Suscriptor digital

Un fallo judicial frenó el cierre del casino flotante

Tironeos: un juez ordenó su clausura, pero otro magistrado aceptó un amparo que permitió que siguiera funcionando.
(0)
17 de junio de 2000  

Aunque el juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky prohibió ayer el uso del casino flotante anclado en Dársena Norte, el buque Estrella de la Fortuna funcionaba con total normalidad.

Aguinsky investiga, desde octubre último, una denuncia formulada por un grupo de diputados aliancistas que señalaba que el barco habría ingresado en el país en forma ilegal, como también que evadió impuestos por un total de 13 millones de pesos.

Por ese motivo, el juez dispuso, hace un mes, que el barco no podría abandonar aguas de jurisdicción argentina y que quedaría embargado "hasta comprobar la veracidad de dichas acusaciones".

Entonces, el magistrado decretó la interdicción con derecho a uso, por lo cual la sala de juegos no fue clausurada.

Sin más permiso

A fines del mes último, el diputado Manuel Martínez (Alianza-Buenos Aires), que integra el grupo de legisladores denunciantes, se presentó nuevamente en el juzgado de Aguinsky y amplió la denuncia.

El 9 del actual, la Dirección General de Aduanas decidió -por medio de la resolución 288- no renovar el permiso de importación temporaria que tenían los propietarios del buque, lo que motivó al juez a dictar ayer otro fallo, en el que modifica parcialmente el anterior.

El barco había ingresado en el país beneficiado por el decreto de importación temporaria Nº 373.

Esta vez se dispone la interdicción sin derecho a uso, por lo que el casino no puede funcionar.

Sin embargo, el diputado Martínez explicó a La Nación que el 10 del actual el sindicato de empleados del casino interpuso ante el juez federal de La Plata Julio Miralles un recurso de amparo "en defensa de la protección de las fuentes de trabajo".

"Ese recurso impide la clausura del casino porque en el fallo de Aguinsky se especifica que la clausura debe hacerse efectiva siempre y cuando no se contraponga con una decisión previa de otro tribunal", señaló Martínez.

Además, el legislador explicó que en la tarde de ayer, "las autoridades del casino presentaron otro recurso de amparo en el juzgado civil y comercial federal Nº9 para evitar que tanto la Prefectura como la Aduana puedan cerrar el buque".

Por el momento, la clausura se ve lejana. Y, desde que abrió sus puertas hasta que las cerró, el Estrella de la Fortuna recibió a sus visitantes con total normalidad, como lo hubiera hecho en un día común.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?