Tuvo un fuerte impacto el paro docente bonaerense y Vidal llama a una nueva negociación

La adhesión varió entre el 47% y el 80%, según evaluaron los sindicatos y el gobierno provincial, respectivamente; citarán a otra ronda de diálogo para esta semana
La adhesión varió entre el 47% y el 80%, según evaluaron los sindicatos y el gobierno provincial, respectivamente; citarán a otra ronda de diálogo para esta semana Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
María José Lucesole
(0)
6 de marzo de 2018  

LA PLATA.- En medio del paro docente que afectó el arranque del ciclo lectivo, el gobierno de María Eugenia Vidal evalúa convocar esta semana a los maestros a una nueva ronda de diálogo para intentar destrabar el conflicto.

El acatamiento a la huelga se sintió ayer en el 80% de los cursos, según informaron los gremios que convocaron a la medida de fuerza, que proseguirá hoy. En cambio, para las autoridades bonaerenses solo el 47% de los docentes de escuelas públicas adhirieron al paro.

Las primeras cifras fueron difundidas por los gremios Suteba y Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), principales impulsores de la huelga. Y, en medida opuesta, minimizó el impacto la Dirección General de Cultura y Educación.

Esta dependencia oficial realizó un relevamiento en 12.000 escuelas y concluyó que el 47% de los docentes no asistieron al primer día de clases. "De los 12.000 servicios educativos de la provincia, solo 346 no abrieron. En el total de docentes de las escuelas públicas el ausentismo fue del 47 por ciento. En educación privada hay un presentismo del 100 por ciento", informó el gobierno de Vidal.

La FEB, en cambio, informó que "el paro docente registra una adhesión de entre el 85% y el 90% en la provincia". Con el respaldo de la Ctera, la protesta se extendió en otras provincias (ver aparte).

En una recorrida de LA NACION por cinco escuelas de cuatro municipios de esta provincia se detectó que solo una de ellas funcionaba con total normalidad. Las clases se dictaban en forma regular en la escuela María Teresa, de Berazategui .

En cambio, en escuelas públicas de Berisso, Ensenada y en esta capital, la adhesión al paro fue mayoritaria. Un factor determinante para que muchas de las escuelas estuvieran cerradas fue la huelga de auxiliares docentes, agrupados en ATE, que tienen a su cargo la limpieza de los establecimientos educativos.

Algunas de las escuelas que pretendieron abrir sus puertas cerraron a media mañana por falta de higiene, pudo saber LA NACION. Otros establecimientos directamente informaron a los padres que ayer y hoy permanecerían sin actividad por la ausencia de porteros.

Este fue el caso de la Escuela Nº 6 de Berisso, donde ayer había un inmenso cartel que anunciaba: "Lunes 5 y martes 6, paro de auxiliares en ambos turnos".

En la Escuela Nº 36 de Gonnet había un cartel distinto: "Lunes y martes, paro docente en todos los cursos y todos los turnos, menos 6º A turno mañana y 3º C turno tarde. El resto de la escuela, sin clases".

Paradójicamente, en la misma escuela había un enorme cartel en letras de colores con la leyenda: "De regreso a clase" y globos de colores para esperar a los pocos niños que pudieron iniciar el ciclo lectivo.

Lorena, una de las directivas de ese colegio, dijo: "El equipo directivo siempre está esperando a los alumnos. Pero los docentes se pueden manifestar de la forma que prefieren: algunos van a la marcha, algunos hacen paro y algunos dictan clases".

En la Escuela Nº 3 de El Dique, en Ensenada, adhirieron al paro todos los docentes del turno mañana. Treinta y seis maestros adhirieron a la medida de fuerza convocada por cuatro de los seis gremios bonaerenses. Pero por la tarde hubo clases normalmente. "No hay un gremio que nos represente cabalmente", dijo una de las autoridades de la escuela Jorge Susuni. "Pero si no vamos a paro, ¿cómo hacemos visible el conflicto?", se preguntó.

Sin porteros

En una escuela secundaria situada sobre la calle 25 de la localidad de City Bell se vivió una situación distinta a las anteriores. El cuerpo directivo recibió a los alumnos, pero a las 9.30 los despidió debido al paro de porteros. "No podemos tener niños en la escuela si no están garantizadas las condiciones de higiene", se explicó a LA NACION. Al paro convocado por Suteba, FEB, Sadop y Udocba se sumó en esta provincia una medida de fuerza convocada por uno de los gremios no docentes, ATE, que junto a UPCN y Soeme representa al personal de maestranza en las escuelas públicas de este territorio.

Para intentar salir de este conflicto, el gobierno de Vidal convocará a una nueva ronda de diálogo esta semana, una vez que termine la medida de fuerza.

Ayer detalló que el 47% de los docentes de escuelas públicas adhirió al paro. Y solo el 2% de los docentes se unieron en escuelas privadas. En el sistema educativo de la provincia hay 2.148.340 alumnos que concurren a las escuelas de gestión estatal de los niveles inicial, primario y secundario y 1.401.842 que cursan en establecimientos de gestión privada.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.