Mujeres exportadoras: la Argentina quiere más emprendedoras en el comercio internacional

El país adhirió a la iniciativa SheTrades de la Organización Mundial del Comercio para promover su inclusión en el sector; los consejos y las experiencias de algunas empresarias
Victoria Novillo Saravia
(0)
8 de marzo de 2018  

Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Álvarez

No solo es lo correcto, sino también lo más rentable. La inclusión de la mujer y la paridad de género ya no son cuestiones encaradas únicamente como un problema de justicia social. En el mundo, cada vez son más las iniciativas para fomentar su participación en la economía porque está probado que los avances en ese sentido tienen beneficios socioeconómicos que impactan directamente tanto en el rendimiento del PBI como en el desarrollo de los países.

Una de estas iniciativas es SheTrades, impulsada por el International Trade Center (ITC), un organismo que depende de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y de las Naciones Unidas. El objetivo del programa, que se lanzó en 2016, es unir un millón de mujeres al comercio mundial para 2020 mediante su plataforma.

Datos relevados por el ITC revelan que en cada región nueve de cada diez empresas son una micro, pequeña o mediana empresa (mipyme) y alrededor del 40% de estas en 99 países en desarrollo son propiedad total o parcial de mujeres. El informe revela también que las mujeres son minoría en los sectores de "alto impacto económico", como la construcción, el transporte, la industria y el comercio al por mayor, y que incluso en algunas economías desarrolladas la participación de las mujeres en las mipymes de estos sectores no supera el 18%. De la misma fuente surge que solo una de cada cinco empresas exportadoras en el mundo pertenece a una mujer y que las exportadoras reportan ventas promedio de 16 millones de dólares, en comparación con 816.000 dólares para las empresarias que no exportan. "El programa SheTrades es importante porque las empresas más competitivas son las que exportan, y exportando se vuelven más competitivas, lo cual se traduce en mejores salarios y condiciones de trabajo", dice Arancha González, directora del ITC.

Consultada sobre los beneficios de incrementar la participación de las mujeres en la economía, González explica que las barreras que relegan a millones de mujeres a roles económicos marginales suponen un gran costo económico en todos los niveles, desde familias hasta países enteros. "Cuando las mujeres reciben ingresos y tienen control sobre cómo gastar el dinero, invierten mucho más que los hombres en la educación y en la salud de sus familias. Empoderarlas produce efectos sociales y económicos positivos que duran por generaciones", sostiene esta abogada especialista en comercio internacional.

El objetivo del programa es unir un millón de mujeres al comercio mundial

Las empresas también se benefician de la igualdad de género. "Las cifras muestran que tener más mujeres en juntas corporativas se asocia con una mayor rentabilidad", asegura González. "La mujer aporta una visión estratégica, estilo de liderazgo, metodología de trabajo y motivación distintos y complementarios al hombre. Está comprobado que más mujeres en puestos de decisión agregan valor", dice Silvia Torres Carbonell, directora del Centro de Entrepreneurship del IAE.

Según una investigación de la consultora McKinsey, alcanzar la paridad de género representaría 28 trillones de dólares adicionales al PBI mundial para 2025. "Esto confirma lo que instintivamente sabemos: si un equipo descuida el talento de la mitad de sus jugadores, es difícil que logre la victoria. ¿Se imagina a la selección argentina prescindiendo de Messi?", dice González.

En la Argentina, datos del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social indican que los hombres ganan en promedio 27% más que las mujeres y que estas aportan solo el 25% de la economía. Un estudio de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici) sobre una muestra de 1999 empresas exportadoras reveló que 230 (11,5%) son lideradas por mujeres, el 53,9% de las cuales son micro o pequeñas.

La Aaici lanzó en diciembre pasado el programa Mujeres Exportadoras, adhiriendo a la iniciativa de SheTrades. Según su director, Juan Pablo Campetella, el programa busca propiciar el acceso a mercados mediante la formación, el financiamiento y la promoción comercial, aumentando la cantidad de empresas de mujeres asistidas por la agencia. "Nuestro país necesita más empresas exportadoras y tenemos una gran cantidad de empresas lideradas por mujeres con un potencial exportador superlativo", dice Campetella.

Exportadoras argentinas

Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Álvarez

Varios de los casos más exitosos de exportadoras argentinas tienen dos aspectos en común. El primero es que el modelo de negocio está orientado a resolver una problemática social de su entorno.

"Acá en Jujuy el 60% de los trabajadores son empleados públicos, la provincia recauda menos del 10% de su presupuesto; fuera de las mineras, la empresa eléctrica y alguna constructora, hay pocos emprendimientos, y muchos de los que hay son proveedores de la provincia. Es como que la plata entra y sale del mismo bolsillo", dice Pamela Scheurer, cofundadora de Nubimetrics. "Por eso cuando empezamos nos propusimos generar valor global con talento local", dice. Nubimetrics es hoy una empresa de soluciones SaaS, big data y análisis predictivo para el comercio electrónico que procesa diariamente entre 10 y 20 teras de información diarios de 18 países. Scheurer, tras competir con otros 1500 proyectos, obtuvo en 2014 la financiación del fondo de inversión de Mercado Libre y de Wayra, la aceleradora de emprendimientos digitales del Grupo Telefónica, para lanzar la empresa. Ambos inversores le transmitieron la conveniencia de centralizar las operaciones en Buenos Aires, cosa que ella, que sigue viviendo en Jujuy, no hizo.

"El sueldo mínimo está establecido por el Ministerio de Trabajo, pero la realidad es que a las empleadas domésticas les pagan hasta 30% menos", dice Cecilia Retegui, fundadora de Zolvers. "Son mujeres no bancarizadas que no conocen sus derechos", añade. La plataforma de Zolvers, que hoy tiene presencia en México, Colombia y Chile, se lanzó en 2014 con objeto de contactar gente que busca ayuda para el hogar con candidatas que han pasado por un proceso de certificación, suministrando apoyo y asesoramiento a las empleadas. Poco después se lanzó Zolvers Pagos, un producto que además de combatir la informalidad apunta a la inclusión financiera. "Nos encargamos de abrirles una cuenta bancaria y de depositarles los pagos. Eso les permite acceder a otros productos financieros, como tarjetas de crédito, préstamos y cuotas", dice Retegui, que en 1994 había renunciado a su trabajo como programadora en la Ford para dedicarse full time a su software factory.

"Mi mamá era maestra rural y se vivía quejando de que por la falta de maestros ella, que era profesora de historia, terminaba dando clases de matemática, que no le gustaba", dice la ingeniera mecánica Sally Buberman, fundadora de Wormhole, una plataforma de e-learning utilizada mensualmente por 3.500.000 usuarios de más de diez países. Buberman cuenta que mientras estaba en la universidad, alrededor de 2006, ganaba unos pesos extras dando clases particulares por chat a alumnos de Estados Unidos. "Era muy rudimentario, yo pensé que no servía, hasta que me empezaron a llegar las encuestas de los padres con mensajes de agradecimiento, que decían que sus hijos habían pasado un examen o ingresado a la universidad", recuerda Buberman, que luego convencería a tres amigos de renunciar a sus trabajos para juntos desarrollar Wormhole.

El segundo rasgo en común de estos casos exitosos es que estas emprendedoras pensaron en grande desde el primer momento, trabajaron desde el inicio con el objetivo de exportar, aunque con distintas estrategias de expansión.

"Desde el principio el objetivo fue hacer una empresa regional. En América Latina, el 27% del salario de las mujeres es de empleada doméstica y crece al 4% anual -explica Retegui sobre la evolución de Zolvers-. El primer país en el que desembarcamos fue México, que elegimos por su potencial y porque no presentaba la barrera idiomática de Brasil. Para abrir las oficinas siempre mandamos a alguien de aquí, pero por el tipo de negocio necesitamos contratar también gente local".

Solo una de cada cinco empresas exportadoras en el mundo pertenece a una mujer

Nubimetrics pegó el gran salto cuando, en 2013, Mercado Libre abrió sus API (interfaz de programación de aplicaciones), permitiendo que los programadores desarrollaran servicios para los usuarios de la plataforma. "Para nosotros el acceso a los siete millones de vendedores de Mercado Libre en 20 países era la panacea", explica Scheurer, quien maneja toda la operación desde la Argentina.

Estas exportadoras exitosas, aunque dicen no haberse sentido nunca discriminadas, coinciden también en la necesidad de medidas como SheTrades.

"En general las mujeres emprendedoras suelen tener mayor aversión al riesgo y menor confianza en sus capacidades. Este apoyo es crítico para potenciar sus proyectos", dice Torres Carbonell.

Luciana Paulise, fundadora de Biztorming, se mudó a Houston, Estados Unidos, para vender allí servicios de consultoría en capacitación y gestión de calidad, y dice que se están dedicando a ofrecer servicios en español para latinos, ya que observó que no tienen forma de capacitarse si no es en inglés. "Las latinas, y sobre todo las mexicanas, sienten que no tienen un lugar. Sus maridos y la discriminación les hacen sentir que no tienen las mismas capacidades. Tienen poca ambición, se conforman con poco; hay que convencerlas de que pueden hacer más y liderar equipos", dice.

¿Qué consejos dan estas exportadoras? "Armar la empresa formalmente y tener una página excelente que ande rápido", dice Paulise.

"Pensar desde el principio como una multinacional, empezar canalizando la energía en el trabajo y no en la búsqueda de inversores, y aprender a delegar para no terminar una misma convirtiéndose en el cuello de botella que impida el crecimiento de la empresa", dice Buberman.

"Ser humilde, saber buscar ayuda y levantarse todos los días sabiendo a qué te dedicás, y por qué lo hacés", concluye Scheurer.

La mujer a cargo de la Dirección de Exportaciones habla sobre las estrategias para sacar al país del déficit comercial

Carolina Cuenca
Carolina Cuenca

Carolina Cuenca, la abogada de la UBA que lidera la Dirección de Exportaciones de la Secretaría de Comercio desde enero de 2016 repasó, en diálogo con la nacion, los cuatro ejes del plan para revertir el déficit comercial récord de 8471 millones de dólares de 2017.

  • Régimen de importación temporaria que permite importar sin impuestos insumos para la elaboración de productos de exportación. "El trámite era tan complejo que las empresas terminaban importando fuera del régimen, exportando impuestos. En una sola resolución se reglamentó simplificadamente, y bajamos a tres meses el trámite que antes duraba un año y medio, pasando de 25 a más de 100 pedidos por mes".
  • SGP (Sistema General de Preferencias), mediante el cual ciertos países les dan preferencias a productos de países en vías de desarrollo. En 2012 se perdieron las preferencias con EE.UU. y la UE. "En 2017 recuperamos EE.UU. Hoy tenemos acuerdos con beneficios arancelarios con el 10% del PBI mundial. La idea es avanzar con la UE".
  • Régimen 256 para importación de líneas de producción nuevas y usadas. "Estamos resolviendo expedientes de 2004. Hoy para autorizar la importación tardamos quince días y para aprobar el proyecto de inversión de manera definitiva, tres meses máximo".
  • Exporta Simple. "En dos meses ya tiene 1422 usuarios, 675 pedidos de cotización y 424 proformas concretadas por 180 usuarios por un total de 18 millones de pesos. "Cerramos acuerdos con los bancos Comafi, Santander, Galicia y Macro para proveer cuentas con comisiones reducidas para la liquidación de divisas".

La funcionaria señaló también que se actualizaron los reintegros a las exportaciones, que estaban fijos desde 2011; que en abril se lanza el nuevo sistema informático que eliminará los trámites presenciales, y que se está avanzando en materia de pagos electrónicos, que ya cuenta con Paypal.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.