Suscriptor digital

El director Kevin Smith sufrió un infarto, pero fue salvado a tiempo

Kevin Smith se descompensó luego de dar un show stand-up, y decidió ir de manera urgente a un hospital. Estaba sufriendo un infarto masivo y de no haberse apurado, hubiera muerto a las pocas horas
Kevin Smith se descompensó luego de dar un show stand-up, y decidió ir de manera urgente a un hospital. Estaba sufriendo un infarto masivo y de no haberse apurado, hubiera muerto a las pocas horas Fuente: Archivo - Crédito: AP
(0)
27 de febrero de 2018  • 01:54

En la mañana de ayer, el director Kevin Smith informó a través de sus redes sociales que sufrió un infarto de corazón, y que estuvo muy cerca de morir. Acompañado de una fotografía luego de salir de quirófano, el director escribió una extensa reflexión sobre lo que sucedió, y cómo logró salvar su vida por tan solo cancelar un monólogo. “Luego de dar el primer show empecé a sentirme nauseabundo (…) . Empecé a transpirar a lo loco y sentía una presión en mi pecho. Resulta que estaba teniendo un infarto (…). Si no hubiera cancelado mi segunda presentación para ir al hospital, el médico me dijo que hubiera muerto esta noche”.

En el texto, Smith repasa el terrible momento que le tocó vivir, pero cómo logró serenarse a pesar de todo. “Esto es lo que aprendí de esta crisis: morir siempre fue la cosa que más me asustó en la vida (…); pero incluso cuando me abrían la ingle para deslizar el stent, me desbordó una sensación de calma", detalló y siguió: "Tuve una gran vida; amé a mis padres que me criaron para ser la persona que soy. Tuve una extraña y maravillosa carrera en todo tipo de medios, amigos maravillosos, la mejor esposa del mundo y una hija increíble que me convirtió en papá (…). Hablando a groso modo, estaba todo bien si ese era el final, si así tenía que ser”.

En el extenso posteo, el director de Clerks y Dogma también mencionó que probablemente deberá cambiar sus hábitos alimenticios. “Quizás sea hora de hacerme vegano”, escribió y culminó el texto diciendo: “No quiero que termine mi vida pero si tiene que ser así, no puedo quejarme. Fue un gran obsequio”.

Como era de esperar, apenas comenzó a viralizarse el posteo de Smith, muchas celebridades de Hollywood le escribieron mensajes para desearle una pronta recuperación. El primero que se pronunció sobre el tema fue Chris Pratt , que escribió en Twitter: “Kevin, no nos conocemos demasiado pero te amo desde Clerks y me estoy matando a rezos por vos porque creo en el poder curativo de la oración. Gente, ¿pueden rezar conmigo?”.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?