La Bombonera habló: todos los cantitos de los hinchas de Boca por la Copa Libertadores y la final contra River

Todo Boca celebra el gol de Tevez, el tercero desde su regreso a Boca.
Todo Boca celebra el gol de Tevez, el tercero desde su regreso a Boca. Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Fernando Vergara
(0)
26 de febrero de 2018  • 08:17

"La gente siempre es un termómetro de la actualidad del equipo", suelen repetir a menudo los entrenadores de fútbol. Con los condimentos de siempre, ayer La Bombonera dejó en claro que Boca encontró el juego que no había mostrado en sus últimos compromisos, que recuperó el apetito voraz, goleó a San Martín de San Juan, sumó 43 unidades en la Superliga y le sacó 12 a sus perseguidores Talleres (un choque pendiente) y San Lorenzo (dos pendientes). La gente gritó, saltó y levantó los globos azules y amarillos. Y como es costumbre cada vez que se acerca un momento cumbre para el equipo, los simpatizantes xeneizes volcaron masivamente su apoyo en una cancha que siempre genera una resonancia especial. Ayer, River y la Copa Libertadores estuvieron presentes de manera permanente en el mítico estadio.

Esta vez, en Boca, el partido fue una excusa para poner de manifiesto los desafíos que más movilizan al club en estos días, el comienzo de la máxima cita continental y la final de la Supercopa contra River. A favor: volvió a golear y desempolvó otro espíritu, otra voracidad con respecto a sus últimos compromisos. Para el puntapié inicial en la Libertadores, claro, apenas restan tres días y la previa ilusiona por completo al pueblo xeneize. Un detalle para nada menor en una institución acostumbrada al roce internacional y que el año pasado tuvo que observar desde la resignación todo lo que sucedía fronteras afuera.

En la previa y en la casa de Boca, las cargadas estuvieron siempre dirigidas a River. Surgen gritos desde los cuatro costados de un escenario revuelto, alborotado. Sin embargo, se escuchó una ovación especial. "Que de la mano, de Carlos Tevez, todos la vuelta vamos a dar", entonó la tribuna azul y oro para recibir una vez más a su ídolo, que ayer marcó su tercer gol en cinco partidos (San Lorenzo, Banfield y San Martín).

Con el encuentro en marcha, el ánimo del público estuvo guiado de acuerdo con lo que sucedía en el césped. Aunque en los primeros instantes, sobre todo desde que Boca se puso 1-0 a los tres minutos, el aliento resultó insostenible y explotó unos segundos más tarde, con el 2-0 logrado por Cristian Pavón. "Es para vos, es para vos.", se escuchó. La pelota fue de un lado a otro. Se conmovieron, en definitiva, con ese sentimiento de sentirse líderes desde hace casi 450 días. El repertorio, además, se extendió al resto de los equipos grandes: "Llora River, el Ciclón y la Academia, porque saben que este año los bosteros dan la vuelta".

Fernando Gago, desde afuera y sentado en la boca del túnel, gesticulaba: "Así me gusta, así me gusta". A su lado estaban las otras dos piezas vitales con las que Boca no puede contar por lesiones: Darío Benedetto y Pablo Pérez. Ajenos a los referentes y en el medio de una polémica con los arbitrajes que parece estar lejos de acabar, los hinchas de Boca seguían con las canciones dedicadas a sus máximos rivales: "Borombombón, Borombombón, el que no salta es un llorón", disparaban otro mensaje sin codificar para el tradicional adversario. Y más tarde: "Los de abajo son gallinas y no paran de llorar", gritaban al mismo tiempo que celebraban la destacada actuación del conjunto de los mellizos.

Si bien el calendario indica que todavía faltan un par de días para que comience marzo, uno de los períodos marcado a fuego en el itinerario de Boca, el mes bisagra arrancó ayer frente a los cuyanos. La seguidilla de encuentros que culminará el 18 frente a Atlético Tucumán incluye, entre otras cuestiones, el debut del próximo jueves contra Alianza Lima (a las 21.30) y la final contra el elenco de Marcelo Gallardo el 14 de marzo. En la Bombonera, el respaldo casi no cede. "Y dale dale Bo, queremos la copa", repitieron los hinchas en cada una de las tribunas. El desafío asoma mayúsculo: el xeneize disputará seis partidos en 21 días; es decir, uno cada 84 horas. En el inicio del camino, con el 4-2 frente a los sanjuaninos, Boca disfrutó del primer paso. "Volvimos a ser el equipo que todos conocemos. Fuimos muy superiores, creamos muchas situaciones de gol y Pavón junto a Tevez jugaron un gran partido, lo mismo que Cardona", dijo el entrenador Guillermo Barros Schelotto.

Veneraron a Tevez en su salida y la celebración inicial de Wanchope Ábila en el club desató la euforia final. Por primera vez en el año y a pesar de algunas desatenciones en defensa, en Boca pareció que las piezas de la delicada porcelana encajaron con perfección china. Los jugadores festejaron con mesura. Y, en cuanto al clima previo en el arranque de un mes estimulante, a la gente, al color, a la fiesta popular que sólo el fútbol puede desatar, el ambiente fue acompañado con la canción que suele ser entonada inevitablemente en estos casos: "Yo te quiero Boca Juniors, yo te quiero de verdad; quiero la Libertadores", vociferaron los boquenses con muchas ganas, rematando el cántico con el conocido recuerdo para River. Una, dos, tres... quién sabe cuántas dedicatorias partieron hacia Núñez. Todas se envalentonaron con los 24 puntos de diferencia del líder con respecto al conjunto de Marcelo Gallardo.

Las luces, lentamente, se van apagando. Les piden a los últimos hinchas que abandonen una platea. "Nos vamos muy felices por primera vez en el año", remarcaron. Boca recuperó la contundencia previo a su debut en la Libertadores. Apenas faltan tres días para que los de la Ribera regresen al plano internacional. Mientras proyectan con responder a la genética copera que le inoculó Carlos Bianchi y quedó marcada a fuego desde el 2000, el equipo de los Barros Schelotto se encamina para retener el título local en la Superliga. En tanto, la Bombonera dictó que el desafío más grande será ganarle la Supercopa Argentina a River. Y en un camino bastante más extenso, sueñan con volver a la cima de América después de 11 años.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?