El Gobierno cree que la promesa de Bolivia es insuficiente

Morales garantizó "reciprocidad" en la atención médica
(0)
1 de marzo de 2018  

Pareció una rendición incondicional, pero con el correr de las horas la euforia dio lugar al escepticismo. Un día después de que el gobierno de Mauricio Macri anunció su aval a un proyecto de la provincia de Jujuy para cobrar un seguro o arancel para los extranjeros no residentes que busquen atenderse en hospitales de esa provincia, el gobierno de Bolivia expresó su "disposición" a "trabajar en la atención recíproca de ciudadanos argentinos en territorio boliviano".

La Casa Rosada, que en principio saludó que el presidente Evo Morales hubiera "reflexionado" sobre su negativa anterior a otorgar ese beneficio, expresó más tarde a través de la Cancillería que el paso no era "suficiente" y que había que recorrer un largo camino aún para alcanzar el "trato igualitario" en la atención sanitaria.

"Se hará una adecuación de nuestra norma interna para otorgar atención en reciprocidad", dijo el canciller boliviano, Fernando Mamani, en conferencia de prensa, y anunció el envío a Buenos Aires de una "comisión" para discutir los términos de esa adecuación. "Nuestros hermanos argentinos que no se preocupen", agregó Morales y prometió "los mismos derechos que cualquier boliviano, tanto en salud como en educación".

Anteayer, junto al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, calificó de "valiente" la intención de esa provincia de cobrar por los servicios de salud, dada la "falta de reciprocidad" de gobiernos como el boliviano en atender de manera gratuita a los argentinos. "Los impulsos no son buenos. Y creo que entendieron que lo que decíamos era razonable", afirmaron cerca del jefe de Gabinete. El 8 de febrero pasado, Bolivia había rechazado el pedido de reciprocidad del Gobierno aludiendo que los argentinos no estaban incluidos en un listado de "excepciones" al pago de los servicios de salud.

Horas más tarde, el canciller Jorge Faurie fue mucho más mesurado que los primeros funcionarios que escucharon al líder boliviano. "Esto requiere un diálogo mucho más completo que el que ha habido hasta el momento. Tenemos que analizar qué pasa con las parturientas y otros casos. Hay un costo que veremos de qué manera debe ser atendido", dijo el canciller a LA NACION. "Hay que diferenciar a los extranjeros que residen en la Argentina de los que vienen a atenderse a nuestros hospitales para después volver a su país", agregó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Desde la Cancillería afirmaban por lo bajo que el anuncio de Mamani "no dejaba claro si por trato igualitario se entiende que los argentinos van a pagar allá igual que los bolivianos. Si esto es así, no nos sirve", aclaraban las fuentes. Se vienen varias reuniones trascendentes. Hoy visitará al canciller el embajador de Bolivia, Santos Tito Véliz. Y en el Gobierno consideraron "probable" que los presidentes se crucen en Chile en la asunción de Sebastián Piñera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.