El autorretrato de Fernando Aramburu

Después del éxito de Patria, Fernando Aramburu presentó su libro más personal
Después del éxito de Patria, Fernando Aramburu presentó su libro más personal Crédito: Fundación Telefónica
Laura Ventura
(0)
7 de marzo de 2018  • 10:22

Fernando Aramburu, en la presentación de su nuevo libro, Autorretrato sin mí
Fernando Aramburu, en la presentación de su nuevo libro, Autorretrato sin mí Crédito: Fundación Telefónica

MADRID.- Hace un tiempo se presentaba Patria en este mismo auditorio. Más precisamente han transcurrido 18 meses, 700 mil ejemplares y 28 ediciones, además de los premios de la crítica y de los lectores, quienes ubicaron a esta ficción como "LA" novela española de 2017. Fernando Aramburu, quien hace apenas semanas estuvo en Buenos Aires , presentó su nuevo libro en Madrid, a metros de la Gran Vía, en la Fundación Telefónica. Con una copa de vino tinto, vestido completamente de negro, y con cierto pudor, como él mismo admitió, comenzó la cita con Autorretrato sin mí (Tusquets). "Nunca me había abierto como lo hice aquí. No hay ironía, no hay mentira. Aquí no hay trampas, no hay ninguna afirmación que no haya hecho yo en el libro sin convencimiento total", confesó Aramburu.

Los momentos más destacados de la entrevista a Fernando Aramburu

Video

"Habito desde que nací en un hombre llamado Fernando Aramburu", comienza el primer fragmento que se compartió con el público presente. Fue el inmenso Javier Cámara, el actor que tantas veces ha actuado bajo las órdenes de Pedro Almodóvar ( La mala educación, Hable con ella, Los amantes pasajeros, etc.) el y ganador del premio Goya, quien leyó éste y otros textos más. Aramburu realizó la descripción con la distinción y la proximidad entre el "hombre que me abarca y el hombre que me contiene". De modo constante en esta obra se acude a ese juego de dobles entre el autor, el hombre físico de carne y hueso y la primera persona de la narración: "Ya no sé si yo soy él o si él soy yo".

El narrador y poeta Benjamín Prado moderó el breve encuentro e intentó definir Autorretrato sin mí: "Un libro de poemas disfrazado de un libro de relatos disfrazado de una autobiografía". Aramburu admitió que Prado no lo podría haber definido mejor.

Desde la descripción de la familia humilde de San Sebastián, con un padre que era un "pan" de bondad, Aramburu traslada al lector a la bofetada que le propinó un fraile cuando era niño. El religioso era su profesor de literatura. "Ese hombre comprendió que iba fuera del camino", dijo sin rencor el autor y explicó que ese golpe fue el castigo por no haber estudiado, o, mejor dicho, leído para un examen donde se evaluaba a la clase la lectura de La vida de lazarillo de Tormes.

Aramburu también se detiene en este nuevo libro en su juventud, cuando "era gamberrete y pegón, pero cedía el asiento a los mayores en el transporte público". Además, recorre la influencia de aquellos poetas que lo marcaron a fuego: Góngora, Quevedo, Bécquer, Darío, Neruda y García Lorca. Autorretrato sin mí es también un homenaje a la "maravillosa lengua castellana, compañera del alma, compañera".

Autorretrato sin mí fue escrito, según su autor, "sin motivo ni plan", en su mayoría producido durante viajes, en aviones o en salas de espera. Con excepción del último, donde se despide de "todos aquellos hombres que no ha podido ser", explicó Aramburu que todos los fragmentos son intercambiables y que no ocupan ningún puesto fijo en la estructura del libro.

Para finalizar la presentación, Aramburu le pidió a Cámara que eligiera un fragmento al azar y que luego lo leyera al público. El texto que culminó la velada fue "Soy mi cuerpo", donde el autor se refiere a los "contornos de su esencia", a esa materialidad que es apenas "un grumo en el cosmos" y que se despide así: "A mí me basta la realidad, yo me conformo con un buen paseo por la vida".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.