Suscriptor digital

Silvestre y Andrea Del Boca, protagonistas de un escándalo vintage

El cantante contó su versión sobre el comienzo del romance y la actriz fue lapidaria en su respuesta
El cantante contó su versión sobre el comienzo del romance y la actriz fue lapidaria en su respuesta
(0)
28 de febrero de 2018  • 00:52

En los años ochenta fue un escándalo: la dulce y angelical Andrea Del Boca , en plena adolescencia, de novia con Silvestre , un hombre casado y varios años mayor. El tiempo pasó y cada uno hizo y deshizo su propio camino, pero esta semana volvieron a ser, otra vez, protagonistas de una nueva polémica.

El actor y cantante, casi cuatro décadas después, dio su versión de los hechos. Una versión que no deja para nada bien parada a la madre de la actriz. "Yo estaba en el camarín de ATC y entró Ana María Castro, la mamá de Andrea y me dice ‘José, te tengo que pedir un favor. Andrea llora todas las noches por vos. Invitala y desilusionala’”, relató en Mauro, la pura verdad.

La anécdota no se agotó allí. "La invité a tomar un café, traté de desilusionarla pero fue al revés. Se enganchó más. El único que sabía que salía con ella era mi representante y él me aseguró que no contó nada. La que había hecho pública la noticia había sido la familia Del Boca para mediatizar el tema y que se hablara del romance Andrea-Silvestre”, aseguró.

En tanto, la respuesta de Del Boca no se hizo esperar. "¡Qué vergüenza! ¡Qué poco hombre! Después de 36 años, y por promoción, miente sobre mi madre y sobre mi vida", escribió la protagonista de Celeste en su cuenta de Twitter.

El tuit de Andrea Del Boca
El tuit de Andrea Del Boca Crédito: Captura de pantalla

La relación entre Del Boca y Silvestre comenzó mientras protagonizaban, en 1982, la telenovela Los cien días de Ana. En ese momento, el actor tenía 29 años y estaba casado con Déborah Ramos, una modelo que en ese momento estaba esperando al tercer hijo del actor. El romance terminó -no en buenos términos- en 1987.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?