Confirman el envenenamiento del exespía ruso en Gran Bretaña

Skripal, en un drugstore de Salisbury antes de ser envenenado con un gas nervioso
Skripal, en un drugstore de Salisbury antes de ser envenenado con un gas nervioso Fuente: AP
(0)
7 de marzo de 2018  • 17:42

LONDRES.- Las dudas comienzan a despejarse en el caso del exespía ruso Sergei Skripal , internado desde el domingo pasado en estado crítico en un hospital de Londres. La policía británica confirmó que el exagente fue víctima de envenenamiento, como sospechaban los investigadores sobre el hombre de la inteligencia militar rusa tras ser hallado inconsciente.

"Esto está siendo tratado como un gran incidente que incluye tentativa de homicidio mediante la administración de un agente nervioso", dijo en un comunicado el jefe de la unidad antiterrorista de la Policía de Londres, Mark Rowley.

"Habiendo establecido que un gas nervioso fue la causa de los síntomas (.) también puedo confirmar que creemos que las dos personas que sufrieron la indisposición fueron elegidas específicamente como blanco", agregó Rowley. Y dijo que no existe evidencia de un riesgo extendido para la salud de la población en general.

El informe alimenta las sospechas contra el gobierno de Vladimir Putin por el atentado contra la vida del exagente, que no sería la primera víctima de una operación similar del Kremlin en represalia contra los presuntos traidores a Moscú .

Skripal, un excoronel de la inteligencia militar rusa, fue condenado y encarcelado en Rusia en 2006 por haber pasado información a Londres. Fue liberado cuatro años después para que pudiera residir en Gran Bretaña, como parte de un intercambio de espías de alto perfil con Estados Unidos. Vive en Salisbury bajo su verdadero nombre.

El canciller británico, Boris Johnson, había acusado ayer a Moscú y recordado el caso del envenenamiento del exespía y crítico del gobierno ruso Alexander Litvinenko, fallecido en 2006 tras ser expuesto a una sustancia radiactiva. En su lecho de muerte, en Londres, hizo responsable directo del atentado al presidente Putin.

Seis años más tarde, la víctima fue el empresario Alexander Perepilichni, un hombre de negocios en conflicto con el Kremlin y muerto en Inglaterra, también víctima de sustancias tóxicas.

"Aviso a los gobiernos en todo el mundo que ningún intento de cobrarse una vida inocente en Gran Bretaña quedará sin castigo ni sanción", advirtió Johnson.

Skripal y su hija Yulia fueron encontrados inconscientes, con síntomas de envenenamiento, en un banco cerca de un centro comercial en Salisbury el domingo pasado. Desde entonces se encuentran hospitalizados en terapia intensiva, al igual que un oficial de policía, la primera persona que entró en contacto con ellos.

El Kremlin volvió a rechazar la acusación sobre el nuevo caso. La vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zajarova, dijo que la noticia de la internación del exespía "fue usada de inmediato para redoblar una campaña antirusa en los medios".

"Esta historia acabará como de costumbre: de entrada, acusaciones sin fundamento, luego guardarán sus secretos y ni los periodistas, ni la gente, ni los políticos sabrán que pasó realmente", agregó Zajarova en conferencia de prensa.

Agencias AFP y DPA

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.