Operaron a Neymar: opiniones cruzadas e incertidumbre entre PSG y la selección brasileña

Neymar al llegar a Belo Horizonte
Neymar al llegar a Belo Horizonte Fuente: AP
Federico Cornali
(0)
3 de marzo de 2018  • 14:35

BELO HORIZONTE- Resultó exitosa la operación de Neymar para tratar la fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho. Pero toda esta coyuntura generó dos disputas. La primera, entre la Confederación Brasileña de fútbol y París Saint Germain, club que pagó 222 millones de euros por el crack en agosto del año pasado e intentó desacreditar no sólo a los voceros sino al propio médico de la selección nacional, Rodrigo Lasmar.

La segunda, un choque de opiniones en el mundillo del fútbol brasileño. La corriente de los optimistas, que entiende que la lesión llegó en un momento nada crítico, aún le gana la pulseada a la de los pesimistas (la mayoría de los consultados prefirió llamarse de "realistas"), que no ven con buenos ojos la inactividad del atacante durante dos meses, justo antes de la Copa del Mundo de Rusia.

Este sábado fue un día de muchas idas y vueltas; celos, momentos de silencio y otros de algarabía puertas adentro y puertas afuera del hospital Mater Dei, en Belo Horizonte, donde por la mañana Neymar fue operado. El encargado de la cirugía fue Lasmar, médico de la CBF, seguido bien de cerca por el francés Gérard Saillant, ex-médico de Ronaldo y Michael Schumacher, entre otras estrellas, designado por PSG.

Cientos de hinchas con camisetas de Brasil y hasta caretas de Neymar se dieron cita desde el viernes a la noche en la puerta del hospital ubicado en la avenida Contorno, en Barro Preto, centro sur de la capital del estado de Minas Gerais. Algunos cantaban, otros bebían cerveza y todos se disponían a pasar un sábado diferente, a metros de donde estaba ocurriendo la operación que dejó expectante a un país entero.

Hinchas brasileños en la puerta del sanatorio donde operaron a Neymar
Hinchas brasileños en la puerta del sanatorio donde operaron a Neymar Fuente: AP - Crédito: Reuters y AFP

Medios de prensa locales, nacionales e internacionales se congregaron también en las inmediaciones, pero en este caso las expresiones denotaban cierta ansiedad. No sólo por el resultado de la intervención, sino por el absoluto sigilo que el PSG creó en Belo Horizonte. Primero, los franceses cancelaron una entrevista que el propio médico de la CBF daría apenas minutos después de la operación. Luego, dejaron en claro para la asesoría de prensa del Mater Dei que sólo ellos estaban autorizados a hablar sobre el estado del crack y los procesos de recuperación.

Entre los brasileños, las dos corrientes de opiniones estaban muy claras, y por un rato dejaron en las sombras a la puja política previa a las cruciales elecciones generales del próximo 7 de octubre. Por un lado, los más optimistas creen que la lesión de Neymar en este momento es un alivio, porque el tiempo de recuperación de la gran carta de la selección dirigida por Tite no compromete su participación en Rusia y, a diferencia de otras grandes figuras, evitará el desgaste de disputar la Liga de Campeones y las diferentes competencias locales.

Esa primera opinión pertenece más a los torcedores, quienes razonan desde la esperanza y con el corazón. "Para mí, la lesión de Neymar llegó en el momento justo. Si tenía que pasar, mejor que sea ahora. Por más que sean hasta tres meses de recuperación, como dicen, le daría tiempo de sobra para llegar bien y concentrarse en el Mundial, que es el objetivo de todos", dijo Thiago, uno de los hinchas con la camiseta verdeamarela que pasó un par de horas en la vereda del Mater Dei, aguardando informaciones.

Vestido con los colores de Atlético Mineiro, Rodrigo, otro hincha que participó de la vigilia, opinó parecido. "Neymar va a llegar mejor que nunca al Mundial, y ya sin posibilidades de lesionarse de nuevo, un riesgo que sí corren otros grandes jugadores. Para nosotros, creo que esto puede haber sido una ayuda, ya que tendremos a nuestro mejor futbolista descansado y con un único objetivo".

Hinchas brasileños en la puerta del sanatorio en el que se operó Neymar
Hinchas brasileños en la puerta del sanatorio en el que se operó Neymar Fuente: AP - Crédito: Reuters y AFP

Los analistas, a diferencia de la mayoría de los hinchas, parecen un poco más cautos y no tan aliviados con la situación de Neymar. "Yo creo que es motivo de preocupación e incertidumbre. Primero, porque si la selección no juega bien los amistosos sin Neymar (23 y 27 de marzo, ante Rusia y Alemania, respectivamente), eso puede generar cierta desconfianza sobre el trabajo de Tite, algo que hasta hoy no pasó", opinó Breiller Pires, Editor de Deportes del diario El País, en Brasil, y comentarista de ESPN, que sigue de cerca el trabajo de Tite.

Siendo aún un poco más precavido, Pires profundizó: "Estará parado dos o tres meses, por lo cual corre riesgos de no llegar al Mundial en las mejores condiciones físicas, ya que no se trata de levantarse de la cama y salir corriendo. Yo me identifico con los más pesimistas, si se quiere, ya que esta lesión no llegó para nada en un buen momento, y complica mucho los planes de Tite".

Mientras todos opinaban, Neymar pasó las horas previas y posteriores de su operación en un ala del hospital reservada para él y su círculo íntimo. Allí estaban, además de sus asesores personales, su madre, Nadine, su hermana, Rafaella, y Maxwell, ex-lateral brasileño de PSG, actual Director Deportivo del club parisino. Su padre, Neymar da Silva, se quedó en Europa para seguir de cerca al equipo de su hijo en sus compromisos ante Troyes, por el campeonato francés, y frente a Real Madrid, por la Champions.

La nota oficial del post-operatorio

Neymar al llegar a Belo Horizonte, donde se operó
Neymar al llegar a Belo Horizonte, donde se operó Fuente: AP - Crédito: Reuters y AFP

En una nota oficial conjunta entre la Confederación Brasileña de Fútbol y el París Saint Germain, se dieron a conocer más detalles de la cirugía, que duró una hora y 15 minutos.

"Neymar Jr. fue operado este sábado en el Hospital Mater Dei de Belo Horizonte. La intervención fue conducida por el médico Rodrigo Lasmar y corrió perfectamente. La operación consistió en la colocación de un tornillo asociado a un injerto óseo ubicado al nivel de la lesión del quinto metatarsiano derecho. La rehabilitación del post-operatorio comenzará inmediatamente con el seguimiento del fisioterapeuta del PSG".

Un balance será llevado a cabo dentro de seis semanas, para dar precisiones sobre la posible fecha de retorno a las actividades de entrenamiento.

La peor lesión en la carrera de Neymar

Fueron 14 las lesiones que Neymar sufrió desde el comienzo de su carrera como profesional. El brasileño se perdió, en total, 30 partidos por lesión, 23 con Barcelona, cinco con PSG y dos con la selección. Hasta esta fractura del quinto metatarsiano del pie derecho, una entorsis en los tendones del tobillo derecho había sido la más grave, dejándolo afuera de 8 juegos oficiales, en enero de 2014, poco antes del Mundial de Brasil.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.