Un puente conceptual que encuentra a distintas generaciones de artistas

La gigantografía de Cristian Turdera, en el exterior
La gigantografía de Cristian Turdera, en el exterior
En "Futuro volátil", Delia Cancela y Libero Badíi coinciden con Leila Tschopp y Manuel Ameztoy, en un juego de escalas y formatos que dialoga con la Casa Naranja
Gabriela Origlia
(0)
8 de marzo de 2018  

CORDOBA.- Son 26 obras (esculturas, pinturas, intervenciones, videos, dibujos y objetos) de 22 artistas de diferentes edades, provincias y escuelas que se combinan para tender "un puente conceptual" entre el arte actual y los desafíos de las nuevas organizaciones. Así lo explica Daniel Fischer, curador de "Futuro Volátil", que inauguró esta semana en Casa Naranja y se extenderá hasta el 26 de mayo, con entrada libre; la exposición de arte contemporáneo más grande de los últimos años en esta ciudad.

Referentes históricos como Delia Cancela y el artista ítalo-argentino Líbero Badíi comparten el espacio con Leo Chiachio y Daniel Giannone, la brasileña Brígida Baltar, Pablo Siquier, Fernando Allievi, Eduardo Stupía, Claudia del Río, Román Vitali y Claudia Casarino. También hay trabajos de jóvenes con proyección internacional como Leila Tschopp, Cinthia De Mareca, la taiwanesa Aili Chen, Leonardo Damonte, Manuel Ameztoy, Leo Núñez, Eugenia Calvo, Cristian Turdera y los cordobeses Santiago Viale, Sofía Torres Kosiba y Gustavo Piñero.

La exposición permite un paseo por diferentes formatos y tamaños, desde escalas gigantes a miniaturas. "También hay un diálogo entre las obras y el edificio; todos son artistas habituados a trabajar en red, no en soledad y esa impronta también está visible", dice Fischer a LA NACION.

Habla de la "generación VICA" anacronismo que significa volátil, incierto, complejo y ambiguo. "Son las lecturas del arte contemporáneo y, a la vez, los desafíos que enfrenta el mundo en general. Más allá de las edades, todos comparten un pensamiento en este momento, aportan algo nuevo y esa es la tendencia".

el punk es romántico, Delia Cancela y Claudia Del Río, a dúo
el punk es romántico, Delia Cancela y Claudia Del Río, a dúo

Organizada en tres niveles del edificio, en la plaza exterior está la intervención de Turdera de un abrazo gigante y los insectos móviles de Viale. Un vestido de más de dos metros con los rostros de distintas mujeres de la historia del arte de Cancela abre el ingreso en el foyer; comparte el nombre "El punk es romántico" con el dibujo -a pocos metros- de Del Río.

Ropa de trabajo en tull negro cuelga del techo: es el aporte de Casarino, que intenta "visibilizar y hacer emerger relatos de género y migración". Y así se suceden una vieja máquina de escribir que proyecta frases en neón (Núñez), una catarata de colores que bajan desde el techo al suelo (Amestoy), curvas y rectas de una pintura de Siquier, luces y tubos de Damonte, los bordados de Chiachio y Giannone, y un video-dibujo-animación de Chen.

"En el recorrido por el espacio se pueden habitar otros cuerpos y, en algunos, quedarme. No hay una interpretación cerrada; solo algunas sugerencias; la intención es hacer partícipe a quienes vienen; no es arte contemplativo", apunta Fischer.

Esta es la quinta muestra de Casa Naranja y el curador admite que, a la hora de elegir los participantes, tuvo en cuenta el nivel de los que ya estuvieron (Antonio Seguí, Marta Minujin, Marcos López y Rogelio Polesello). "Todos tienen reconocimiento internacional y nacional, son muy dedicados".

La exposición, además, incluye una selección de la colección del arquitecto cordobés José Luis Lorenzo.

Para agendar

"Futuro Volátil". Hasta el 26 de mayo en Casa Naranja (La Tablada 451, Córdoba). Entrada gratuita. De lunes a viernes de 9 a 20; sábados, de 14 a 20. Audioguías. Visitas guiadas, sábados, a partir a las 17.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.