Un colegio argentino llegó a la final de un certamen internacional de robótica

Una vista de cómo se desarrolla la competencia
Una vista de cómo se desarrolla la competencia Crédito: Gentileza Colegio Esteban Echeverría
Irina Sternik
(0)
1 de marzo de 2018  • 00:14

Desde hace 19 años la empresa Lego organiza un certamen de renombre internacional, el First Lego League (FFL), que busca impulsar las actividades informáticas en las escuelas del mundo, aunque en los países de habla hispana este concurso arrancó en 2004 y en la Argentina, en 2010.

Desde entonces, todos los años se propone una temática para trabajar con los kits Mindstorms, su rama de robótica para niños. Este año, el lema de Lego Education junto con la organización First fue la importancia del agua en el mundo y qué hacen los humanos por ella. El desafío, pensar soluciones relacionadas con dinámica de fluidos, presentar un proyecto, explicar cómo llegaron a él y participar.

Así lo hicieron seis estudiantes del colegio Esteban Echeverría, que participaron y ganaron el podio en la 4ta Olimpiada de Robótica, Programación y Videojuegos en Montevideo, organizada para la región por el Plan Ceibal con 42 equipos de la Argentina, Brasil, Paraguay y Brasil, integrados por estudiantes de 9 a 16 años. Su próximo paso será representar a la Argentina en la Liga Lego, que se celebrará del 18 al 21 de abril en Houston, Estados Unidos, para competir con chicos de otros colegios de Europa, Asia, Oceanía y América.

Los alumnos del equipo H2O en Maza que participarán en el certamen
Los alumnos del equipo H2O en Maza que participarán en el certamen Crédito: Gentileza Colegio Esteban Echeverría

Limpiar el agua

Los finalistas son Micaela Nuñez y Victoria Agnelli, de tercer año, y Franco Navone, Ignacio Leo, Tomás Spano y Ivan Janier, de primer año; se agruparon bajo el nombre de "H20 en Maza" y crearon una solución para la reutilización de aguas grises. "Encontramos que hay dos problemas muy importantes a resolver: la contaminación del agua y la falta de conciencia en el cuidado de la misma. Analizamos las formas de potabilizar el agua de manera eficiente, reutilizar de manera óptima la existente y por último detener la contaminación de las napas más afectadas" explica la profesora Alicia Siri, que junto con Guillermo Maza integran el Sistema Pedagógico Vaneduc (SPV) y coordinan el proyecto del colegio Esteban Echeverría.

La institución tiene talleres de robótica y programación desde séptimo grado hasta quinto año y dentro de acuerdos de Cooperación, trabaja con la Universidad Abierta Interamericana (UAI), donde especialistas también asesoran y capacitan a los chicos.

"Sabíamos lo que teníamos que hacer, pero era una gran prueba para todos nosotros demostrar como funcionábamos como equipo y superar nervios y diferentes desafíos propuestos por un concurso tan grande" dicen los galardonados (Nuñez y Agnelli, de 14 años y Navone, Leo, Spano e Janeir, de 12).

El desafío 2017/2018 del First Lego League

6:00
Video

18 pruebas

En el desafío final para el que viajan a Estados Unidos, "el robot debe sortear 18 pruebas, en un total de dos minutos y medio. Todas están vinculadas al cuidado del agua; desde la limpieza y movimiento de piezas de manera ordenada de un lugar a otro, hasta el giro de un grifo, pasando por la correcta colocación de cañerías. Todo se hace ante la mirada de un juez que penalizará al equipo en caso de no cumplir rigurosamente con los desafíos", explica Maza.

Previo a viajar a Uruguay, la UAI les envió la alfombra con las 18 misiones construidas íntegramente con piezas de lego: "Así pudimos desarrollar las actividades y practicar con nuestro robot en la misma "arena" que se usaría después. Nuestro desafío era la organización y el tiempo" explican los estudiantes, que lograron que la programación del robot pudiera sortear todas las pruebas en el tiempo establecido, pero con la mejor estrategia: "En algunas ocasiones llegamos a trabajar 20 horas semanales fuera de nuestro horario escolar, pero siempre con mucho entusiasmo. Hablábamos todo el tiempo por Whatsapp o redes sociales. Ganar en Montevideo nos motivó como nunca y ahora esperamos hacer un buen papel, representando a la Argentina en el mundial". Los chicos hacen hincapié en el aprendizaje que les dejó todo el proceso, no sólo de robótica, sino también de la importancia del agua como recurso natural y vital.

Es la primera vez que un equipo argentino llega a esta instancia final y para lograrlo, aún necesitan un impulso: "Para la competencia se necesitan resolver algunos de los costos del viaje a través de sponsors y armar el material final: un póster de valores donde quedará reflejado con palabras e imágenes todo el trabajo de investigación, desde la problemática y la fundamentación de una solución innovadora a este problema, hasta los códigos de programación del robot" explica el profesor Maza.

Las misiones en Hydro Dynamics giran en torno a la purificación, el transporte y el uso del agua. Si bien es simbólico, las misiones son eliminación de tuberías, flujo, adición de bomba, lluvia, filtro, tratamiento del agua, camión de bomberos, construcción y reemplazo de tuberías, entre otras. El desafío final del concurso es hacer que los chicos piensen como científicos e ingenieros y trabajen en equipo. Ganen o no el concurso, ya es una misión cumplida.

Aquellos padres o escuelas que quieran saber más sobre los programas de Lego Education pueden visitar Educación Tecnológica, que ofrece diferentes programas curriculares y actividades de programación y robótica para chicos de cinco a 18 años.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.