Sin oferta oficial, el dólar cerró en un nuevo máximo histórico: $20,48

El dólar arrancó ayer ya en alza respecto del viernes y se aceleró en la última media hora
El dólar arrancó ayer ya en alza respecto del viernes y se aceleró en la última media hora Fuente: Archivo
El billete operó en alza en una plaza atenta a señales oficiales; se cree que así buscan atraer demanda extranjera por los bonos en pesos que el Gobierno vende desde hoy
Javier Blanco
(0)
27 de febrero de 2018  

La cotización del dólar se disparó ayer, lo que llevó al billete a marcar un nuevo máximo histórico nominal tanto para la venta al público ($20,48) como para el cambio mayorista ($20,20), valores que son 13 y 20 centavos superiores a los registrados el 9 de febrero. Así, el billete anotó subas de 20 y 22 centavos en cada segmento de negocios (1,1%), lo que supone avanzar en una jornada lo que en la semana anterior le había tomado los cinco días, al cabo de una rueda en la que se negoció siempre en alza, por presión de una demanda que se mantuvo firme.

Sin embargo, el aumento se aceleró al final de la rueda, cuando, según coincidieron en mencionar distintos operadores, el mercado tomó nota de que no había voluntad oficial de controlar o limitar su alza. Es que en las últimas ruedas fue común que el Banco Nación cargara regularmente en el sistema con el que opera el mercado órdenes de venta que, aunque pequeñas, servían para "tirar puntas de mercado".

Pero ayer el banco oficial "se corrió, lo que dejó a la plaza en los últimos minutos operando sin ofertas de venta en pantalla", coincidieron ante LA NACION varios operadores. "Por primera vez en mucho tiempo, las pantallas no exhiben sobre el cierre posturas de venta del dólar en el mercado mayorista", reportó el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios. "El mercado cerró sin oferta, por eso no llamó la atención que haya clausurado el día en máximos", coincidió Agustín Álvarez, de Global Agro Brokers.

La ausencia de "oferta testigo" oficial no hizo más que generar las condiciones para que comenzara a ralear hasta desaparecer la oferta privada, lo que ayudó a que tomara aceleración la devaluación del peso. "Solo en la última media hora, el dólar subió 10 centavos, con un volumen de 70 millones operados, sobre el total de US$718 millones operados en el día", refirió Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

Todo sea por vender bonos

Los operadores sospechan que la movida formó parte de una estrategia del Ministerio de Finanzas para alentar la suscripción por parte de los inversores extranjeros de los dos nuevos bonos en pesos indexados que el Gobierno sale a vender desde hoy hasta mañana, en un intento por alentar su compra con divisas, ya que el movimiento del dólar se produjo en una jornada de baja para esta divisa en el mercado mundial y de tasas de interés estables en la plaza local.

El tipo de cambio al que harán la suscripción se define hoy (será el de referencia fijado por la circular 3500 del BCRA) y "si es algo más alto seguramente ayudará a predisponer a este tipo de inversores a pedir algo menos de tasa", explica Nicolás Chiesa, de Balanz Capital.

En el mercado se sabe que la apuesta es mostrar a la banca internacional y a las calificadoras que el Gobierno tiene abiertas fuentes de financiamiento que no dependen del clima global, por lo que es menos vulnerable de lo que ellos suponen. Por ejemplo, la calificadora S&P, que puso a la Argentina como la segunda economía más expuesta a los cambios de tasa en el mercado internacional, sólo detrás de Turquía.

De allí que el objetivo de Finanzas es cerrar febrero asegurando algo más del 50% de los fondos que el país precisa para cubrir sus necesidades (financiar el déficit y cumplir con los pagos de deuda) en 2018, lo que compromete a captar entre hoy y mañana el equivalente a otros 3000/3500 millones de dólares con bonos en pesos con vencimiento en los años 2020 (a tasa fija mensual del 1,6012%, pero con cláusula gatillo por si la inflación supera ese nivel) o 2023 (en pesos indexados), monto que solo sería posible con el ingreso de divisas del exterior.

Por lo pronto, la jornada dejó así una ganancia de competitividad del 1,15% para el peso, según el índice de cambio nominal multilateral del BCRA, que seguramente agradezcan los exportadores. Pero, a la vez, alentó los temores por el impacto que el sostenido aumento del dólar puede tener en la inflación.

"Las fuertes compras de dólares registradas en los últimos 60 días demuestran que nuestra sociedad no esta preparada para saltos abruptos en su cotización. La flotación administrada es la respuesta para una economía en transición", recomendó por Twitter el ex presidente del BCRA Martín Redrado. "A no confundirse: el billete arriba de $20 está guiado por la convicción del Gobierno de que un dólar mas alto beneficiará la expansión económica. En corto plazo eso puede funcionar, pero en un par de meses la inflación te lo come", advirtió por la misma red el economista y catedrático Germán Fermo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.