Las razones por las que Darío Lopérfido se va del gobierno

Lopérfido, en los viejos tiempos del Colón
Lopérfido, en los viejos tiempos del Colón Fuente: Archivo
(0)
6 de marzo de 2018  • 14:54

Después de casi un año de haber asumido y varios días de rumores, Darío Lopérfido abandonará sus funciones como agregado cultural en Berlín. Eso es lo que dice el decreto 175/18 que publicó hoy el Boletín Oficial y que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri y del canciller Jorge Faurie.

El alejamiento no será inmediato, sin embargo, porque se prevé un plazo de 45 días para que el ex-ministro de Cultura y ex director artístico del Teatro Colón regrese a Buenos Aires. Pero no solamente no ejercerá las funciones que cumplía hasta ahora sino que, directamente, dejará de formar parte del gobierno.

Luego de conversaciones con Fulvio Pompeo y Marcos Peña, quien le habría ofrecido un cargo en Buenos Aires, fue el propio Lopérfido quien decidió alejarse de la función pública. "Sigo siendo adherente del gobierno y lo apoyo -explicó a LA NACION desde Berlín-. Pero no es un gran momento para la libertad intelectual, en ningún lugar del mundo. A mi me gusta ejercerla, y para eso es mejor estar fuera del gobierno."

La otra razón es que Lopérfido, como él mismo había insinuado cuando se alejó del Teatro Colón, tiene interés en dedicarse a la actividad artística privada, en el doble papel de productor y creador. "No me interesa tanto gestionar lugares sino presentar productos artísticos". Este año fundó Magna Lírica, una compañía de ópera independiente, y en junio de este año debutará como régisseur con la, ópera Lulu, de Alban Berg, en el Teatro Avenida.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.