Diego Schwartzman nunca deja de sorprender: top 20 y título de ATP 500

Fuente: Reuters
El Peque le ganó la final de Río de Janeiro a Verdasco y desde hoy es 18° del mundo, la mejor ubicación de su carrera; recibió el trofeo de Kuerten y se emocionó; la evolución de un guerrero de los courts
Pablo Lisotto
(0)
26 de febrero de 2018  

Para Diego Schwartzman nada es imposible. Cuanto más complicado es el desafío, más se agranda. Bastó que Rafael Nadal, a quien admira y con quien suele entrenarse, declarara en el último Abierto de Australia que su baja estatura le impediría ser "un tenista súper súper top porque al final tienes un handicap en el saque" para que ese sea, justamente, su próximo gran objetivo.

En la final del ATP 500 de Río de Janeiro, el Peque (6°) superó con claridad al español Fernando Verdasco (8°) por 6-2 y 6-3, en una hora y 24 minutos de juego, y logró su segundo título en el circuito, luego de obtener el ATP 250 de Estambul en 2016.

"Nunca me hubiese imaginado una final con Verdasco, estoy contento de haber jugado con semejante jugador. Ni tampoco imaginaba que Guga Kuerten me diera el trofeo Pasaron dos años desde que gané un torneo, así que estoy muy feliz. Fue una semana perfecta para mí", expresó después del partido el porteño, que se emocionó al dedicarle la victoria a su familia, y en especial a una tía "que está pasando un momento difícil".

El Peque se permitió una broma para los respetuosos espectadores brasileños, que no dejaron de aplaudirlo: "No debe ser fácil que haya ganado un argentino aquí, pero gracias por haber venido toda la semana", dijo entre risas. Por su victoria, se llevó un premio de 370.000 dólares.

Los 170 centímetros que lo separan del suelo no parecen resultar un problema para codearse con los mejores tenistas del mundo. Incluso, aquel choque con Nadal, en Australia, había sido más parejo de lo que se hubiera previsto.

Lo analizó Rafa entonces ante una consulta de la nacion: " En el tenis uno no puede ser bajo, lento, poco agresivo, fallar. Pero si eres bajo y tienes todas las otras cosas buenas, puedes ser bueno. Y es lo que hace Diego. Es bajo, que es un handicap. Pero ser bajo y rápido tiene cosas muy buenas, siempre tienes la pelota muy cerca de ti. El sentimiento y el contacto con la pelota lo tiene cercano por la estatura. Es igual que un futbolista que es bajo: está más cerca de la pelota. Tendrá inconvenientes ser bajo, pero la realidad es que los que no han sido muy altos han sido los mejores futbolistas, porque están más cerca del balón, porque el centro de gravedad es mucho más bajo y tiene más control de las cosas".

Desde hoy, Schwartzman aparece en el puesto 18° del ranking mundial, lo que lo convierte en el 17º argentino en llegar al Top 20. Los anteriores fueron Guillermo Vilas (2°), Guillermo Coria (3°), David Nalbandian (3°), José Luis Clerc (4°), Juan Martín Del Potro (4°), Gastón Gaudio (5°), Alberto Mancini (8°), Guillermo Cañas (8°), Mariano Puerta (9°), Martín Jaite (10°), Juan Mónaco (10°), Guillermo Pérez Roldán (13°), Franco Squillari (14°), Juan Ignacio Chela (15°), Agustín Calleri (16°) y José Acasuso (20°).

Otro aspecto que no puede soslayarse es la categoría del torneo: un ATP 500 (otorgó 1.842.000 dólares en premios). Salvo Del Potro y Leo Mayer, la mayoría de los últimos triunfos de los tenistas argentinos se habían producido en ATP 250, lo que realza esta conquista de Schwartzman. El anterior vencedor de un ATP 500 de nuestro país que no sea Del Potro fue el correntino Mayer, en Hamburgo 2017. En cuanto a Del Potro, su última conquista de un torneo de este relieve fue en Basilea 2013, venciendo a Roger Federer en la final.

Además, con su presencia entre los 20 primeros, Schwartzman se suma a Del Potro. Desde julio de 2013 que no había dos argentinos ubicados en el top 20: en esa oportunidad fueron Del Potro (7°) y Pico Mónaco (20°).

Con el título obtenido por el hombre surgido de Nautico Hacoaj, la Argentina suma 218 títulos ATP en individuales. Una nómina que es encabezada por Guillermo Vilas, con 62 festejos, seguido por José Luis Clerc, con 25, y por Del Potro, con 20. Luego se encolumnan: Martín Jaite, 12; David Nalbandian, 11; Guillermo Pérez Roldán, Guillermo Coria y Mónaco, 9; Gastón Gaudio, 8; Guillermo Cañas, 7; Juan Chela, 6; Horacio de la Peña, 4; José Acasuso, Puerta, Franco Davin, Javier Frana, Alberto Mancini, Mariano Zabaleta y Franco Squillari, 3; Mayer, Federico Delbonis, Carlos Berlocq, Agustín Calleri y Schwartzman, 2, yHoracio Zeballos, Christian Miniussi, Gabriel Markus, Hernán Gumy y Roberto Argüello, 1.

Revancha en Acapulco

La casualidad hará que Schwartzman y Verdasco vuelvan a enfrentarse de inmediato. Mañana estarán otra vez cara a cara, por la primera rueda del ATP 500 de Acapulco, aunque sobre cemento.

El argentino, 27° cabeza de serie, es uno de los dos argentinos que competirá en suelo mexicano. El otro es Del Potro, que debutará frente al alemán Mischa Zverev (53º del ránking). El objetivo de Delpo en Acapulco es dar vuelta rápido la página después de su opaca tarea en Delray Beach, donde se despidió en octavos de final frente al estadounidense Frances Tiafoe.

El español Rafael Nadal, N° 2 en el ranking, encabeza el listado del certamen. Luego de la lesión que sufrió en la pierna derecha en los cuartos de final del Abierto de Australia a fines de enero, el mallorquín mantuvo su compromiso de asistir al torneo de Acapulco y puso especial énfasis en su rehabilitación.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.