El bitcoin y su potencial

6 de marzo de 2018  • 20:34

Nos acercamos al final del caótico 2008: Lehman Brothers, uno de los bancos de inversión tradicionales de Wall Street, declara su quiebra ante la mirada atónita del mundo financiero. Bank of América compra Merril Lynch por una cifra irrisoria para salvarlo de la bancarrota. El gobierno estadounidense abandona su política orientada al capitalismo de libre mercado y lanza el TARP (Troubled Asset Relief Program o Programa de alivio de activos en problemas) por 700 billones de dólares. Es un salvavidas para un sistema financiero al borde del abismo.

En el medio de todo este pandemónium se registra el dominio Bitcoin.org y un misterioso Satoshi Nakamoto publica el paper que da origen al bitcoin .

El criptoactivo fue ganando popularidad. Se pensaba que estaba llamado a competir contra el dólar y el resto de las monedas de las potencias mundiales, pero el devenir de la historia quiso algo más ambicioso para él: alrededor del bitcoin apareció una nueva industria de organizaciones que aplican la tecnología blockchain (piedra angular del criptoactivo) y creció hasta lograr hoy un valor de mercado que supera los 400 billones de dólares (400 mil millones para nosotros), una cifra aún modesta para la expansión que se espera.

Sus detractores afirman que es todo una burbuja, mientras que los actores más entusiastas (programadores, "veteranos" de las .com, inversores innovadores, geeks, etc.) afirman que la nueva tecnología llegó para quedarse y pronto cambiará al mundo con su concepción descentralizada de las relaciones entre personas e instituciones.

Para entender mejor lo que está pasando y sus alcances, analizaremos el mundo cripto en función de los mercados donde está comenzando a competir: el mercado de divisas, el mercado de capitales y el mercado del oro.

Bitcoin y criptoactivos vs. Mercado de monedas

Según el sitio "The money proyect", el valor del mercado de las monedas emitidas a nivel global es de 90,4 trillones de dólares (en EE.UU. se denomina trillón a mil billones de dólares).

Desde su génesis, el bitcoin (valor de mercado actual: 186 billones de dólares) está llamado a competir con lo que sus seguidores llaman fiat money (dinero fiduciario) o dinero 1.0. Pero no es el único: litecoin (valor de mercado: 11 billones de dólares), bitcoin Cash (valor de mercado: 21 billones de dólares) y dogecoin (valor de mercado: 650 millones de dólares) son otros criptoactivos que se anotan en esta carrera.

Todos ellos comparten características que los hermanan: son 100% digitales, corren sobre blockchain, tienen bajos costos de transacción, brindan la posibilidad de autocustodia a sus tenedores, resultan difíciles de regular e imposibles de hackear. Además, son globales.

¿Qué es lo que les da valor? En principio, lo mismo que le da valor a un billete de 100 dólares (o de 1000 pesos): nada físico o tangible sino más bien una ilusión.

Más aún: las criptomonedas no cargan con deudas, su emisión está limitada de antemano con el fin de evitar devaluaciones e inflación y no están reguladas por ningún Banco Central que las pueda utilizar para beneficio del gobierno de turno.

El valor actual de mercado de todos los critpoactivos sumados, incluidos los que no operan en el mercado de monedas como la plataforma Ethereum, es, como dijimos, de 400 billones de dólares, poco más del 0,4% del valor total de mercado de las monedas tradicionales.

Pensar que estas nuevas cripto pueden reemplazar a la base monetaria global suena disparatado, ¿pero qué sucedería si, con el paso de los años, la gente (entre los cuales se encuentra un grupo enorme de millennials que viven "pegados" a la pantalla de sus celulares y para quienes el dinero digital tiene realmente sentido) cambia un 10% de sus tenencias monetarias por este dinero 2.0?

En ese caso, los precios actuales de los criptoactivos deberían multiplicarse varias veces para pasar del magro 0,4% actual a la mencionada cuota del 10% del mercado.

Bitcoin y criptoactivos vs. Mercado de capitales

El valor de mercado actual de las bolsas globales a nivel agregado es de 73 trillones de dólares. El bitcoin y demás criptoactivos sumados representan un 0,54% de ese valor.

¿Acaso puede llegar a competir el mercado de criptoactivos con el mercado de capitales tradicional? Sí. Profundicemos la idea:

En primer lugar, la plataforma de Ethereum dio nacimiento a las ICO ( Initial Coin Offering u Oferta Inicial de Coins), que compiten con la tradicional IPO ( Initial Public Offering u Oferta Inicial de Acciones) captando millones de dólares. Son sistemas de emisión de tokens (parecido a las acciones pero con otro tipo de derechos que las mismas) mediante las cuales las nuevas empresas captan capitales de inversores arriesgados y entusiastas, pero sin tener que pasar por las mil y una regulaciones de organismos de control como la SEC ( Security and Exchange Comission).

Por otra parte, existen exchanges (casas de cambio) de criptoactivos como Coinbase, Xapo o Poloniex (recientemente adquirido por Circle en 400 millones de dólares) donde se puede hacer trading de criptoactivos de la misma manera en que se operan acciones, aunque con menos requisitos para la apertura de cuenta y comisiones más bajas.

No resulta ilógico proyectar un mercado de criptoactivos compitiendo mano a mano con el NASDAQ (mercado de empresas tecnológicas de EEUU) en una primera instancia y expandiéndose más allá para llegar a un público aún mayor.

Bitcoin y criptoactivos vs. Mercado del oro

El valor actual del mercado del oro es de 7,7 trillones de dólares. Los criptoactivos representan un 5% de ese mercado.

Los gemelos Winklevoss (co-fundadores de Facebook, inversores de la primera hora en bitcoins y dueños del exchange Gemini) vienen afirmando desde hace un par de años que la criptomoneda por excelencia competirá con el oro y lo superará holgadamente dadas sus características intrínsecas: se almacena y transporta con facilidad, puede dividirse sin problemas, es un activo escaso como el oro e impone, al igual que el metal amarillo, costos que limitan su extracción (mineo).

La idea de un bitcoin actuando como reserva de valor se basa no solo en la especulación y ambición financiera sino también, y fundamentalmente, en su utilidad en economías que están cambiando de paradigma y funcionando con una lógica cada vez más digital.

Conclusión

La potencial competitividad del bitcoin y de otros criptoactivos no se limita a los campos mencionados: las private currencies ( Monero, Zcash, Dash y Bitcoin Private) podrían competir, además, con el mercado offshore, cuyo valor es enorme y difícil de mensurar.

Las cripto Steem (esta última recaudó 20 millones de dólares de inversores para competir con Youtube) podrían competir en el apetecible mercado de las redes sociales.

SALT Lending quiere convertirse en el banco del futuro, quedándose con una parte del valor de mercado del sistema bancario. Y la lista sigue.

Como se ve, mientras nuestras vidas siguen su curso, en distintos lugares del mundo se está gestando una revolución tecnológica que promete cambiarlo todo.

La pregunta que debemos hacernos es: ¿están nuestros portafolios de inversión preparados para adaptarse a los cambios?

Cada uno de nosotros deberá responderla primero y actuar en consecuencia después. Por lo pronto, en esta columna seguiremos analizando la evolución de este apasionante mercado.

TEMAS EN ESTA NOTA