Por azar encuentran un cuadro robado de Degas

De pequeñas dimensiones, representa una escena de la ópera Don Giovani
De pequeñas dimensiones, representa una escena de la ópera Don Giovani Fuente: LA NACION
Fue secuestrado en un control aduanero y ayer confirmaron su autoría; está valuado en US$ 1 millón
Luisa Corradini
(0)
24 de febrero de 2018  

PARÍS.- Fue gracias a un excepcional golpe de suerte que el cuadro más buscado de Europa pudo ser encontrado. En un control de rutina, los aduaneros franceses hallaron en el fondo de una valija Los coristas, de Edgard Degas, robado de una exposición en Marsella hace ocho años.

Sucedió el 16 de febrero, cuando al azar la policía de aduanas decidió inspeccionar todos los equipajes de un autobús que partía de Ferrières, un suburbio al este de París, hacia Europa del Este. En una de las valijas, que ningún pasajero aceptó identificar como suya, encontraron un cuadro firmado "Degas". Incautado, los aduaneros solicitaron una inspección al Museo de Orsay "a fin de confirmar la autenticidad", según un comunicado conjunto emitido ayer por los ministerios de Cultura y de Cuentas Públicas. "Los primeros elementos de ese peritaje permiten confirmar que se trata, en efecto, de la obra buscada", precisaron.

Los coristas, un pastel que se sitúa a medio camino entre pintura y grabado, fue realizado en 1877 y representa una escena de la ópera Don Giovanni. Prestada por el Museo d'Orsay al Museo Cantini de Marsella para una exposición en 2009, la obra había desaparecido sin dejar rastro de efracción ese mismo año.

Protegido por alarmas y asegurado, el cuadro había sido retirado de su marco y disimulado, gracias a sus pequeñas dimensiones (32 x 27 centímetros). De inmediato, fue agregado a la base de datos de Interpol que lista las obras de arte más buscadas del mundo.

Considerado por los especialistas uno de los cuadros más importantes de Degas, su desaparición representaba una pérdida considerable para el patrimonio impresionista francés. En su momento, la Reunión de Museos Nacionales de Francia había estimado su valor en unos 800.000 euros (un millón de dólares). Es fácil imaginar el entusiasmo que despertó su reaparición.

"Es la buena noticia de la semana. Naturalmente nos congratulamos. Pero, sobre todo, nos sentimos aliviados. Desde 2009 no habíamos oído hablar de la obra, de modo que teníamos excelentes razones para estar inquietos en cuanto a su destino", declaró la presidenta del museo d'Orsay, Laurence des Cars.

La policía ignora por el momento la identidad de los ladrones. Y aunque ningún detalle de la investigación trascendió, se sabe que los servicios científicos de las fuerzas de seguridad analizan los más ínfimos rastros dejados en la obra.

Amante del movimiento

Pintor de bailarinas, pintor de cantantes, pintor de lavanderas? son las definiciones más comunes para calificar a Edgar Degas. El célebre pintor francés nacido en 1834 tuvo, en efecto, una preocupación principal: representar el movimiento, otorgando una atención particular a la luz.

Se dice de Degas que es una de las principales figuras del impresionismo. Sin embargo, según el crítico de arte y periodista Arsène Alexandre (1859-1937), que lo conoció bien, "jamás fue impresionista en el sentido estricto del término". Incluso mantuvo relaciones extremadamente complicadas con los otros miembros de ese movimiento.

A primera vista, Los coristas no parece haber padecido con las aventuras que vivió desde 2009. Su regreso es esperado con impaciencia por el Museo d'Orsay, que quisiera incluirlo en la gran exposición "Degas en la Opera", prevista para el otoño boreal de 2019.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios