Poder malvado

Graciela Guadalupe
Graciela Guadalupe LA NACION
(0)
25 de febrero de 2018  

"Que Dios te devuelva lo que me has deseado y que los jueces te obsequien todo lo que mereces".

(De Stolbizer, a Cristina Kirchner.)

Cristina Kirchner está arrepentida de haber tenido tanto poder. No le sirvió de nada. No la salvó de verse obligada a aceptar al traidor de Julio Cobos en la fórmula presidencial. "Este pueblo no nos merece", le decía Cristina a Néstor cuando amenazaba con renunciar tras el voto no positivo de Cobos, que la dejó pateando la tranquera de las retenciones móviles al campo. Tampoco le sirvió, ya viuda, a la hora de elegir al candidato a vice de su segunda gestión. Boudou le trajo más problemas que Trump a los norteamericanos.

Es un caso para estudio la mala puntería política de Cristina. Por las primeras escuchas judiciales en las que hablaba con Oscar Parrilli, nos enteramos de que había puesto a un "pelotudo" como secretario general de la Presidencia. Por las últimas escuchas de la semana pasada, confirmamos que no fue el único. "Ese es un pelotudo", dijo Cristina de Jorge Taiana, su compañero de fórmula para el Senado, ayer nomás. O no tiene suerte o le gusta sufrir. No vio venir el volantazo de Pichetto durante los años y años que fue jefe de bloque del FPV en el Senado. Apenas asumió Macri, confesó públicamente haber recuperado "la capacidad de pensar" para votar como le viniera en gana. "Este viejo adversario despide a un amigo", dijo Balbín al morirse Perón. "Pichetto es un traidor hijo de puta", resumió Cristina sobre su viejo amigo, ahora adversario.

A Martín Insaurralde logró colarlo en una foto entre ella y el papa Francisco. Era candidato a diputado y depositaba en el lomense todas sus esperanzas. Pero lo llamó "imbécil", cuando, ya como intendente, le traccionó a su candidatura a senadora menos votos que los que esperaba contabilizar en las PASO.

En diálogo con Parrilli -el primero de los "p"-, Cristina dijo que nunca le había dado "bola" al PJ y mandó a sus dirigentes a "suturarse el orto". En todas las escuchas, Parrilli suena como el eco de Cristina: repite lo que ella dice, en el tono en que lo dice y se adecua si se desdice. ¿La "p" será también de pusilánime?

Entre los enemigos externos, Cristina le apunta a Margarita Stolbizer. Varias veces la trató de "hija de puta". El 19 de este mes, Stolbizer le respondió por Twitter: "Feliz cumpleaños CFK! De parte mía y de mi santa madre. Que Dios te devuelva todo lo que me has deseado y que los jueces te obsequien todo lo que mereces". El mensaje sumó más de 1500 tuits y 5100 likes. Y un montón de dedos peronistas reprimidos en el aire.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?