Florencia Labat: "No es fácil que una nena juegue hoy al tenis"

Florencia Labat
Florencia Labat
Sebastián Fest
(0)
8 de marzo de 2018  

En aquella larga e inolvidable década de brillo, Gabriela Sabatini no estaba sola. Una gran camada de jugadoras, entre las que se destacaron Inés Gorrochategui, Bettina Fulco, Patricia Tarabini y varias más, le dio forma a la mejor época del tenis femenino argentino. Entre ellas también pisó fuerte Florencia Labat, una tenaz zurda que llegó a ser la número 26 del mundo. El tenis femenino argentino es hoy un páramo: la número uno del país, Catalina Pella, figura en el puesto 300 del ranking mundial. "El tenis femenino está teniendo un problema serio de cantidad de chicas", dijo Labat durante una entrevista en el ciclo Conversaciones, que se emitirá este jueves a las 15 en LN+.

"Hay pocas nenas que eligen el tenis como deporte. Creo que uno de los problemas hoy es el hockey, que le sacó una cantidad importante. Hoy eligen deportes colectivos, eligen el hockey. Juegan juntas, viajan con sus amigas. En el tenis, que es individual, se comparten menos cosas y es más difícil hacer amigas". Labat tiene dos hijas. Una no practica deportes y la otra juega... al hockey. "Respeto su decisión" . dijo sonriente Labat, que ve en la inseguridad otra razón para el desafecto por el tenis: "Hoy en día dejar viajar a una chica sola a un torneo no es fácil. Los que somos padres tenemos miedo de dejar a nuestros hijos".

Labat cree que la decadencia del tenis femenino argentino tiene solución. Si Agustín Calleri gana la presidencia de la AAT, Labat estará allí trabajando en el tema.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.