Suscriptor digital

BGH cerró una planta en Tucumán donde trabajaban 49 empleados

La empresa tecnológica dejará de refabricar los aparatos decodificador y mudará la unidad de reparación de teléfonos móviles a Buenos Aires; desvincularon a 49 trabajadores
La empresa tecnológica dejará de refabricar los aparatos decodificador y mudará la unidad de reparación de teléfonos móviles a Buenos Aires; desvincularon a 49 trabajadores Fuente: Archivo
Sofía Diamante
(0)
27 de febrero de 2018  • 14:43

La empresa tecnológica argentina BGH cerró el jueves pasado su planta de reciclado de celulares y decodificadores de Tucumán. Según explicó la compañía, ya no se refabricará más los aparatos decodificadores, mientras que el reciclado de los teléfonos móviles se realizará en Buenos Aires. La empresa desvinculó a los 49 trabajadores que estaban empleados allí.

La planta de Tucumán sumaba más de 40 años de actividad interrumpida. Antes de la crisis de 2001, la empresa producía aires acondicionados y hornos microondas; luego se convirtió en una recicladora de celulares y decodificadores. En la última década tuvo su pico de funcionamiento en 2011, con más de 350 empleados. En los últimos años, entre retiros voluntarios y finalización de contratos, la compañía contaba con una plantilla de 49 personas, que recibirán ahora la indemnización por despido.

"La tecnología cada vez se renueva con mayor frecuencia y con la posibilidad de importar decodificadores más modernos, la operación resultó inviable económicamente. Solamente con el reciclado de celulares la planta era insostenible", dijo Tirso Gómez Brumana, director de Asuntos Corporativos de BGH, a LA NACION.

En septiembre de 2017, BGH había anunciado que cambiaba el núcleo del negocio de Positivo BGH, la marca de computadoras portátiles de la empresa: pasaba de fabricar dispositivos a importarlos, luego de que el Gobierno eliminara el 35% de arancel para comprar los equipos del exterior.

El grupo BGH y la compañía brasileña Positivo tenían una fábrica en Tierra del Fuego, Informática Fueguina Sociedad Anónima (IFSA), donde se ensamblaban netbooks y notebooks. Si bien la planta no realiza más informática, la razón social IFSA sigue existiendo y comercializa los productos marca BGH Positivo y BHG, tanto notebook como tabletas.

En un comunicado, la empresa dijo sobre el cierre último que "como consecuencia de la dinámica del mercado local, que alteró la sustentabilidad económica de la planta de Tucumán, en la que se realizaba el reciclado de celulares y decodificadores, BGH debió tomar la difícil decisión de proceder al cierre definitivo de dicha operación".

"En el último tiempo la empresa estuvo haciendo grandes esfuerzos por buscar soluciones alternativas, en permanente diálogo con las autoridades nacionales y provinciales, pero finalmente no quedó más opción que el cierre definitivo, con la desvinculación de los 49 trabajadores que permanecían empleados", continuaba el texto.

La empresa tecnológica argentina, fundada en 1913, afirmó que mantendrá sus tres unidades de negocios: BGH Consumer, a través de la cual fabrica los aparatos electrónicos en la planta de Río Grande; BGH Tech Partner, que desarrolla servicios de tecnología para empresas y gobiernos; y BGH Services, la cual provee servicios de reparación técnica de los equipos celulares.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?