingemar Stenmark, de la que le separan solo cinco triunfos.

"Este año no empecé muy bien, pero creo que la próxima temporada irá mucho mejor y, sin el foco de los Juegos Olímpicos, tendré más tiempo para preparar cada carrera. Así que la próxima temporada creo que lo podré conseguir", añadió en Pyeongchang. "O al menos eso espero, porque no voy a hacerme más joven".

No voy a parar de esquiar hasta que rompa el récord
Lindsey Vonn

A los 33 años, Vonn necesita completar el reto pronto porque camina ya sobre la cuerda. Durante su carrera ha atravesado numerosas lesiones, como el problema de rodilla que le impidió competir hace cuatro años en los Juegos de Sochi, quizá su mejor momento para haber ampliado su cosecha de medallas olímpicas.

La relación de Vonn con los Juegos ha sido más bien frustrante. Debutó a los 17 años en Salt Lake City 2002, pasó con más pena que gloria por Turín 2006 y logró el ansiado oro en descenso en Vancouver 2010. Aparte de eso, solo pudo sumar dos bronces más:áen el supergigante de Vancouver y en el descenso de Pyeongchang.

En Corea del Sur deseaba más que nunca subir al primer escalón del podio. Quería dedicarle una nueva victoria a su abuelo, uno de sus mentores en el esquí y fallecido en noviembre. Antes de los Juegos, la norteamericana no pudo reprimir las lágrimas al recordar su figura durante una multitudinaria rueda de prensa.

La estrella del esquí esparció parte de sus cenizas cerca de donde se desarrollaron las competiciones de descenso, en el Centro Alpino Jeongseon, informó el diario surcoreano "The Chosun Ilbo".

"Sé que para él significaría mucho estar de regreso, parte de él siempre estará en Corea del Sur", afirmó Vonn, cuyo abuelo fue uno de los soldados estadounidenses que participó en la guerra de Corea en la década del 50 del siglo pasado.

Vonn, ganadora de cuatro títulos de la Copa del Mundo, no siente que su castigado cuerpo pueda aguantar otro ciclo olímpico, aunque la italiana Sofia Goggia, precisamente quien se llevó el oro en el descenso de Pyeongchang, intente convencerla.

"Me escribió la pasada noche. Quería hablar conmigo", reveló Vonn. "Estaba intentado convencerme de seguir hasta 2022. Significa mucho para mí. La respeto mucho, sobre todo por todas las lesiones que ella ha tenido también. Pero cuatro años es realmente mucho tiempo".

Ni siquiera la actual líder de la Copa del Mundo, Mikaela Shiffrin, se atreve a ocupar definitivamente su puesto como gran referente del esquí alpino.

"No me veo tomando el relevo", dijo la estadounidense de 22 años. "Y no pienso que Lindsey se vea a sí misma acabada o dando un relevo".

De momento, Vonn se tomará un descanso tras los Juegos para retomar la competición en marzo en las finales de la Copa del Mundo en Suecia. "Necesito un respiro. Nunca me lo tomé realmente tras los Juegos", dijo la norteamericana, que dijo adiós a los Juegos, pero solo a los Juegos.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.