La MLS pateó el tablero: de jugadores en retirada pasó a buscar jóvenes talentos

Ezequiel Barco, una de las flamantes figuras de la MLS
Ezequiel Barco, una de las flamantes figuras de la MLS
Agustín Monguillot
(0)
1 de marzo de 2018  

Hace un año, The New York Times analizaba en un extenso artículo los motivos por los que la Argentina era el país con mayor cantidad de jugadores en la Mayor League Soccer (MLS) después de los propios estadounidenses. La tendencia se mantuvo en 2018 y, a esta altura, Estados Unidos está pasando de ser un paraíso de retiro para viejas estrellas a un cazador de talentos. Y si de jóvenes se trata, los argentinos empiezan a ver a la MLS como una vidriera que les permite explotar y dar el gran salto a Europa.

La próxima temporada arrancará este sábado y tendrá la presencia de 22 argentinos, dos menos en relación a la competencia pasada. Lejos, muy lejos, le siguen Colombia (12), Brasil (10) y Venezuela (9), y más atrás Uruguay (7), México (6) y Paraguay (5). En este mercado de pases llegaron siete jugadores de nuestro país: Ezequiel Barco y Franco Escobar al Atlanta United, Alejandro Romero Gamarra al New York Red Bulls, Milton Valenzuela al Columbus Crew SC, Rodrigo Pacheco a Los Ángeles FC, Emiliano Amor al Sporting Kansas City, y Pablo Ruiz al Real Salt Lake. Todos tienen menos de 24 años.

Y justamente la edad de los futbolistas es donde se advierte el cambio de visión. Históricamente la MLS era identificada como una liga importadora de astros en retirada. Una tendencia que tuvo a Pelé y Franz Beckenbauer como pioneros en los 70, Johan Cruyff o Bobby Moore, todos en el extinto New York Cosmos. Épocas en las que el fútbol -en realidad, soccer- de los Estados Unidos era amateur. La lista se vuelve aún más extensa a partir de la creación de la MLS, en 1993: pasaron Kaká, Thierry Henry, David Beckham, Andrea Pirlo, Steven Gerrard, Frank Lampard y Rafael Márquez, mientras que siguen jugando David Villa (New York City FC) y Bastian Schweinsteiger (Chicago Fire).

La creciente adquisición de jóvenes extranjeros generó una grieta que se pronunció cuando Estados Unidos no pudo clasificarse a la Copa del Mundo de Rusia. De un lado, los que invierten millones en contrataciones para posicionar a la MLS entre las principales ligas del mundo. Del otro, los puristas que observan que cada vez hay menos lugar para los jugadores surgidos de las academias y piden regresar a las bases, que era promover jugadores para el seleccionado del país. Y en algún punto, estos últimos tiene cierta razón porque la MLS es de las ligas con menor participación de canteranos, ya que tienen apenas el 3% de los minutos.

El caso más significativo es el de Barco, de 18 años, por el que Atlanta United le pagó 15 millones de dólares a Independiente. El talentoso mediocampista, clave en la obtención de la Copa Sudamericana 2017, abandonó el club de Avellaneda cuestionado por haber optado por un destino que parecía quedarle chico a su enorme potencial.

Lejos de ese pensamiento, el juvenil espera brillar en una temporada en la que está llamado a ser una de las figuras, y así dar el salto al Viejo Continente. "Es lo que uno siempre sueña, pero depende de que haga las cosas bien. Estoy enfocado en Atlanta y ojalá en el futuro en algún momento se dé ese paso", afirmó Barco, el argentino más joven en la MLS.

Quizá pueda recibir algún consejo de Federico Higuaín. A los 33 años, el Pipita transitará por su séptima temporada en Columbus Crew. Es el argentino con más años en los Estados Unidos, donde fue premiado como la revelación en 2012, en su primera temporada. El mediocampista jugó 160 partidos, donde marcó 50 goles y realizó 53 asistencias, además de ser haber sido premiado como MVP de la institución de Ohio en 2013, 2014 y 2017. Solamente tres jugadores en la historia llegaron a los 40 tantos y 40 pases gol. El hermano de Gonzalo es uno de ellos.

Si algo le faltaba a esta invasión celeste y blanca era quedarse con el Landon Donovan MVP al jugador más valioso de la temporada: Diego Valeri lo capturó con más del 50% de adhesión, en una votación en la que participaron jugadores, clubes y medios de comunicación. El exLanús gritó 21 goles y dio 11 asistencias en Portland Timbers y, con 31 años, le agregó su mejor registro goleador a su juego sofisticado, que le hizo ganar el apodo de El Maestro. El volante está tan a gusto que hace unos meses le admitió a La Nacion que podría terminar su carrera en la MLS: "Vine a préstamo y quizá me retire en Portland". En Seattle se frotan las manos con la idea: Valeri es su goleador histórico, con 58 tantos en cinco años.

Su funcionamiento

Con la incorporación de Los Ángeles FC (tendrá al mexicano Carlos Vela como estrella), serán 23 equipos divididos en las Conferencias Este y Oeste que jugarán entre marzo y octubre 34 partidos en la temporada regular, ida y vuelta contra sus rivales de zona y un partido contra cada franquicia de la otra Conferencia.

En noviembre se disputarán los Playoff entre los seis mejores del Este y el Oeste, donde el primero y el segundo accederán a las semifinales, mientras que habrá partidos de eliminación directa entre el 3° y el 6° y el 4° y el 5°. Las semifinales y la final de las conferencias se jugarán ida y vuelta. Finalmente, la MLS Cup se decidirá entre los campeones del Este y Oeste, en un partido único en la cancha del que haya cosechado más puntos en la temporada regular. El calendario de la MLS es otro de los focos de debate: no faltan voces que proponen adaptarlo al modelo europeo.

Al igual que en la NBA, la NFL o la MLB, la Mayor League Soccer tiene su All Star Game (Juego de las Estrellas) y utiliza un sistema para distribuir jugadores que salen de la universidad para mantener su competitividad; el último SuperDraft tuvo 81 seleccionados o "picks". También existe un Draft para jugadores de más de 23 años que hayan quedado libres de sus clubes y quieran permanecer en la liga.

Mientras en la Argentina se vuelven locos para reducir la cantidad de clubes de la Superliga, la MLS continuará ampliándose. En enero se anunció la incorporación de Nashville a partir de 2019 o 2020. La número 25 será Miami, que tiene a David Beckham como copropietario, tendrá un estadio de 25.000 personas y aún se desconoce la fecha de entrada en la competencia.

"Hicieron mi sueño realidad. Muchos jugadores importantes me dijeron que querían estar en este equipo. Queremos grandes jugadores de Europa, pero lo más importante será el talento local", dijo Beckham, que fue felicitado por Lionel Messi en las redes sociales. "Quién sabe, en unos años me hacés un llamadito", lo chicaneó Leo. Ganas no le van a faltar al Spice Boy...

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.