Suscriptor digital

Cristina faltará a la Asamblea para no escuchar el discurso de Macri

La ex presidenta está en Santa Cruz, donde el domingo pasado conmemoró la fecha de nacimiento de Néstor Kirchner
La ex presidenta está en Santa Cruz, donde el domingo pasado conmemoró la fecha de nacimiento de Néstor Kirchner Fuente: LA NACION
Gustavo Ybarra
(0)
28 de febrero de 2018  • 17:04

Sin demasiados escenarios donde lucirse, Cristina Kirchner intentará hacerse notar hoy pegando el faltazo a la Asamblea Legislativa ante la cual Mauricio Macri dejará inaugurado un nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso con su discurso sobre el estado de la Nación.

Consecuente con esta política, la expresidenta también faltó ayer a la sesión preparatoria en la que el Senado eligió a sus autoridades y en la que Federico Pinedo (Pro-Capital) fue ratificado como presidente provisional y, por lo tanto, segundo en la línea sucesoria presidencial, detrás de la vicepresidenta Gabriela Michetti.

Con su ausencia, Cristina Kirchner se ahorró el sinsabor de la derrota que sufrió la bancada del FPV en la votación por designar a la exdiputada Juliana Di Tullio en un cargo de menor jerarquía, pero bien remunerado, de la mesa de conducción del Senado.

El kirchnerismo impulsó a Di Tullio para ocupar la Prosecretaría de Coordinación Operativa, cargo que reclamó en su condición de tercera minoría de la Cámara, detrás del PJ y del oficialismo, y en virtud de una mayor paridad de género. Pero perdió la votación por 44 a 18 a manos de Ángel Torres, operador político del peronista salteño Juan Carlos Romero, que retuvo el cargo gracias al apoyo de Cambiemos y del Bloque Justicialista.

A pesar de la derrota, el jefe del bloque del FPV, Marcelo Fuentes (Neuquén), se fue contento del recinto porque había cosechado diez votos más que la cantidad de integrantes que tiene la bancada que preside.

Ese mayor volumen obedeció, en parte, al respaldo de las senadoras por la cuestión de género. Solo dos varones del Bloque Justicialista, José Mayans (Formosa) y Daniel Lovera (La Pampa), hicieron uso de la "libertad de acción" que dio Pichetto a sus senadores y apoyaron la propuesta del kirchnerismo.

Salvo la tensión que generó la pulseada por la prosecretaría, la sesión preparatoria se desarrolló sin mayores contratiempos.

Claudio Jacquelin: ¿Qué se espera para el arranque del año legislativo?

09:52
Video

Además de la ratificación de Pinedo (Pro-Capital) como presidente provisional el oficialismo confirmó la continuidad de Juan Carlos Marino (UCR-La Pampa) como vicepresidente primero.

El primer cambio en la mesa de conducción del cuerpo lo produjo el PJ, que impulsó al santafecino Omar Perotti para la vicepresidencia del Senado, cargo que quedó vacante tras la partida de Gerardo Zamora para asumir la gobernación de Santiago del Estero.

En el Bloque Justicialista explicaban ayer que tanto la designación de Perotti como la del cordobés Carlos Caserio, que fue elegido vicepresidente de la bancada, son señales de apoyo al peronismo de esas provincias, en las que el PJ no kirchnerista pone sus esperanzas de empezar a reconstruir el partido tras la debacle electoral en la que lo sumió Cristina Kirchner en 2015.

La otra novedad fue la designación de la ultrakirchnerista María Pilatti de Vergara (Chaco) en la vicepresidencia segunda. Sin embargo, este avance del FPV quedó opacado por la derrota al intentar imponer a Di Tullio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?