Dólar en movimiento: las razones de la volatilidad y el impacto en los precios

El dólar marcó ayer su récord histórico a $20,48 y afianzó su movimiento volátil cuando el Gobierno anunció el cambio de las metas de inflación del 12
El dólar marcó ayer su récord histórico a $20,48 y afianzó su movimiento volátil cuando el Gobierno anunció el cambio de las metas de inflación del 12 Fuente: Archivo
Julia D'Arrisso
(0)
27 de febrero de 2018  • 15:08

Tras marcar un nuevo máximo histórico, luego de cinco ruedas consecutivas en alza, el dólar cotiza hoy estable. Según el relevamiento diario que realiza el Banco Central (BCRA) la divisa se pacta a $20,49 en su punta vendedora en el mercado minorista y a $20,20 en el mayorista.

Desde que el Gobierno anunció el cambio de metas de inflación el 28 de diciembre pasado, que pasaron del 12% al 15%, el dólar se disparó de los $18,78 el día anterior a los $19,46 en solo 24 horas. La tendencia alcista continuó y, en dos meses, se apreció 8,5%.

La divisa, que ayer había sumado 20 centavos al intercambiarse a $20,48 y pasar así su récord anterior del 9 de febrero de $20,35, acumuló la semana pasada una suba de 23 centavos. ¿Pero a qué se debe y hasta cuánto puede subir?

El dólar sumó ayer 20 centavos y superó su récord anterior del 9 de febrero de $20,35; la semana pasada había acumulado una suba de 23 centavos.
El dólar sumó ayer 20 centavos y superó su récord anterior del 9 de febrero de $20,35; la semana pasada había acumulado una suba de 23 centavos. Crédito: Shutterstock

Los especialistas coinciden que el último recorte de la tasa de Lebacs , aunque leve (era de 27,25% la letra más corta y pasó a 26,75%) , impulsó las últimas alzas en la cotización, y a eso se le sumó la suba de tasas de interés de los Estados Unidos, que le agregó presión cambiaria al mercado.

"Se junta un componente de suba de tasas de Estados Unidos, mayor tensión en los mercados globales, la expansión monetaria de Lebacs, en un contexto en que el Banco Central fue perdiendo credibilidad en la meta de inflación y eso debilita la demanda de pesos y ayuda a presionar en el tipo de cambio", dijo Federico Furiase, director de la consultora EcoGo, al explicar la volatilidad del dólar.

¿En dónde impacta más el máximo histórico del dólar?

2:37
Video

Gabriel Zelpo, economista Jefe de Elypsis, por su parte, entendió que la tendencia al alza responde en gran parte a una "política monetaria más expansiva", que surgió después diciembre, cuando el Gobierno cambió las metas de inflación del 12% al 15%.

"Esto provoca que las tasas rindan menos en pesos, pero la volatilidad no es el problema. Ayuda en cierta medida a que la gente observe al tipo del dólar para decidir el resto de los precios.

Afecta a la inflación porque impacta en el conjunto de precios. Y Argentina es tiene una economía bastante dolarizada", analizó.

En relación al traslado a precios, el economista señaló que en los productos transables - alimentos, celulares, autos y naftas- fue donde se percibió mayor impacto. "También perjudica a los tomadores de créditos hipotecarios a tasa variable principalmente por la dinámica en alza durante el momento en que se tramita un crédito y la aceleración del capital de la deuda", expresó.

Martín Alfie, economista de la consultora Radar, opinó que la dinámica del tipo de cambio tiene que ver con una tensión producida por el cambio de las metas de inflación, en un momento en que "el mercado le está tomando el pulso al Banco Central".

El último recorte de la tasa de Lebacs impulsó las últimas alzas en la cotización, y a eso se le sumó la suba de tasas de interés de los Estados Unidos y la sequía en época de cosecha agregó presión cambiaria al mercado.
El último recorte de la tasa de Lebacs impulsó las últimas alzas en la cotización, y a eso se le sumó la suba de tasas de interés de los Estados Unidos y la sequía en época de cosecha agregó presión cambiaria al mercado. Crédito: Shutterstock

"La baja de tasas hace que para los grandes inversores sea menos atractiva la inversión en pesos, entonces se inclinan por dolarizar sus carteras", sostuvo. Y agregó que a este escenario se le suma el contexto de paritarias, en las que se toma en cuenta la suba del tipo de cambio y los índices de inflación para definir el aumento de los salarios.

"La tendencia del dólar depende del Banco Central. Dejarlo correr en temporada de paritarias es arriesgado porque se pone presión a los precios", analizó Alfie. Otra variable que impacta en la cotización del dólar es la sequía que afecta las cosechas. "Entre marzo y junio es la temporada de mayor liquidación de dólares por la cosecha agropecuaria. Si bien los precios pueden compensar, se están recortando las proyecciones de exportación. Eso puede anticipar una menor oferta de dólares", señaló.

Por su parte, Fausto Spotorno, director del estudio Ferreres, afirmó que la volatilidad del dólar no se traslada directamente a la inflación, pero sí percibe un impacto en los precios, por ejemplo, a bienes vinculados con las exportaciones.

"Los movimientos chicos no tienen grandes impactos sobre la inflación, pero sí sobre el precio mayorista. El precio minorista, tiene en el medio muchos costos, como la distribución", consideró.

"Creo que el dólar va a estar alrededor de $22 para fin de año y la volatilidad se va a mantener durante la semana y algunas más, justamente porque no vamos a saber cuánto da la cosecha argentina hasta que se levante y cuánto se exporta", finalizó.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.