Los múltiples negocios de Piqué, desde el fútbol hasta su sueño de convertirse en presidente del Barcelona

El central del Barça, que hizo un curso en Harvard, tiene empresas de videojuegos, de anteojos, de bebidas energéticas, de hamburguesas y un medio de comunicación.
El central del Barça, que hizo un curso en Harvard, tiene empresas de videojuegos, de anteojos, de bebidas energéticas, de hamburguesas y un medio de comunicación. Fuente: AFP
Juan I. Irigoyen
(0)
27 de febrero de 2018  • 00:33

BARCELONA.- Madre, médica; padre, empresario. Él, central del FC Barcelona. "¿El fútbol?", pregunta Gerard Piqué , en un tono medio burlón, a su grupo de amigos. "El fútbol es sólo un hobby". No parece mentir. A sus 31 años, el jugador del Barça está cada vez más metido en el mundo de los negocios, como el proyecto para darle vida a una nueva Copa Davis . El tenis es el último business del defensor. Empresario, inversionista, también ofició de intermediario entre el Barça y Rakuten. La empresa japonesa (competencia de Amazon) patrocina la camiseta azulgrana por 55 millones de euros por temporada.

En el último verano europeo, Piqué pagó 10 mil dólares a la Universidad de Harvard por un curso de cuatro días dedicado al mundo del entretenimiento, los medios y el deporte. La actriz Katie Holmes y el jugador de la NBA, C. J. McCollum, fueron algunos de sus compañeros de clase. No era la primera vez que el futbolista cazaba los libros, antes ya había pasado por un profesor particular de economía. No son decisiones caprichosas, Piqué se educa para mejorar su capacidad de gestión en sus múltiples emprendimientos.

El primero fue Kerad Games. Una empresa, que cuenta con más de 50 empleados dedicada a la creación y venta de juegos online. "Una vez por semana, según sus compromisos con el Barça, Gerard viene a la oficina. Nos saluda a todos los que trabajamos, charla un rato con nosotros y después se pasa la tarde en reuniones", cuenta uno de los empleados de la compañía. Al mejor estilo Silicon Valley pero en Sant Joan Despí (localidad donde el Barcelona tiene su ciudad deportiva), la oficina de Piqué tiene el piso de césped artificial, arquitos de fútbol, PlayStation, Wii y en las paredes hay camisetas de fútbol, como la de Xabi Alonso, Totti, Ibrahimovic y Luca Modric, entre otros. El central también tiene acciones de Natrus (hamburguesas ecológica), Kypers (anteojos), 426 miles (bebida energética), además de ser la cara de The Players Tribune, un medio de comunicación creado por los deportistas.

La vaca lechera de Piqué, en cualquier caso, continúa siendo su pierna derecha. Nada le genera tantos ingresos como su sueldo en el Barcelona. Tras su última renovación, en enero, el defensor pasó a estar entre los que más cobran, después de Messi, Luis Suárez e Iniesta. Sin embargo, el objetivo de Piqué no pasa por los negocios. Su sueño es convertirse en el presidente del Barça (es un cargo ad honorem). Según sus compañeros, hace rato que Piqué vive en campaña. "El presi", lo llaman en el vestuario.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.