Mauricio Macri, contra el enemigo imaginario

Carlos Pagni
Carlos Pagni LA NACION

Editorial de Carlos Pagni: Macri contra el enemigo imaginario

18:56
Video
(0)
5 de marzo de 2018  • 23:27

A continuación, algunos de sus principales conceptos:

  • Estamos en una circunstancia atípica en la vida pública argentina: el Gobierno tuvo el año pasado un triunfo electoral muy contundente, inesperado aún para los protagonistas de ese triunfo; una gran alianza con la opinión pública que, con altibajos se sigue manifestando en las encuestas
  • Digo atípico porque no aparece frente a Macri o frente a Cambiemos lo que en la política sería un rival clásico, es decir, un partido con candidaturas más o menos competitivas
  • Cuesta mucho imaginar, sobre todo por la crisis del peronismo, que tiene dimensiones múltiples, un candidato para 2019 capaz de vencer a Macri, a tal punto que en el oficialismo trabajan con la hipótesis de tres reelecciones: Macri-Michetti; Vidal-Salvador y, eventualmente, Larreta-Santilli
  • ¿Esto es positivo para el Gobierno? Seguramente sí, pero plantea un desafío tal vez más exigente porque los verdaderos rivales de Macri hoy son las dificultades que se interponen entre él y sus objetivos y, sobre todo, con un objetivo que regula toda la política oficial, que es el crecimiento
  • Si se analiza el discurso económico del Gobierno, todas las promesas económicas -la baja de impuestos, la reducción del déficit, los niveles de ocupación-, no son promesas en términos absolutos, sino proporciones de lo que va a crecer la Argentina. Y, si la Argentina no crece, todas esas promesas empiezan a quedar incumplidas, por lo tanto, hay una obsesión en el Gobierno que es lograr que la economía mantenga un nivel de crecimiento aceptable durante varios años.
  • Si el motor de crecimiento no es el Estado se necesita de la actividad privada, nacional o extranjera y, para lograr esa inversión, el Gobierno debe remover dos grandes obstáculos: un enorme gasto público que implica una enorme carga impositiva y un alto costo laboral.
  • Macri no se enfrenta a un candidato, no se enfrenta a una fuerza política, se enfrenta a dos inercias históricas importantísimas: un mercado laboral muy rígido, con presencia de sindicatos muy fuertes que han sido fortalecidos por la inflación y un estado gigante, con una carga tributaria alta y un problema fiscal histórico
  • Estamos ante un Macri que enfrenta problemas estructurales y que los va tomando a partir del capital político que consiguió en las elecciones: modelando una agenda, que en parte ya se tramitó gracias a una reforma fiscal importante pactada con los gobernadores peronistas.
  • La política antiinflacionaria ya no está confiada a la política monetaria solamente, sino que el Gobierno tiene que poner foco en otra cuestión: la puja salarial.
  • Aquí es donde la tensión con sindicatos se transforma en un problema central para el destino de Macri porque el Presidente necesita una alianza sindical que le permita hacer algo que, dada la experiencia argentina, es casi prodigioso: pactar salarios de acuerdo con la inflación que va venir y no con la inflación que ya sucedió.
  • La estrategia fue muy clara, pero no explicada: "desmoyanizar" la CGT. El Gobierno había llegado a la conclusión de que, con los Moyano adentro de la CGT, era imposible un acuerdo sindical.
  • ¿Cuál es el objetivo de Macri? Quitar a Moyano de la CGT y constituir una alianza con una cantidad de gremios que, porque temen verse en el espejo de Moyano, Balcedo, Suárez, o porque entienden que no tienen la fuerza política suficientes para enfrentar al Gobierno, facilitarían esa operación de reducción de costos que implicaría una política más racional respecto de la inflación.
  • Ese es uno de los problemas que se ha planteado el Presidente frente el sector sindical, el otro está transcurriendo en este momento en la provincia de Buenos Aires: se llama Roberto Baradel, líder gremial de los docentes.
  • ¿Por qué es un tema importante? Todos los gremios del sector público nacional y provincial están mirando en cuánto se cierra la paritaria docente de la provincia de Buenos Aires, lo que después será la excusa para pedir, por lo menos, eso en el resto de las provincias y también en la nación. Estamos hablando de una especie de regulador de salarios públicos que pega directamente en el problema fiscal.
  • No es el tema sindical o el tema fiscal el único capítulo en la reducción de costos que quiere realizar Macri: es un cambio en la conducción de la AFIP; Leandro Cuccoli va a ser el jefe de los sabuesos
  • Tiene a cargo una tarea estratégica porque, para la cabeza del Gobierno, si se lograra mejorar la administración impositiva, sobre todo a través del software, se podría reducir un punto del PBI en materia de déficit y se terminaría con una gran injusticia, que es el subsidio de quienes pagan impuestos a quienes no pagan impuestos, que puede ser el 35% de los contribuyentes
  • Macri está convencido que el gran obstáculo para un acuerdo de comercio con la Unión Europa fue removido en su reunión con Emmanuel Macron
  • Esto es el desencadenante de un proceso que enfrenta a Macri, sigilosamente, con otro obstáculo: la tendencia de grandes empresas y sectores empresariales argentinos a vivir bajo la protección de un estado que los priva o los salva de la competencia.

LN+ puede verse en Cablevisión (19 Digital, 618 HD y Flow), DirecTV (715 y 1715), TDA (25.3), Telecentro (705 Digital) y en lnmas.com.ar.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.