Héctor López Girondo: por amor a los títeres

El gran titiritero en Historias sin desperdicios
El gran titiritero en Historias sin desperdicios Crédito: Crédito
Juan Garff
(0)
24 de febrero de 2018  

A pocos días de cumplir 60 años murió en Madrid el titiritero argentino Héctor López Girondo, un innovador del teatro de objetos que llevó su arte a través del mundo. Integró el Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín, bajo la dirección de Ariel Bufano, entre 1986 y 1991. Pero se destacó ante todo como solista al interpretar Historias con desperdicios, estrenada en 1990 con el grupo independiente Teatro de la Plaza, que fundara con Carlos Canosa. El cartonero-titiritero de esta puesta memorable armaba el escenario y los personajes de la trama sobre su carromato con los cartones viejos que había juntado. La feroz crítica a los aprontes bélicos entre países vecinos -el conflicto con Chile por las islas del canal Beagle era un tema reciente-, puesta en escena por un personaje marginado con materiales reciclados, reunía una renovación formal, en la que el titiritero, a la vista, era figura gestora de la trama y el retablo se convertía en el plano movible del carro, con una audaz dramaturgia que vislumbraba que hay pocos temas que son ajenos a los niños.

Le siguieron Verdurita... una historia vegetal y Un redondo muy cuadrado, sobre la discrimninación, antes de que López Girondo se trasladara con sus personajes a Brasil, en 2000. En San Pablo estrenó, año a año, con notable repercusión nuevas obras y viajó invitado al célebre Festival de Charleville-Mézières, en Francia, y a otros festivales, en México, Colombia, España, Pakistán, Singapur, Italia y Eslovenia. Se mantuvo a la vez en contacto con la escena local a través de la compañía El Museo Viajero, creada junto a Raquel Prestigiacomo y Fabián Ucello, con quienes produjo una gran cantidad de comedias históricas, a partir de La pequeña aldea, que se desarrolla sobre una gran maqueta de la Buenos Aires de 1810. En 2014 volvió a trabajar con el Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín, al que dirigió en una puesta de La trágica historia del Doctor Fausto, de Christopher Marlowe.

En los últimos años había investigado el potencial teatral de la animación robótica, recurso que incluyó en su última versión de Revolución en la cocina, estrenada en San Pablo. "Girondo tiene el ritmo certero de la interpretación, logra la proeza de ser ágil, hazaña compleja cuando se trata de un monólogo para niños", escribió el diario O Estado de S ã o Paulo sobre esta obra. En su lucha contra el cáncer, buscó nuevos aires y tratamientos en Madrid, instalándose con su compañera en las afueras de la capital española. Planeaba giras de su elenco brasileño a China y también sondeaba posibilidades de volver a presentar alguna de sus obras en Buenos Aires. La de Héctor López Girondo fue una trayectoria sin desperdicio.

Piedra libre

Taller gratuito de guion para programa infantil

El canal Pakapaka organiza dos talleres sobre la creación de ficción infantil en el Centro Cultural Kirchner (Sarmiento 151). Destinados a profesionales que trabajen con medios e infancia, serán dictados por Maya Goetz, directora del Instituto Internacional para la Juventud y la Televisión Educativa (IZI) de la radiodifusión pública de Múnich, y por el realizador holandés Jan-Willem Bult. El primer taller, El día que me hice fuerte: la resiliencia como motor, a cargo de Goetz, tendrá lugar el 20 y 21 de marzo. El segundo, dado por Bult, se centrará en Guion, casting y dirección con los chicos en el centro, el 22 de marzo. La inscripción gratuita cierra el 28 de febrero ( formacionpakapaka@mediosycontenidos.gob.ar ).

Por: Juan Garff

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.