Pases de secretarías, nuevos roles y el regreso de un embajador polémico

Luis Juez será el nuevo titular del Instituto de Capacitación Política
Luis Juez será el nuevo titular del Instituto de Capacitación Política Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
6 de marzo de 2018  

En noviembre pasado fue "eyectado" de la embajada argentina en Ecuador, luego de una desafortunada frase que cayó muy mal en su destino diplomático. Pero, al parecer, el tiempo cura algunas heridas de la política, y el verborrágico dirigente cordobés Luis Juez logró regresar al Gobierno: será el nuevo titular del Instituto de Capacitación Política que depende del Ministerio del Interior.

El exintendente de Córdoba tendrá su oficina en el edificio del ex Banade, a metros de la Casa Rosada, y su caso es una de las incorporaciones que se concretaron con la publicación, en el Boletín Oficial, del decreto de reorganización de la administración nacional, que le permitirá al Gobierno un ahorro de $1450 millones y la reducción de casi 1000 cargos.

En el Ministerio del Interior es donde los movimientos de piezas se dieron de manera más ostensible. La reducción de subsecretarías (pasaron de 14 a 4) dejó sin espacio a dirigentes como el ex ARI y GEN Juan Carlos Morán, hasta ayer subsecretario de Interior; a su par de obra pública, Jorge Sábato, y a Marina Carbajal (Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia). Otros sufrieron recortes en sus funciones, como Adrián Pérez, que solo quedó a cargo de la Dirección Nacional Electoral (DINE) y la reforma política, o bajaron de categoría, como el tucumano Domingo Amaya, que de secretario de Vivienda y Hábitat pasó a subsecretario de Interior.

Entre los ascendidos están Marina Klemensiewicz, a cargo de Infraestructura Urbana; Pablo Bereciartúa, que pasó a ser secretario de Recursos Hídricos, y Alejandro Caldarelli, secretario de Provincias y Municipios, con dos subsecretarios: Paulino Caballero (provincias) y Lucas Delfino (municipios).

En el Ministerio de Justicia desaparecieron dos secretarías. La primera, anunciada el domingo por LA NACION, traerá polémica: era la que conducía el exsenador radical Mario Cimadevilla, a cargo de la UFI-AMIA (con rango de secretario). La UFI-AMIA pasó a estar bajo la órbita del programa de Verdad y Justicia, que depende de la Secretaría de Derechos Humanos. También desapareció la Secretaría de Planificación Estratégica, vacante desde que Mauricio Devoto asumió en el Aladi.

Algunos cambios de competencia marcan también alzas y bajas. La respuesta operativa en el combate a los incendios pasó del Ministerio de Medio Ambiente de Sergio Bergman a Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich.

En pleno debate con los gremios estatales se estableció una comisión asesora de política salarial en el sector público, con representantes de la Jefatura de Gabinete, Hacienda y Modernización. ¿Y Trabajo? Estará ausente según ese nuevo organigrama. Marcos Peña ganó terreno: una reforma de la ley de información pública designa a la jefatura como autoridad de aplicación en lo relacionado a la Protección de Datos Personales, históricamente bajo la órbita de Justicia. El titular de Educación, Alejandro Finocchiaro , podrá ahora designar y remover rectores organizadores de las universidades.

Arribas pidió que lo investiguen

El jefe de la AFI, Gustavo Arribas , solicitó a la Justicia que investigue sus cuentas en la Argentina, en busca de despegarse de las acusaciones de la Policía de Brasil, que asegura que recibió dinero del Lava Jato. El abogado de Arribas, Alejandro Pérez Chada, presentó un escrito ante el juez Claudio Bonadio para determinar si ingresó dinero de coimas. Arribas abrió esta causa para denunciar al arrepentido que lo acusó en Brasil.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.