La historia de los pubs ingleses que abren al público a las 7:00 de la mañana

Mantienen la tradición hace siglos, aunque las costumbres ya no son las mismas
Mantienen la tradición hace siglos, aunque las costumbres ya no son las mismas Crédito: Shutterstock
(0)
28 de febrero de 2018  • 16:45

Hace 100 años, los pubs de Londres abrían temprano a la mañana y se llenaban con clientes ansiosos por tomarse una cerveza antes de las 7:00. Algunos de los más tradicionales, The Market Porter, The Hope y The Fox and Anchor, siguen manteniendo ese horario a modo de tradición, aunque los locales solo los visiten después de la oficina. ¿Cómo vivían? ¿se la pasaban borrachos?

"En el pasado, todos tomaban todo el día: hombres, mujeres y niños", le dijo el historiador Paul Jennings al sitio Atlas Obscura. El autor publicó el libro Historia de los ingleses y la bebida en el que detalla cómo era la vida cotidiana en esa época. Lo primero que hay que saber es que se le tenía miedo al agua que en muchos casos salía de aguas residuales y estaba lejos de ser potable.

Tampoco se usaba tomar té o café así que hasta el siglo XIX muchos tomaban casi exclusivamente cerveza. Entre seis y ocho pintas por día. Pero claro que no todas eran iguales. Había tipos muy fuertes con hasta 10% de alcohol y otras livianas con 2% o 3%.

Se podían tomar hasta ocho pintas por día
Se podían tomar hasta ocho pintas por día Crédito: Shutterstock

Otro factor es que recién en 1700 se empezaron a resaltar las consecuencias negativas del alcohol en la salud, la vía pública y el trabajo. Hasta ese momento, los trabajadores visitaban el pub para cargarse de calorías antes del día de trabajo (por eso una muy famosa se llama Porter, como los hombres que cargaban y trasladaban cosas por la ciudad).

Ya para el siglo XIX se hicieron claros los peligros de tomar de más y con la Primera Guerra Mundial los hábitos cambiaron radicalmente. El gobierno hizo que los pubs abrieran recién a la tarde para que los habitantes estuvieran más alerta ante cualquier emergencia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?