A favor del aborto legal y en contra de la precarización laboral, las claves de la marcha

Las organizaciones feministas redactaron un manifiesto que se leerá sobre el escenario el 8M
Las organizaciones feministas redactaron un manifiesto que se leerá sobre el escenario el 8M
Stephanie Chernov
(0)
7 de marzo de 2018  • 19:43

"Si nosotras paramos, se para el mundo". La frase que engloba los reclamos de este año es la misma que la del paro internacional que se hizo el año pasado. Hoy, en consonancia con la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, personas de entre 50 y 70 países se movilizarán para reclamar contra la violencia de género. En la Argentina, las exigencias de las organizaciones feministas que organizaron la manifestación van desde la despenalización del aborto y la precarización laboral hasta el pedido de justicia por los femicidios.

La jornada de protesta comenzará a las 11 con una convocatoria para que todas las mujeres del país cesen sus actividades en cualquier ámbito en el que se encuentren. Más tarde, a partir de las 16, los manifestantes se concentrarán en la Plaza de Mayo. Alrededor de las 17.30, las columnas marcharán hacia el Congreso.

En las asambleas que se hicieron para consensuar los reclamos, se determinó el orden de los colectivos que compondrán las distintas columnas: en la primera línea irán las trabajadoras "en conflicto laboral"; en segundo lugar estarán las integrantes de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que esta semana presentaron por séptima vez el proyecto de ley para la despenalización del aborto en el Congreso con las firmas de 71 diputados. Detrás se ubicarán los representantes de gremios, estudiantes secundarios y universitarios, y militantes de las organizaciones feministas, y por último, los referentes de los partidos políticos. Los que no puedan asistir se podrán sumar al paro a través de las redes sociales bajo las consignas #8M y #NosParamos.

Debido a la movilización, la circulación por el microcentro porteño estará limitada desde el mediodía hasta la noche. La Secretaría de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires informó que estarán cortadas las manzanas delimitadas por la avenida Belgrano, la calle Junín, las avenidas Corrientes y Leandro N. Alem.

Una vez que las columnas lleguen al Congreso, la periodista y locutora Liliana Daunes, feminista y referente de la comunicación con perspectiva de género, leerá un manifiesto en el escenario que estará sobre Rodríguez Peña, acompañada por alrededor de 40 mujeres políticas y activistas como Nora Cortiñas, titular de la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo, y Myriam Bregman, diputada del Frente de Izquierda.

El documento fue redactado por diversas organizaciones feministas y autoconvocadas que se congregaron en asambleas todos los viernes de febrero en el galpón de la Mutual Sentimiento, en el barrio porteño de Chacarita. Mujeres que fueron despedidas de sus empleos, activistas trans, amigas de Anahí Benítez -la adolescente que fue asesinada en agosto pasado-, representantes de pueblos originarios, trabajadoras sexuales, comunicadoras, adolescentes que reclaman la implementación de la ley de educación sexual integral en las escuelas, entre otras, participaron de la organización del paro en la Capital. La misma dinámica se replicó en otros puntos del país, como La Plata, Rosario, Córdoba y Tucumán.

Demandas

Los reclamos que componen el manifiesto están divididos en ocho ejes que representan todos los temas que surgieron en las asambleas y que configuran los motivos del paro: la lucha histórica y la organización de las mujeres en todo el mundo, las trabajadoras con conflictos laborales, la demanda por el aborto legal, seguro y gratuito, la protesta contra la violencia hacia los "cuerpos disidentes" (en referencia a la diversidad de género), el pedido al Estado por la implementación de políticas para erradicar la violencia de género, y nivelar las desigualdades y la inclusión de todos los feminismos. "Por un feminismo inclusivo, radical y de intersección que nos invite a todos a unirnos a la resistencia al racismo y la explotación capitalista", se lee en el documento.

El tema que atraviesa el escrito es la organización de las mujeres para ponerle un freno a las desigualdades. Las principales denuncias están dirigidas al Gobierno y a las empresas por "los despidos y la criminalización de la protesta". Otro de los pilares centrales es la ola de denuncias de acoso que salieron a la luz durante el año pasado: "Nuestra fuerza callejera hace que cuando una de nosotras habla, muchas otras se sienten acompañadas para romper el silencio: este año, en primera persona y colectivamente, desnaturalizamos las violencias sexuales". Además celebran el "momento histórico en el que el derecho al aborto legal, seguro y gratuito exige ser tratado en el Congreso", al tiempo que reclaman que se respeten y se cumplan leyes preexistentes como la 27.206 que declara imprescriptibles los delitos de abuso sexual en la infancia, y la 26.150 de educación sexual integral.

El documento completo

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.