La Justicia uruguaya falló a favor de extraditar a Balcedo y a su esposa pero se demora el traslado

El traslado del gremialista y su mujer pasará ahora al Tribunal de Apelaciones
El traslado del gremialista y su mujer pasará ahora al Tribunal de Apelaciones Fuente: Archivo
Nelson Fernández
(0)
7 de marzo de 2018  • 14:50

MONTEVIDEO.- Se va, pero no se va. Primero, en prisión en Uruguay y, luego, a enfrentar a la Justicia argentina. El sindicalista argentino Marcelo Balcedo se irá extraditado, pero no por ahora. Y aunque todavía queda una instancia de apelación, en los corrillos judiciales se descuenta que el dirigente será remitido a La Plata para seguir su periplo frente a los tribunales.

La Justicia uruguaya falló ayer a favor de la extradición de Balcedo y de su esposa, Paola Fiege, a la Argentina, aunque eso no podrá concretarse ni a corto ni a mediano plazo.

Lo que no se irá a la Argentina es el motivo del proceso, ni los autos de alta gama, ni las joyas, ni los fajos de billetes, que suman millones de dólares.

En primera instancia, el fallo rechazó el pedido del Estado argentino para que los bienes incautados vuelvan a su país de origen.

El caso de Balcedo se desató en medio de la fiesta de Navidad con el pedido de captura del titular del Soeme y se activó el 4 de enero pasado, cuando efectivos de Interpol lo sorprendieron al ingresar a su chacra El Gran Chaparral, en el Cerro del Burro, y luego en la casa de balneario que tenía cerca, en Playa Verde, en los alrededores de Piriápolis.

A partir de entonces, la investigación por el pedido de la Justicia argentina y la que se inició en Uruguay dispararon dos juicios paralelos: uno de extradición a la Argentina y otro de imputación de delitos cometidos en territorio oriental.

Otra instancia

La defensa apeló el fallo de la jueza María Helena Maynard, por lo que, en principio, el caso pasará al Tribunal de Apelaciones.

Pero, además, como Balcedo y Fiege están con prisión preventiva, imputados por los delitos de lavado de activos, tráfico interno de armas de fuego y contrabando -todos en calidad de autor, a título doloso y en régimen de reiteración real entre sí-, el fallo que accede a la extradición deberá esperar a que termine el juicio local. En caso de ser desfavorable para Balcedo y su mujer, ambos deberán cumplir pena en Uruguay.

En la Justicia se descuenta que eso será así, en función de las pruebas acumuladas en los procedimientos de este verano.

El abogado Rodolfo Patiño, defensor de Balcedo en la Argentina, cuestionó el tratamiento de la Justicia uruguaya. Dijo que el nuevo Código de Proceso Penal local cambió el sistema, pero los fiscales y jueces no se ajustan a eso y, por ello, mantienen en prisión a Balcedo y a Fiege.

"Aun antes de poder acreditar que hay un delito mínimamente probado, les recuerdo que Balcedo y Fiege no han sido indagados en la Argentina ni están procesados. Rige sobre ellos el principio de inocencia y aquí ya están repartiendo los bienes", se quejó Patiño. Y manejó ironías sobre la disputa por los bienes incautados. "Fue una pelea casi tragicómica entre dos naciones", ejemplificó.

La jueza Maynard estableció en su sentencia que "cuando los objetos incautados fueran susceptibles de embargo o decomiso en el territorio de la parte requerida, esta podrá conservarlos temporalmente bajo condición de restitución". Y agregó que "no es posible aún expedirse sobre los objetos incautados, ya que se encuentran sujetos a medidas cautelares dispuestas por la Justicia", en referencia al juzgado que persigue delitos en territorio oriental.

En el juicio de extradición, habrá que esperar el fallo del Tribunal de Apelaciones, y en el juicio por delitos locales, el fiscal tiene un plazo de un año para su investigación, aunque el proceso puede ser más largo. En función de la pena habrá que ver cuánto tiempo de prisión deben cumplir Balcedo y su esposa, y recién después se dará paso a la extradición.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.