Suscriptor digital

Innovación made in Argentina: la inteligencia artificial pide pista en el mercado local

Ni futurista ni extranjera, la nueva tecnología ya está presente en el país; jóvenes emprendedores y empresas como OLX, La Caja y Turismocity apuestan al desarrollo de bots, los asistentes virtuales y la digitalización de procesos
Ni futurista ni extranjera, la nueva tecnología ya está presente en el país; jóvenes emprendedores y empresas como OLX, La Caja y Turismocity apuestan al desarrollo de bots, los asistentes virtuales y la digitalización de procesos Crédito: Ilustración Pepe Serra (Mènsula Studio)
Olivia Goldschmidt
(0)
7 de marzo de 2018  

Si Facebook sugiere taggear a un amigo que efectivamente aparece en una foto u ofrece la posibilidad de traducir ese mensaje de cumpleaños de un pariente del exterior al castellano perfecto, esa magia tiene un nombre muy concreto en tecnología: inteligencia artificial. Como Siri, la asistente virtual de Apple, escucha un "despertame a las siete y media" y a las 7.30 suena la alarma, la capacidad de entender la voz humana y actuar de acuerdo con ella también es inteligencia artificial. Un auto autónomo que identifica lo que sucede alrededor y puede circular sin un conductor atento suena más como un desarrollo del futuro, pero es hoy una realidad en Alphabet, la empresa madre de Google con sus Waymo. El CEO de Google, Sundar Pichai, dice sobre la inteligencia artificial: "Es uno de los desarrollos más importantes de la humanidad hoy. Es más profundo que, no sé, la electricidad o el fuego". Como el fuego, luego advirtió, también puede hacer mucho daño y se trata de entender tanto sus beneficios como sus riesgos.

Es el nuevo big data, la palabra que motiva nuevos emprendimientos y desvela a los directivos de negocios establecidos. El potencial de la inteligencia artificial, aseguran los expertos, viene cuando los humanos y las máquinas combinan fuerzas. Hasta ahora, los robots, el análisis de big data y otras tecnologías trabajaban en paralelo, pero distanciados de los humanos, para hacer procesos más eficientes. Las empresas que invierten en sistemas de IA pueden detectar, comunicar, interpretar y aprender para luego actuar por su cuenta.

La preocupación que más se escucha en torno al tema es la pérdida de puestos de trabajo. Sin embargo, Sergio Kaufman, presidente de Accenture para la región, dijo: "La inteligencia artificial es una herramienta de desarrollo para la Argentina porque permite competir con los lugares que luchan con bajo costo. Lo primero que va a reemplazar la inteligencia artificial es lo que hoy en China o la India se hace por una porción de los precios locales".

Según el ejecutivo, "se trata de proteger a los trabajadores y no el trabajo" y, específicamente en la Argentina, invertir en tecnologías como inteligencia artificial aumentaría la cantidad de puestos de trabajo, sobre todo de empleo inclusivo (diferenciado de empleo del conocimiento, que implica tecnólogos, ingenieros, programadores). "Por ejemplo, si se invierte en tecnologías aplicadas al turismo, como aeropuertos digitales o apps especializadas en hoteles, que reducen solo algunos puestos pero potencian el turismo, eso se traduce en más restaurantes, más guías turísticos, trabajos en hospitalidad y hoteles llenos. Genera un ecosistema de turismo que muda a la persona que antes solo sellaba tickets a vender tours o asesorar a viajeros, y no necesita ser ingeniero o tecnólogo".

Entonces, si la tecnología readecua el empleo generando empleo inclusivo, el miedo surge de lo desconocido. "Cuando se instalaron los cajeros automáticos en Estados Unidos en los 80 se pensó que iban a cerrar todas las sucursales bancarias, pero la realidad, treinta años después, es todo lo contrario: hay más sucursales. Es verdad que hay menos puestos de trabajo para cajeros, pero ese mismo trabajador hoy vende seguros o protección para el hogar y el sueldo promedio de la industria aumentó", concluyó.

La inversión mundial en estas tecnologías aumentó el 59,1% en 2017 con respecto al año anterior, acercándose a US$12.000 millones, según el último estudio de Accenture, sobre la base de las respuestas de 1200 CEO y 14.000 empleados que trabajan con inteligencia artificial. Si bien la inversión crece, se traduce en poco esfuerzo para capacitar a los empleados. La mitad de los líderes citan la falta de habilidades como un desafío clave para implementar IA, aunque solo el 3% planean invertir en programas de entrenamiento en los próximos tres años.

A nivel mundial, los grandes avances vienen de nombres ya conocidos: Alphabet, Amazon, Apple, Facebook y Microsoft lideran las innovaciones, ya que concentran muchos de los datos y disponen del capital para adquirir los últimos desarrollos, pero a nivel local ya se están dando los primeros pasos.

"Mi pasión es entender a las personas con datos", dijo Mat Travizano, cofundador y CEO de GranData, empresa que está construyendo una de las bases de datos anónimos más grandes del mundo para poder desarrollar algoritmos de inteligencia artificial e, idealmente, generar valor en este nuevo mundo. Se pregunta: "¿Qué tan central es la inteligencia artificial en la producción de valor en el presente y en el futuro?". Para el emprendedor, una combinación de datos más algoritmos impulsa el desarrollo. Advierte que se está poniendo mucho peso en el algoritmo y se deja de lado el dato, y compara el algoritmo con la refinería y los datos con el crudo, el petróleo de este siglo. "Por eso Google hace open source de Tensorflow (que quiere decir que Google abre gratuitamente algunos de sus algoritmos). Sin los datos no sirve, son el activo escaso hoy en día", continúa.Si bien está claro que los gigantes tecnológicos tienen posiciones dominantes en el mercado, los gobiernos luchan por aplicar regulaciones. "El regulador tiene que apuntar a repartir el valor entre los verdaderos dueños de los datos: las personas", cuestiona en el ámbito privado.

Otra de las empresas que nacieron con la inteligencia artificial en la base de su producción de valor y hoy se destacan a nivel mundial es Jampp, que tiene que elegir por comprar espacios publicitarios dentro de apps para sus clientes en menos de 100 milisegundos. "La aplicación de técnicas de inteligencia artificial en la industria ha tenido un crecimiento vertiginoso en los últimos años de la mano de la facilidad del acceso a los datos. Tiene aplicaciones diversas, como autos autónomos, procesamiento de imágenes, medicina y finanzas", explicó Martín Bonamico, CTO de Jampp. Utilizan tecnología de machine learning, una de las ramas de la inteligencia artificial, que procesa grandes volúmenes de datos y aprende de eventos pasados. Procesan 500.000 subastas publicitarias por segundo: "Sería imposible hacerlo manualmente. En Jampp un equipo de tecnología de menos de 30 personas se encarga de la plataforma", contó. "Imaginate que estás navegando en una app que te gusta, como un jueguito. Antes de que se cargue el próximo nivel con publicidad hay que decidir cuál se muestra. En tiempo real tenemos que elegir el aviso indicado para mostrarle a la persona correcta en el momento adecuado", resumió el CTO. La app, con la información del usuario, subasta entre Jampp y sus competidores el espacio al mejor postor. La empresa tiene que establecer correctamente los precios que están dispuestos a pagar por cada campaña en cada caso, ya que solo monetizan si la persona que ve la publicidad hace clic, se registra como usuario o efectivamente adquiere el producto. Además del precio también seleccionan el tipo de aviso, color, texto, imagen que mejor se relaciona con el usuario.

Otro uso de la inteligencia artificial vinculado con el marketing es la capacidad de poder entender los sentimientos de los consumidores hacia las marcas que se vuelcan en las redes sociales. Flowics es una plataforma de marketing digital para poder capturar, filtrar y analizar el contenido digital generado en las redes sociales. "Nuestros clientes son marcas y grandes medios, como Telefé, ESPN, FOX. A partir de los programas y campañas que los clientes crean los ayudamos a generar participación o mejorar las ventas de productos", explicó Fernando Zunino, CTO de Flowics. Usando tecnología de inteligencia artificial, en especial una rama que procesa el lenguaje natural, pueden identificar "sentimientos" en cada tuit, posteo de Facebook o Instagram que ingresan al sistema de Flowics. Las marcas pueden medir las menciones y clasificar su polaridad. Flowics nació en 2013 y son cinco socios fundadores. Hoy hay casi 30 personas trabajando, la mayoría desde la Argentina. En la central desarrollan el producto y tienen oficinas de venta en Brasil y España.

En las aulas de tecnología, la inteligencia artificial presenta la oportunidad de generar proyectos que se conviertan en empresas propias. "Son spinoffs, proyectos que nacen desde la universidad y se convierten en empresas propias que venden servicios acá y en el exterior", contó Marcelo De Vincenzi, decano de la Facultad de Tecnología y vicerrector de la Universidad Abierta Interamericana. "Tenemos un algoritmo que es capaz de interpretar conductas humanas y predecir los riesgos de lograr una operación exitosa, es un prototipo que presentamos a la Bolsa de Comercio de Rosario y la de Buenos Aires con buenos resultados", contó De Vincenzi. "En el campo de la bioinformática, armamos un algoritmo que predice la evolución de las células en pacientes oncológicos. Mide y analiza distintas estimulaciones celulares que el ojo humano no puede detectar, pero la computadora sí", comentó. El proyecto les permitió ganar un concurso organizado por el MIT y Stanford y es otro ejemplo de un producto académico con aplicación práctica devenido en negocio propio.

En el país cada vez más empresas entienden la importancia de sumar la tecnología a su estrategia original: en Turismocity, portal para comparar precios de vuelos y hoteles, la inteligencia artificial fue clave para expandir el negocio. Eugenio Fage, CTO de la empresa, dijo a LA NACION: "Usamos técnicas de machine learning para detectar vuelos baratos. Dos personas de ciencias de la computación armaron bots para identificar la baja de precios en determinados vuelos considerando su historial, la fecha del vuelo y el origen, entre otras variables. Si alguien nos pide una alerta específica, hay otro bot que se activa para hacer un seguimiento". También, explicó, utilizan redes neuronales, una tecnología de mayor complejidad que compara hoteles para detectar los precios en distintas agencias de viajes.

Leonardo Rubinstein, CEO para Asia, América Latina, Medio Oriente y África de OLX, afirmó que la inteligencia artificial está en el centro de la estrategia de producto y tecnología para una de las pocas empresas unicornio del país. Para la plataforma de compra y venta de objetos usados, la inteligencia artificial tiene varios usos prácticos. "Por ejemplo, si un usuario sube la foto de un auto que le interesa vender la tecnología de OLX establece la marca, el modelo y sugiere un título para la publicación a través de la detección de la imagen. Además, desde el chat de OLX sugieren posibles preguntas y respuestas en función de la conversación entre vendedores y compradores, y al entrar a la página se muestran los anuncios relevantes en función de lo 'aprendido' por la actividad anterior", explica.

En la aseguradora La Caja, la inteligencia artificial se presenta con un nombre: Letizia. Es el "bot" -por "robot" de automatización de ventas- que funcionará como un asistente realizando la cotización de seguros de autos y direccionando propuestas avanzadas a los equipos de ventas. "Es una iniciativa del grupo a nivel internacional que la sede argentina decidió adoptar, y ya estamos repensando el proyecto para el corazón del negocio. La idea es que ofrecen una mejor experiencia, sobre todo para los consumidores millennials, que son nativos digitales y el grupo más propenso a cambiar de seguro. Apuntamos a que las consultas transaccionales puedan ser resueltas por este bot", apuntó Martín Centeno, gerente de comunicación de La Caja.

El futuro ya llegó

Cómo la IA está cambiando el ecosistema local

  • Mat Travizano - Gran Data: "Mi pasión es entender a las personas a partir de los datos"
  • Leonardo Rubinstein - OLX: "Hoy, la IA permite mostrar anuncios en los que se va a aprendiendo de la actividad previa"
  • Sergio Kaufman - Accenture: "La IA le permitirá a la Argentina competir contra países que pelean con sus bajos costos"
  • Eugenio Fage - Turismocity: "Usamos técnicas de machine learning para detectar vuelos baratos"
  • Martín Bonamico - JAMPP: "De la mano de la facilidad del acceso a los datos, la inteligencia artificial tuvo un crecimiento vertiginoso"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?