Iron Mountain: procesan a exfuncionarios y miembros de la empresa por el incendio

Fueron señaladas en el fallo 17 personas por su presunta participación en el hecho ocurrido en febrero de 2014
Fueron señaladas en el fallo 17 personas por su presunta participación en el hecho ocurrido en febrero de 2014 Fuente: Archivo
Mauricio Giambartolomei
(0)
7 de marzo de 2018  

Cuatro años después del incendio y derrumbe del depósito de la empresa Iron Mountain en Barracas, donde murieron ocho bomberos y dos miembros de Defensa Civil, doce exfuncionarios del gobierno porteño y cinco integrantes de esa empresa fueron procesados por el delito de "incendio culposo seguido de muerte". Con esa decisión, los presuntos responsables del siniestro ocurrido el 5 de febrero de 2014, que según la Justicia se produjo en forma intencional, están más cerca de llegar al juicio oral.

En el fallo, firmado por el titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Nº 18, Pablo Ormaechea, a cargo de la instrucción, se establece que en todos los casos se trata de procesamientos sin prisión preventiva, pero fueron determinados embargos que oscilan entre $7.000.000 y los $20.000.000.

Entre los exfuncionarios se encuentra Vanesa Berkowsky, quien fue directora general de Fiscalización y Control de la ciudad y que ya había sido procesada una causa por el derrumbe en el boliche Beara, de Palermo, que en septiembre de 2010 provocó la muerte de dos chicas. "Estamos contentos pero no conformes, porque vamos por [Juan José] Gómez Centurión, que al momento del incendio era el titular de la Agencia Gubernamental de Control y el jefe de Berkowsky", le dijo a LA NACION Miguel Arce Aggeo, abogado de los familiares de los fallecidos.

En el fallo el juez también dictó el procesamiento de Luis Alberto Cogo, quien en el momento del incendio era el jefe del Departamento de Actividades Generales Críticas; Roberto José Chiesa, exdirector de Industrias y Otros Locales; Silvia Miriam Hers, exjefa del Departamento de Programación Operativa; Gastón Luis Laugle y Patricia Moroni, exresponsables de la Dirección de Administración y Gestión Operativa, y Rafael Mario Roldán y Pierre Louis Chapar, encargados de la Dirección General de Fiscalización y Control.

Entre los integrantes de Iron Mountain procesados se encuentran Guillermo Eduardo Lockhart (gerente general en febrero de 2014), Eduardo Alfredo Sueyras (director de Seguridad e Higiene para América Latina), y Héctor Eduardo García (jefe de Seguridad e Higiene). "La compañía considera que tal decisión se tomó sin tener en cuenta los descargos recibidos, así como tampoco se concretaron las pruebas sugeridas por la defensa. Apoyaremos la apelación presentada por los empleados y exempleados. Mantenemos la convicción de que actuaron de acuerdo con las responsabilidades de sus funciones", expresó la empresa en un comunicado.

Otros procesados por el juez Ormaechea fueron Christian Walter Castiñeiras, director de la empresa que debía garantizar el funcionamiento de las instalaciones contra incendios, y Oscar Alfredo Godoy, encargado de seguridad del predio. En igual condición judicial quedaron los inspectores porteños Félix Raimundo Lugo, Jorge Papanicolau, Ricardo Grunfeld y Alberto Graziani.

El 5 de febrero de 2014, a las 8.15, las llamas invadieron el depósito de la calle Azara 1245. Allí acudieron varias dotaciones de bomberos de la Policía Federal y los voluntarios de Vuelta de Rocha y de La Boca, pero se encontraron con el portón de entrada cerrado. Mientras analizaban cómo proceder, una pared se derrumbó sobre la vereda.

Entre los escombros murieron Pedro Barícola, de la dirección general de Defensa Civil; el bombero voluntario Sebastián Campos; el comisario inspector Leonardo Day; la subinspectora Anahí Garnica; los cabos primero Eduardo Adrián Conesa y Damián Véliz, y los agentes bomberos Maximiliano Martínez y Juan Matías Monticelli. También fallecieron José Luis Méndez, del cuartel de Villa Dominico, y Facundo Ambrosi, del cuartel de bomberos de la Vuelta de Rocha.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.