"Para nosotros es normal tener dinero en la casa", dijo la esposa de Marcelo Balcedo

Paola Fiege y Marcelo Balcedo, en la Justicia
Paola Fiege y Marcelo Balcedo, en la Justicia Fuente: LA NACION
Nelson Fernández
(0)
7 de marzo de 2018  • 02:06

MONTEVIDEO.- La esposa del sindicalista argentino Marcelo Balcedo, Paola Fiege, dijo que desde que conoció a su marido supo que éste "siempre fue un hombre de mucho dinero, un empresario exitoso", que los automóviles de lujo llegaron al Uruguay en Buquebus, y que a los animales exóticos los compró por gustos personales.

"Nosotros no teníamos nada que esconder", dijo Fiege en una entrevista con el canal VTV.

Se quejó de las condiciones de la cárcel, pidió de nuevo para tener prisión domiciliaria y estar con sus hijos y aseguró que no hay chance alguna de que intente fugarse del país.

La lujosa chacra en la que detuvieron al gremialista Marcelo Balcedo, vista desde un drone

0:57
Video

En diálogo con el periodista Gabriel Pereyra, la mujer que está presa en un juicio por supuesto lavado de dinero, contrabando y otras figuras delictivas, dijo que firmaba contratos pero el que conocía los detalles era su esposo Marcelo Balcedo: "En las negociaciones no estuve, están a mi nombre".

Justificó su riqueza con las utilidades de los medios que la familia del esposo tiene en La Plata, y dijo que el patrimonio no se debe al vínculo con el sindicato porque esos bienes fueron comprados antes de que Balcedo entrara en la actividad gremial.

"Era un hombre muy reconocido por la sociedad platense", dijo la mujer para explicar por qué no le sorprendió el patrimonio de su esposo.

Restó importancia al escándalo por el zoológico privado que tenían en la chacra "El Gran Chaparral" del Cerro del Burro."Las llamas las compré, tengo el papel, me gustan mucho los animales", dijo Fiege. Y agregó: "Hay un montón de gente que tiene llamas (.) Yo las ví, me gustaron y me las vendió una parejita".

Acerca del voluminoso dinero en efectivo que había en la casa, Fiege dijo que eso no le llamaba la atención porque siempre tenían plata para eventuales gastos de salud: "Mi marido traía, para nosotros es lo normal, nunca me llamó la atención porque era normal tener dinero en la casa".

Se mostró confiada en que no serán condenados: "Se va a demostrar en la justicia; no tuvimos tiempo de presentar las pruebas".

Y dijo que no quiere que los hijos la vayan a visitar a la prisión para evitar que pasen por situaciones traumáticas (que calificó como de violación) por la revisación a la que ella fue sometida: "Me parece muy doloroso que mis hijos pasen por esto".

Respecto a la prisión preventiva para evitar que se fugue, Fiege dijo que eso no tiene asidero porque vive en Uruguay hace años, y puso como ejemplo de su vínculo con el país y permanencia que pagó por adelantado todo el año del colegio de sus hijos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.