Premios Oscar 2018: Sebastián Lelio, el director chileno que fascina a Hollywood

Sebastián Lelio, feliz, con su Oscar en la mano
Sebastián Lelio, feliz, con su Oscar en la mano Crédito: DPA
Diego Batlle
(0)
5 de marzo de 2018  • 11:50

Dentro de tres días cumplirá 44 años y desde anoche es poco menos que un héroe en Chile. Aunque en las biografías figure como nacido en la Argentina, lo cierto es que vivió en Mendoza unos pocos meses y casi toda su formación (estudió periodismo y dirección) y su trayectoria hasta ganar el Oscar a mejor película en idioma no inglés por Una mujer fantástica la desarrolló del otro lado de los Andes.

Una mujer fantástica, mejor película extranjera

1:14
Video

Lo de "casi" tiene que ver con que, incluso antes de alzar la estatuilla sobre el escenario del Teatro Dolby de Los Angeles, Sebastián Lelio ya era un director con proyección internacional. Tras el notable éxito de Gloria en 2013, comenzó a ser tentado para filmar en el exterior. Se radicó en Berlín, comenzó a viajar cada vez más seguido a los Estados Unidos y a Inglaterra, y no paró nunca de trabajar. La Berlinale parece ser su festival en el mundo. Allí fue premiada la actriz Paulina García por su conmovedor trabajo en Gloria y allí también ganaron hace un año Lelio y su habitual coguionista Gonzalo Maza por Una mujer fantástica, película que le permitió a la actriz transgénero Daniela Vega (hoy una estrella indiscutida en Chile) ser incluso una de las presentadoras en la ceremonia de anoche.

Trailer de Una mujer fantástica

1:49
Video

Si bien no es el primer cineasta chileno que desembarca en Hollywood (allí filmaron desde Pablo Larraín hasta Sebastián Silva), Lelio es un caso único no solo para directores de ese origen sino también de toda América Latina, ya que este año podría llegar a estrenar tres títulos en los Estados Unidos: Una mujer fantástica (se lanzó el 2 de febrero), Disobedience, una historia de amor lésbico en el seno de una comunidad judía ortodoxa protagonizada nada menos que por Rachel McAdams y Rachel Weisz (tuvo su premiere mundial en el último Festival de Toronto y se anuncia en el mercado norteamericano para el 27 de abril) y la remake de la apuntada Gloria, que encabeza Julianne Moore junto con John Turturro y Michael Cera, que llegaría a las salas norteamericanas a partir de octubre próximo.

Trailer de Disobedience

2:58
Video

Poco se ha escrito sobre los primeros tres films de Lelio (La sagrada familia, Navidad y El año del tigre), pero con una apuesta más arriesgada ayudaron a consolidarlo como un autor en el circuito internacional de festivales. El reconocimiento masivo le llegó con Gloria y ahora sus historias -que tienen como elemento en común la fuerza de sus personajes femeninos que luchan contra las convenciones, los condicionamientos y los designios de una sociedad que parece reservarles lugares que no incomoden- han trascendido fronteras, prejuicios y barreras idiomáticas. Un logro mayúsculo para el ascendente cine chileno y, en especial, para un incansable trotamundos que ha sabido canalizar sus obsesiones en poderosas y muy eficaces películas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.