Suscriptor digital

Comida sana, también en escuelas de Córdoba

A partir del inminente ciclo lectivo, sumarán cantinas saludables
Gabriela Origlia
(0)
26 de febrero de 2018  

CÓRDOBA.- Cuando empiecen las clases, todas las escuelas de esta ciudad deberán tener cantinas saludables. Deben asegurar el acceso a agua gratuita, no exhibir saleros y ofrecer frutas, menús con verduras y legumbres y al menos un plato para celíacos. Una ordenanza municipal sancionada en 2013 y reglamentada ahora establece la disposición.

Hasta ahora, los quioscos saludables funcionan solo en algunas escuelas municipales; su expansión será progresiva. Gabriel Acevedo, secretario de Salud del municipio, explicó a LA NACION que el disparador fue un diagnóstico de los hábitos alimentarios de los chicos. "Hay niveles preocupantes de sobrepeso y obesidad infantil", dijo.

El diagnóstico marca que, entre los chicos, hay un alto consumo de arroz, fideos y pan; que la mayoría bebe a diario bebidas azucaradas (gaseosas y jugos), que apenas consumen verduras y frutas (y en poca diversidad) y que toman menos lácteos que los recomendados para su edad.

Por eso, promueven la alimentación saludable y más actividad física. La medición del impacto será en distintas instancias; a corto plazo monitorearán la cantidad de escuelas que se sumen, y en el mediano y largo plazo valorarán si hay cambios en el consumo de alimentos en los recreos.

"En general se toman bebidas azucaradas y alimentos procesados de bajo contenido nutricional -continuó-. La idea es incorporar cereales, frutas, lácteos. Debería haber una reducción del sobrepeso, aunque es un fenómeno multifactorial".

Mediante el Programa de Salud Escolar se trabaja en la promoción de la alimentación sana en los "recreos saludables": con juegos se aprende a identificar alimentos y a elegir comidas y bebidas.

Carla, madre de un niño de tercer grado y una niña de quinto en la escuela municipal Atilio Argüello, espera que los cambios ayuden a su hija a controlar su sobrepeso y al menor, a "cuidar más los dientes".

"Me parece una medida más que atinada, necesaria e imprescindible en el contexto actual, donde son cada vez más frecuentes las patologías derivadas de la mala alimentación", opinó Diego Loza, padre de María Paz, 10 años, alumna de la escuela Nuestra Señora del Valle.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?