La rendija indiscreta

Mariano Holot
Mariano Holot LA NACION
Fuente: Reuters - Crédito: Sergio Pérez
(0)
6 de marzo de 2018  

En un recuadro profundamente negro, unas pocas pinceladas de información visual bastan para construir una imagen. Esas zonas iluminadas refuerzan el efecto intrusivo de la toma, como si alguien se asomara a través de unas rendijas para espiar a ese único asistente, rodeado de butacas vacías. El fotografiado, un tempranero hincha de fútbol que transita un momento de completa soledad, ignora que ese instante sin dudas singular está siendo capturado por una lente indiscreta. La situación es paradójica: las plateas de los estadios suelen tener un papel secundario en los espectáculos que albergan, ya que el foco siempre está en el campo de juego o en los escenarios y el público es solo una masa anónima. Aquí, el simpatizante disfruta de la soledad en el sitio donde las pasiones se viven en compañía de inmensas multitudes. Quizá por ansiedad o por una irrefrenable pasión su presencia solitaria ilustra con fervor minimalista ese sentimiento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?