El problema de Sampaoli no son los goleadores, son los defensores

Claudio Cerviño
Claudio Cerviño LA NACION
Jorge Sampaoli tiene mucho material para elegir en el ataque
Jorge Sampaoli tiene mucho material para elegir en el ataque Fuente: Reuters
(0)
8 de marzo de 2018  

El grado de excitación por delanteros y goleadores que existe en el fútbol argentino a la hora de armar seleccionados no es de ahora: tiene sus décadas. En la recta final hacia el Mundial, los técnicos (Bauza, Sampaoli) no escaparon a la tendencia. Hace un año, el clamor fue por Icardi. Más tarde, el que no podía faltar era Pavón. Y desde hace unas semanas, Lautaro Martínez. En el mientras tanto, Higuaín era "el Gordo" y Agüero "el amigo de Messi". Dos atacantes sin títulos con la selección mayor (como Messi) y de falsas producciones en partidos decisivos. Cualquiera que convierta en tres partidos seguidos o dé un par de asistencias pasó a ser un aspirante calificado a la nómina final de Sampaoli.

Esa excitación por los delanteros conduce al desequilibrio. La lista es de 23. Son 3 arqueros. Quedan 20 cupos. ¿Cuántos delanteros van? ¿Cuántos juegan? ¿Qué sistema usa Sampaoli: 2-3-5 o 2-2-6?

Está claro que el DT no tiene motivos de preocupación del medio para arriba: le sobran candidatos. Los que pide el clamor popular y los que siguen destacándose en las ligas europeas, como los propios Higuaín y Agüero, e incluso Dybala, que parece en observación para ir a Rusia cuando es un sustituto posible de Messi ante una eventualidad. El escozor brota al mirar del medio hacia atrás. Porque Mascherano es la sombra de Brasil 2014, de los potenciales 3 arqueros dos no atajan en sus clubes (Romero y Caballero) y, sobre todas las cosas, habrá que implorar para que Otamendi ni se resfríe. Nadie está excitado por bucear en eventuales soluciones defensivas y los nombres confiables escasean desde hace rato. Ese es el problema más serio de la selección.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.