Aborto: finalmente Macri pidió que se abra el debate

El radical Fabio Quetglas fue el único de Cambiemos con pañuelo verde
El radical Fabio Quetglas fue el único de Cambiemos con pañuelo verde Crédito: Twitter
Dijo que está "a favor de la vida"; el Gobierno espera instrumentarlo en el Código Penal
Candela Ini
(0)
2 de marzo de 2018  

Mauricio Macri fue el primer presidente argentino en pronunciar la palabra aborto en un discurso de apertura de sesiones ordinarias. Si bien dejó en claro, una vez más, que su postura es "a favor de la vida" -frase a la que aluden quienes no están a favor de la despenalización y legalización del aborto-, dijo que también está a favor de "los debates maduros y responsables que como argentinos tenemos que dar".

Después de hacer mención a este tema, sonaron aplausos en el Congreso, donde algunos legisladores llevaban puestos los icónicos pañuelos verdes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito

Macri no cambió su postura frente a la legalización del aborto, pero sí lo hizo respecto del debate. Durante la campaña presidencial de 2015 dijo -en reiteradas ocasiones- que la Argentina no estaba preparada para debatir el tema.

Las aguas en el seno del Gobierno siguen divididas. Elisa Carrió pidió que "no se debata" este proyecto por respeto a las creencias religiosas, y dijo que a ella le importa "el hambre de los vivos".

Nicolás Massot, por su parte, negó que esta sea una política de género. "Si sigue penalizado, la penalización debe extenderse al padre. Tampoco me parece una cuestión de género que me parece que nos estamos olvidando una parte: son niños que tienen padres", dijo.

Más allá de las motivaciones que pudo haber tenido el Presidente para dar libertad de conciencia a sus legisladores, el feminismo, a través de las movilizaciones masivas y la adhesión cada vez mayor de gran parte de la sociedad civil a sus demandas, marcó una hoja de ruta.

El aborto será discutido como una problemática de salud y esto implica, también, prestar atención a la ejecución del Programa Nacional de Educación Sexual Integral, otro punto que incluyó Mauricio Macri en su discurso.

"La educación sexual empodera a los jóvenes. Trabajamos en una iniciativa integral para que en las escuelas, centros de salud y comunidades haya profesionales que asesoren a los chicos en educación sexual, salud reproductiva y métodos anticonceptivos", consignó.

El Gobierno espera que la comisión de reforma del Código Penal presente el proyecto en el que trabaja desde hace casi un año. Este será presentado a finales de este mes. En la comisión, presidida por Mariano Borinsky, plantean tres posturas sobre este tema.

La primera es la más restrictiva: plantea que el aborto no es delito solo en dos casos, para evitar un peligro a la vida o la salud de la mujer y cuando el embarazo es producto de un abuso sexual. En esta se puede realizar solo dentro de las doce semanas de embarazo. En la postura intermedia se plantean estos mismos casos de aborto no punible, pero se agrega, además del riesgo de la salud física, la salud mental.

La tercera postura es la más amplia. Propone tres casos de aborto legal y agrega que toda mujer tiene la libertad de abortar dentro de las 12 semanas de embarazo.

Dentro del arco opositor, muchos dirigentes fueron críticos en sus declaraciones. Diego Bossio, diputado del Bloque Justicialista, dijo que "no es el momento de discutir el aborto" y agregó: "No queremos que haya discusiones hipócritas cuando hay otros temas más importantes que resolver". Daniel Filmus, legislador del FPV, dijo: "El Presidente habló de educación sexual y métodos anticonceptivos, cuando la ejecución de programas es nula, los ministros de Salud de las provincias se quejan porque no llegan los anticonceptivos y se retrocedió en la educación sexual".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?