Las 5 tendencias tech que cambiarán nuestro año

Los robots, las pantallas, los asistentes inteligentes, la salud monitoreada y los vehículos autónomos se adueñaron de la CES, en Las Vegas, principal feria de tecnología del mundo; nuevos dispositivos que simplificarán la vida
Los robots, las pantallas, los asistentes inteligentes, la salud monitoreada y los vehículos autónomos se adueñaron de la CES, en Las Vegas, principal feria de tecnología del mundo; nuevos dispositivos que simplificarán la vida
Martina Rua
(0)
25 de febrero de 2018  • 00:00

LAS VEGAS

.- Por fin las promesas de avances tecnológicas de los últimos años abandonaron el plano de lo posible para hacerse reales. Los robots, los asistentes inteligentes y los vehículos autónomos se adueñaron de los pasillos de CES, la principal feria de tecnología del mundo, que quebró su propio récord en asistencia con más de 1.800.000 visitantes y 3800 exhibidores de más de 60 países. Fue un encuentro distinto, con protagonistas nuevos y con más hechos que palabras.

También, hubo fallas paradójicas, como un apagón del suministro eléctrico de dos horas que dejó a miles de personas a oscuras en el reducto más tecnologizado del planeta y demostraciones erráticas de robots que dejaron en claro que este presente robotizado es aún muy incipiente. la nacion revista recorrió los pasillos de la feria en busca de las principales tendencias y dispositivos que prometen llegar a nuestra vida cotidiana en los próximos años.

ASISTENCIA INTELIGENTE

Es la primera vez que los asistentes inteligentes son protagonistas de CES. Hasta este año, los principales del mercado, como Siri de Apple, Alexa de Amazon y Google Assistant de Google, eran mencionados tímidamente por las grandes empresas al mostrar sus dispositivos conectados. Este año, las posibilidades de estas inteligencias se pusieron por delante de los objetos. Así, las principales marcas montaron sus stands para mostrar más la inteligencia de una app que nos recomienda la cena de acuerdo a la rutina de ejercicios que hicimos ese día, que un producto determinado que lo haga. Google sacó todo su marketing a la calle con stands coloridos con juegos y Alexa de Amazon fue uno de los más nombrados. Ambas empresas ya trabajan con más de 400 millones de dispositivos de decenas de marcas en todo el mundo.

Con esta tendencia, la voz humana corre al smartphone del centro como control central y nos habilita a comunicarnos con los parlantes inteligentes -el hardware donde nos comunicamos con estas IA- que se multiplican en opciones y que buscan conquistar en funcionamiento y estética a los usuarios. Muy pronto, dicen, estaremos eligiendo el mejor parlante como ahora elegimos el mejor teléfono. Aunque en la Argentina aún son una rareza, en los EE.UU. ya hay más de 40 millones de altavoces en el centro de cada hogar.

En este sentido, se anunciaron tres nuevos modelos a los ya existentes. Uno muy esperado es el HomePod, de Apple; también Samsung lanza en junio un parlante con forma de gota potenciado con Bixby, con foco en un precio menor al de sus competidores (por debajo de los 200 dólares) y con un sonido de alta calidad. Samsung, por su parte, aprovechó su stand este año con demostraciones de un hogar inteligente donde todo se activa con Bixby, que hasta hoy solo vivía dentro de los celulares de alta gama Galaxy S y Note. Lenovo mostró en CES su Smart Display en alianza con Google, un parlante-pantalla inteligente que funciona con Google (similar a la Echo Show, de Amazon) en 8 y 10 pulgadas y con cámara frontal. Para conectar a sus electrodomésticos, lavarropas, televisores y heladeras, LG con su app de inteligencia ThinQ hizo alianzas tanto con Alexa como con Google. En tanto Sony y Huawei exhibieron mejoras de sus parlantes ya lanzados en la feria IFA de Berlín, y Microsoft mostró avances de su asistente Cortana, que busca abrirse camino entre los más afianzados.

Lo que continúa en el plano de la promesa es que estas IA aprendan realmente de nuestros usos y gustos, desde nuestros contactos y los horarios de la agenda hasta los estados de ánimo, las preferencias de temperatura del aire acondicionado y la música de acuerdo a las expresiones de nuestro rostro, por ejemplo. O que prepare la casa si es un día de cumpleaños o de celebración para la familia, con luces, decoración desde las pantallas y hasta aromas para cada ocasión. Si bien hubo algunas demostraciones hacia esto, son aún limitadas en aprendizaje y una evolución de sus algoritmos y experiencias de uso acumuladas prometen que brindarán una personalización al extremo en el que los dispositivos nos darán la bienvenida a casa cada vez que lleguemos y buscarán hacernos la vida más simple.

PANTALLAS PARA TRANSFORMAR

Con tecnología Micro Led, la pared (The Wall) de Samsung fue la vedette de la feria y atrajo a multitudes
Con tecnología Micro Led, la pared (The Wall) de Samsung fue la vedette de la feria y atrajo a multitudes

Aunque en CES se vean cada vez más robots y autos, hay un clásico que sorprende con sus avances año tras año; se trata de las nuevas tecnologías que aparecen en pantallas, especialmente en televisores que avanzan en tamaños y prestaciones.

Primero fue la tecnología led, luego Oled. La calidad de imagen pasó de alta resolución a alcanzar la casi perfecta 8K en la que es difícil distinguir si se trata de una proyección o de imágenes en vivo. En los últimos años se habló de Quantum Dots y, ahora, la novedad fue Micro Led, el próximo salto en calidad de imagen y en posibilidades que permite pensar a la pantalla por módulos y agrandarla y achicarla a gusto. Esta tecnología es la que se desplegó en la impresionante pantalla de casi cuatro metros nombrada The Wall (la pared) por la surcoreana Samsung. Esta TV fue la vedette de esta feria, durante los cuatro días de feria hubo que hacer colas para poder apreciar sus detalles de cerca. Al verla en un living de una casa sobre una pared y reflejando un paisaje parecía una ventana real hacia cualquier mundo que se quiera visitar con solo cambiar de canal.

¿Qué promete el microled? La tecnología Oled cuenta con píxeles construidos a partir de diodos emisores de luz. Esto hace que cada pixel emita su propia luz, por lo que puede encenderse y apagarse según el contenido que estemos visualizando. El microled, tiene una construcción con dichos diodos, pero su fabricación se hace con un material inorgánico que permite que los componentes sean más pequeños, por lo que se pueden fabricar paneles bastante más delgados. Más allá de detalles técnicos, el usuario recibe más brillo, negros más profundos y mejor contraste, lo que redunda en imágenes más realistas. Otro concepto nuevo y prometedor es el de televisores que autosanan o de restauración adaptatitva con IA. Son televisores con chips que se conectan con una base de datos en la nube para trabajar en la calidad de imagen y transformar en 8K cualquier contenido de menor calidad; un modelo que lo demostró fue el Q9S.

LG sorprendió con un pasillo de pantallas Oled curvas con las que recreó el Cañón del Colorado. De 27 metros de largo y conformado por 246 pantallas, LG Oled open frame reprodujo esta maravilla natural en video 4K UHD. También se dio el gusto de desplegar el prototipo de una TV enrollable. En una sala custodiada hasta el extremo y sin la posibilidad de hacer fotos ni videos, se pudo ver cómo de un rodillo comenzaba a aparecer una pantalla de altísima definición. Era un panel Oled 4K de 65 pulgadas, que se enrolla para quedar en modo compacto cuando no se está usando. Además, utilizará la tecnología HDR600, mejorará la calidad de imagen e incluirá nuevas opciones de conectividad. En una gama premium, también presentó sus nuevos Signature OLED 4K, haciendo énfasis en la inteligencia artificial al igual que Samsung.

Por su parte, Sony, siempre con una oferta extensa en TV, apostó en esta edición por su tecnología 4K HDR, diseñada para mejorar el contraste, color y claridad. Lo hizo bajo su marca Bravia y combina alta calidad de imagen con una pantalla Oled y un sonido inmersivo que proviene directamente de la pantalla, a través de la tecnología Acoustic Surface, entre las principales novedades en pantallas para este año.

AUTOS: LA COMPU QUE TE TRASLADA

Uno de los modelos de autos autónomos, que este año salieron a las calles de Las Vegas
Uno de los modelos de autos autónomos, que este año salieron a las calles de Las Vegas

Hace al menos cinco años que la presencia de automóviles crece año a año en CES. Antes se encontraban en un pabellón al fondo, hoy ocupan la vidriera de cientos de stands repartidos por todo el predio. Además, este enero se pagó una promesa: los autos autónomos salieron a las calles de Las Vegas. Lyft, la competencia de Uber, se asoció a la británica Aptiv y sacó a una inusualmente lluviosa ciudad su prototipo de automóvil autónomo, que tuvo una excelente performance en las calles abarrotadas de gente. Con más de 20 sensores y 10 radares, y con un conductor de seguridad, este auto recorrió desde el Boulevard principal de Las Vegas hasta el centro de convenciones con una autonomía muy precisa, que en pocas ocasiones necesitó de una corrección humana para alcanzar sus objetivos. Pizza Hut también mostró un camión autónomo para el delivery de pizza, algo que seguro seguiremos consumiendo en el futuro.

Nissan sorprendió con un casco con la tecnología Brain-to-Vehicle (B2V), que interpreta las señales del cerebro del conductor para asistir con la conducción y ayudar a los sistemas autónomos y manuales del coche. Pero la protagonista de la feria fue la china Byton con un despliegue enorme y con la promesa de que serán los verdaderos competidores de Tesla.

La compañía está formada por exejecutivos de automotrices como BMW, además de Apple, Google y de la misma firma de Elon Musk; planean lanzar un modelo eléctrico y equipado con sensores y pantallas para 2019, a 45 mil dólares. Su interior presenta una enorme pantalla que va de lado a lado para mostrar todas las notificaciones del vehículo. A su vez, el volante cuenta con otra pantalla de 10 pulgadas y diversos sensores que monitorean el estado de salud del conductor. Promete una autonomía de uso de más de 480 kilómetros con su pack de baterías de 71 o 95 kwh, que se pueden recargar al 80 por ciento en 30 minutos.

También hubo buenas demostraciones de copilotos digitales, que son los asistentes de inteligencia artificial como Assistant o Alexa, trabajando dentro de los automóviles en conexión con el resto de los dispositivos que tenemos en casa. Por ejemplo, Samsung se metió también en esta categoría -que hasta ahora no había priorizado- y desplegó pruebas de su copiloto digital, una alianza entre la compañía Harman y la inteligencia artificial de la surcoreana BixBy, que combina conexión 5G con Internet de las cosas. El tablero principal del auto despliega una pantalla Oled semicurva con información del auto, pero también del clima, y hasta permite espiar la heladera de casa y ver lo que falta comprar en el supermercado. La música y el aire acondicionado se pueden encender con sensores de gestos o comandos de voz. El retrovisor, en vez de ser un espejo, proyecta tres cámaras que muestran la parte trasera y los costados del automóvil. Si queda alguna duda de lo contundente que es la innovación en esta industria, cinco automotrices líderes anunciaron la creación de un fondo común de mil millones de dólares para financiar ideas disruptivas para los próximos cinco años, por lo que esta industria seguirá transformándose de manera acelerada y con la promesa de cambiar para siempre nuestra forma de trasladarnos.

RUTINAS MÁS AUTÓNOMAS

El deterioro del descanso es un tema de preocupación global. En la Argentina, por ejemplo, solo el 15% de los argentinos duerme las ocho horas recomendadas para adultos. En esta edición de la feria se presentó un extenso pabellón de sueño, donde se acumularon más de 50 nuevos dispositivos para ayudar a dormir mejor. Una de las novedades fue la vincha SmartSleep, que presenta una doble banda de tela muy suave que se coloca sobre las orejas y la frente. Estas contienen sensores y parlantes inteligentes que trabajan en la lectura de las ondas cerebrales. El dispositivo, de la firma Philips, monitorea el sueño y, cuando la persona alcanza su fase profunda (llamado de ondas lentas o delta), enciende una suave música que induce a continuar en ese estado por más tiempo. También, las anteojeras DreamLight, que rodean toda la cabeza con una cómoda almohadilla, prometen oscuridad o distintas luces según requiera el usuario; están pensadas para viajeros frecuentes o personas que les cuesta conciliar el sueño. Además, se mostraron distintas lámparas que buscan emular el amanecer y el ocaso, y que van respondiendo a los horarios de sueño y vigilia; cuando se programan como Somneo, simulan la luz natural y acompañan el ritmo de la respiración del usuario con luces que cambian de intensidad y color y con melodías, según las preferencias musicales.

Cada año crecen las propuestas de dispositivos para el monitoreo y el cuidado de la piel, desde espejos que nos informan si es hora de visitar al dermatólogo hasta aparatos de mano que nos brindan información detallada de la salud cutánea, como Lumini. Este pequeño tubito de mano trabaja con inteligencia artificial, sensores y cámaras para dar, en segundos, un exhaustivo examen de salud de la piel. Se coloca frente al rostro y se toma una fotografía que Lumini procesa y muestra en la pantalla del celular con porcentajes, colores y distinta información relativa a rosácea, poros, arrugas y melasma, entre otras variables, y arroja una edad para la piel. Desarrollado junto a dermatólogos, sus creadores del laboratorio de innovación Lululab de Samsung aclaran que no sustituye la visita a un especialista, pero que es un complemento con información valiosa e instantánea.

Se sumaron dispositivos para el monitoreo y el cuidado de la piel, desde espejos que informan si es hora de visitar al dermatólogo hasta escáneres para obtener información detallada de la salud cutánea
Se sumaron dispositivos para el monitoreo y el cuidado de la piel, desde espejos que informan si es hora de visitar al dermatólogo hasta escáneres para obtener información detallada de la salud cutánea

Mientras la esperanza de vida de los adultos mayores se extiende, aparecen cada vez más soluciones para asistirlos. Lo que se persigue es darles mayor autonomía y en este sentido hay desde pequeños monitores que se colocan sobre la vejiga y avisan cuando es tiempo de ir al baño -como Dfree-, que ayudan a evitar infecciones e incontinencias, hasta vehículos eléctricos personales, como Whill, para quienes no pueden caminar largas distancias, pero tampoco quieren moverse en una silla de ruedas convencional. Whill es ergonométrico y eléctrico y tiene una autonomía de dos horas, controles en el apoyabrazos para regular la dirección y la velocidad, y ruedas todoterreno que permiten sortear sin inconvenientes calles de piedra o superficies con pasto o arena.

ROBOTS: ÚTILES Y NO TANTO

Este también fue el CES de los robots. Con aspecto humanoide o de brazos robóticos, con pantallas, con ojos amigables o sumergibles, decenas de robots recorrieron los pasillos de la feria. Algunos, avanzados y eficientes; otros fallaron en sus presentaciones, demostrando que la robótica necesita madurar para ser una opción útil en la vida de las personas. Entre los que brillaron, están los deportistas mecánicos o entrenadores de juegos y deportes. Por ejemplo, Forpheus es un robot experto en ping-pong, de la firma Omron, que adapta su estilo de pegada a las habilidades del oponente mediante un complejo sistema de sensores y aprendizaje en tiempo real con Inteligencia Artifical (IA). Aunque no siempre gana sus partidas, es un duro oponente con golpes exactos y rápidos.

Forpheus es un robot experto en ping-pong, de la firma Omron, que adapta su estilo de pegada a las habilidades del oponente mediante un complejo sistema de sensores y aprendizaje en tiempo real
Forpheus es un robot experto en ping-pong, de la firma Omron, que adapta su estilo de pegada a las habilidades del oponente mediante un complejo sistema de sensores y aprendizaje en tiempo real

Un robot jugador de Scrabble de la compañía taiwanesa ITRI utiliza inteligencia artificial, visión 3D y coordinación mano-ojo. También se presentó un tablero de ajedrez con IA Squareoff, que mueve las piezas y aprende de acuerdo al juego de su oponente. Destacaron también unos brazos robóticos en el stand de Nikon. Sus nombres son Bolt y Bolt Jr y son robots cineastas que tienen cámaras y capturan el movimiento a alta velocidad y con mucha precisión, de un modo casi imposible para el brazo humano.

Generar emociones fue una de las búsquedas de los robots de este año y, a juzgar por la cantidad de asistentes que se animó a acariciar o abrazarlos, lo han logrado. Aibo es una mascota con corazón de chip que ladra y mueve la cola. Este robot perrito de Sony busca empatía, algo que se repitió especialmente desde compañías asiáticas. En Japón ya hay más de 10.000 robots Peppers viviendo junto a adultos mayores para su cuidado y compañía. Buddy, de la firma Blue Frog, está diseñado para mantener una conversación, monitorear la casa, pasar música y videos, algo así como un Amazon Echo, pero con ruedas y cara de pantalla. Otro que asegura que entiende las emociones humanas y reacciona es el 3E A18, de Honda. Su rostro digital muestra si está feliz o triste, tiene una voz graciosa y se ríe o llora de acuerdo a las expresiones de los humanos a su alrededor. Tierno y con forma de lechuza ojuda, Luka es un robot que les cuenta cuentos a niños de 2 a 8 años. Tiene precargadas cientos de historias en su base de datos.

Hubo varios mayordomos tech, aunque algunos fallaron en sus pruebas ante el público. El Aeolus Bot puede alcanzar objetos, aspirar el piso, ordenar objetos y colocarlos en su lugar por reconocimiento, y actuar como guardias de seguridad. Incluye la IA Alexa de Amazon, pero en el stand de exhibición se empacó en más de una oportunidad. Otro de limpieza prometedor, pero que en CES no quiso trabajar, fue CLOi de LG. Atrajo también muchas visitas el prototipo de una verdulería que se desliza como vehículo autónomo y que visita las casas con fruta y verdura fresca que el cliente elige en el momento. Su nombre es Robomart y reconoce los pedidos a través de sensores y cámaras. Con foco prioritario en calles de circulación controlada, como barrios cerrados, saldrá a la venta en julio. Además de planchar, otra tarea ingrata es la de doblar la ropa; para eso premiaron a Foldimate, una máquina que dobla prendas arrugadas, las pasa por un sistema de rodillos y vapor y las entrega dobladas en una pila.

La combinación de estructuras cada vez más atractivas y asistentes inteligentes cada vez más precisos aseguran un largo camino para el avance de los robots en convivencia con los humanos, pero irán quedando en el camino los que no respondan a necesidades que faciliten de verdad la vida de las personas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?