Camilo Mayada y Rodrigo Mora, los auténticos y sorpresivos refuerzos del River de Marcelo Gallardo

Camilo Mayada atravesó ocho meses complicados
Camilo Mayada atravesó ocho meses complicados
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
2 de marzo de 2018  • 12:59

Uno nació en Rivera, Uruguay, en octubre de 1987 y el otro en Sauce, Uruguay, en enero de 1991. Uno hizo las inferiores y comenzó su carrera en el club Juventud de Las Piedras, el otro en Danubio. Uno debutó en River en 2012, el otro en 2015. Compatriotas y compañeros, ambos debieron vivir ocho meses de tormento y angustia. Ocho meses en los que, por distintas circunstancias, debieron apelar a su fuerza de voluntad y al amor por la profesión para seguir adelante y no bajar los brazos. Ocho meses de apoyarse en sus seres queridos con la intención de volver más fuertes que nunca. Ocho meses de puro esfuerzo y paciencia, que hoy ya quedaron atrás.

Rodrigo Mora, luego de superar la lesión en la cabeza del fémur, y Camilo Mayada, tras dejar en el pasado la suspensión por doping, volvieron a ser felices en un terreno de juego y River los disfruta: sus presencias son claves y son los refuerzos menos pensados del 2018.

La noche de anteayer en Río de Janeiro llenó el alma de los uruguayos. El gol de Mora de cabeza para el 1-1 y el derechazo de Mayada para el 2-2 fueron dos oasis en un partido sin demasiado vuelo futbolístico. Altamente considerados por el cuerpo técnico, el delantero (hoy indiscutido en el equipo titular) y el volante (una gran variante en distintos puestos) sumaron un gran punto tras el empate frente a Flamengo, y son dos cartas fuertes para el DT, que se apoya en ellos pese a la inversión de 43 millones de dólares en los últimos mercados de pases.

El atacante charrúa de 30 años sobrepasó una situación poco común en el fútbol: le detectaron una necrosis aséptica en la cabeza del fémur producto de un infarto en el hueso por falta de flujo de sangre. En junio de 2017 le debieron realizar un forage en la cadera derecha y estuvo sin competencia oficial del 14 de mayo al 28 de enero pasado, cuando regresó en la derrota 1-0 ante Huracán. Durante los primeros tres meses, debió movilizarse con muletas y desde septiembre se recuperó con trabajos de kinesiología y gimnasio. Sin saber si podía volver a jugar, su regreso adelantado fue una sorpresa para todo River.

La cara llena de gol de Rodrigo Mora en el último partido ante Flamengo
La cara llena de gol de Rodrigo Mora en el último partido ante Flamengo

"Estoy contento por convertir, pero lo importante es que vinimos a Río y no nos fuimos sin nada. El empate sirvió, aunque buscamos los tres puntos y no se pudo contra un rival difícil", explicó Mora, la figura del encuentro ante Flamengo y autor de dos goles en sus dos partidos como titular en 2018 (el otro lo marcó frente a Godoy Cruz). "Para mí es muy importante. Tuve una larga recuperación y siempre pensé en positivo. Es muy importante el apoyo de la gente, mi familia y mis amigos. Y el gol se lo dedico a ellos que siempre me acompañaron en los momentos difíciles".

A la par del delantero transitó su camino Mayada, el polifuncional que siempre fue un arma certera para Gallardo. Suspendido por la Conmebol durante siete meses por doping (hidroclorotiazida) en la victoria 3-2 del 18 de mayo ante Melgar en Perú por la Copa Libertadores 2017, el volante estuvo sin jugar desde el 1-0 a Aldosivi del 21 de junio hasta el reciente 2-2 con Godoy Cruz del pasado 18 de febrero.

Atravesando su cuarto año consecutivo en el club de Núñez, son horas de mucha emoción para él por volver a convertir luego de aquel gol en Arequipa, que pasó de ser un sueño a una pesadilla. "Soñé con esto muchas veces, es una alegría y un desahogo. Lo estoy disfrutando, aunque también sé que hubiera sido más lindo hacer el gol de la victoria. Igualmente, empatar con Flamengo en el inicio de la Copa no es nada malo. Y rescato la actitud y haber remontado dos veces el marcador", le comentó Mayada a LA NACION en la zona de vestuarios del Estadio Olímpico Nilton Santos. "A veces en el fútbol duran más las cosas feas que las buenas. Tuve revancha y lo disfruté. Pero ya hay que pensar en el próximo partido del torneo local con Chacarita, porque la amargura con Vélez todavía la tengo. No estuve al nivel que deseaba".

Rendirse y conformarse son dos palabras que no están en el diccionario del uruguayo de 27 años. Su exigencia, humildad y adaptación lo volvieron un jugador fundamental para el técnico. Por eso, y pese al golazo que marcó en Brasil, va por más. "Estuve atento a lo que había pedido Marcelo, sabía que rebotes iban a quedar. Fui decidido a pegarle, sentí que había que disputarla y no dudé. Fue un gran desahogo después de tanto tiempo y encima con solo tres partidos. Además, venía con la amargura del fin de semana. Mis compañeros me felicitaron por las ganas, la entrega y lo que le di al equipo. Jugar ya era importante y hacer un gol es un estímulo aún más grande para seguir adelante", agregó Mayada, quien ya suma seis tantos en River.

¿Qué imagina de ahora en adelante? "Uno sueña con aportar cosas positivas siempre. Yo estoy cómodo en la mitad de la cancha, puedo ocupar funciones por la banda o el centro, con recorrido y potencia. Ofrezco despliegue, dinámica y entrega, otros quizás tienen más juego. Soy polifuncional y me siento útil para el equipo", analizó Camilo, y luego se enfocó en el equipo. "Esto es progresivo. Aquí hubo esfuerzo, no sufrimos como en otros partidos, estuvimos ordenados. Podemos seguir mejorando mucho. Debemos ser autocríticos porque tenemos mucho más para dar. Es un momento en el que hay que cuidar todos los detalles".

Mora y Mayada les pusieron punto final a sus calvarios y comenzaron el año a pura potencia. Con parte del terreno ya recuperado, ahora tienen todo por delante. Y Gallardo más que nadie espera que lo aprovechen.

Los elogios de Gallardo para ambos

Los uruguayos son dos jugadores esenciales para el entrenador Marcelo Gallardo. Y las respuestas que empiezan a brindar ambos lo tranquilizan, luego de no poder contar con ellos durante el último semestre. "El caso de Mora es especial, porque sabíamos cómo iba a recuperarse y hoy está demostrando que, gracias a su esfuerzo y su capacidad física, y a ese espíritu de querer estar y competir, está siendo una alternativa muy importante. Me pone muy feliz porque sé lo que sufrió", destacó Gallardo, y agregó: "El gol de Mayada es una a favor después de tantas malas. Estoy muy contento de que haya tenido esa posibilidad de convertir. Que haya pagado tanta injusticia y angustia que ha sufrido en los últimos tiempos. Es una gran persona y lo apreciamos mucho".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.