Estudiantes de La Plata empató sin goles con Nacional de Montevideo en su debut en la Copa Libertadores

Copa Libertadores
  • P

  • P
Estudiantes La Plata

Estudiantes La Plata

Nelson Fernández
(0)
1 de marzo de 2018  • 07:00

MONTEVIDEO. Empate y punto. Sin discusión, pero con varias lecciones para los entrenadores. Estudiantes vuelve a la Plata con un punto de visitante y eso no es poca cosa. Jugar en la cancha del Nacional de Montevideo, un estadio de dimensiones acotadas donde la hinchada local se hace sentir, tanto como para soplar la pelota hacia el arco rival, debutar en la Copa Libertadores y evitar una derrota, es un mérito como para que el Pincharrata encare el próximo partido con más calma.

No fue un partido vistoso, fue trabado, entreverado y con un empate justo. Nacional quiso más, pero no hizo méritos como para quedarse con los tres puntos. Estudiantes no brilló pero logró manejar el partido .

Y el tiempo le corría a favor, para mantener el empate a cero, y mantener expectativa hasta al final, para que sin arriesgar demasiado pudiera sorprender con un grito de gol. Pero nada de eso se veía fácil.

El manejo de pelota que tuvo Estudiantes, sin profundidad, pero defendiendo bien, le fue bajando el ritmo que quiso imponer Nacional. El local buscaba vértigo, presionar, ahogar en el área a su adversario, pero no hubo situaciones de gol, porque no el tricolor uruguayo no podía hilvanar jugadas como para arrimarse al arco con la sensación del toque mortal.

El DT locatario, el "Cacique" Medina, gritaba desde el costado y pedía más a su equipo, reclamaba fuerza y avance. Pero al fútbol no se gana sólo con ganas.

Estudiantes supo que jugaba con el cansancio del rival, el nerviosismo por la obligación de ganar que siente el local, se manejaba bien y cuando podía buscaba su chance.

Las ofensivas platenses fueron pocas, pero suficiente para no permitir a Nacional imprimir el ritmo rápido. Lo logró sobre mitad del primer tiempo, y en la segunda etapa hubo momentos para uno y para otra. Nacional era puro empuje, pero sin armonía en su avance, sin que hubiera una estrategia para aprovechar una vulnerabilidad

La pirotecnia ubicada fuera del histórico Parque Central, apareció a destiempo. Ni en la salida de los equipos, ni al comienzo, ni al final para celebrar una victoria. Unos minutos antes del partido, un encuentro sin emociones, sin polémicas, pero con lecciones para los dos equipos. Nacional deberá cambiar para tener chance en la Copa, y Estudiantes podrá soltarse más para aprovechar espacios de sus adversarios, sin ser tan prudente.

Al final del partido, el DT pincha, Lucas Bernardi, dijo que se iba con "la tranquilidad de hacer un partido sólido".Y agregó: "Hay mucho para mejorar, pero en líneas generales queda la expectativa de seguir creciendo".

Reconoció que en "los primeros diez minutos" su equipo no pudo "controlar" el juego pero eso no le costó claro: "no tuvimos muchos inconvenientes; nos costó poder asociar juego para encontrar hombres libres, pero nos deja cosas positivas y mucho para mejorar"

.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.