Patricio Loustau le bajó el tono al Boca-River de la Supercopa: "Tenemos que entender que es sólo un partido de fútbol"

Patricio Loustau
Patricio Loustau Crédito: AFA
(0)
8 de marzo de 2018  • 14:41

En Patricio Loustau recayó la responsabilidad de ser el árbitro principal en el Boca-River del próximo miércoles en Mendoza, con el título de la Supercopa Argentina en juego. El hijo de Juan Carlos, ex árbitro internacional, estará acompañado por Yamil Bonfá, Gustavo Rossi, Fernando Rapallini, Facundo Tello y Ariel Penel.

"Dirigir un Superclásico es volver a cumplir un sueño. Cuando llené la planilla para hacer el curso de árbitros, a los 19 años, mi sueño era dirigir esta clase de partidos" mencionó Loustau, que bajó los decibeles de un partido siempre caliente como es el superclásico: "Tenemos que entender que es sólo un partido de fútbol. Este el deporte más lindo del mundo, esperamos que sea una contienda deportiva disputada con lealtad".

Se refirió a sus compañeros ("Estoy orgulloso de los compañeros que me van a estar a mi lado en este partido") y recordó: "Esta va a ser la sexta vez que dirija un River-Boca, estoy inmensamente feliz. Esperemos que el miércoles podamos hacer una muy buena tarea".

Loustau mencionó que en el resto de clásicos del fútbol argentino que dirigió aprendió cosas y habló sobre el margen de las equivocaciones: "Este es un deporte impredecible y maravilloso; sin dudas, el más lindo del mundo. El árbitro tampoco es perfecto, somos seres humanos. El que hace se equivoca, el que no hace nada no se equivoca".

Loustau viene de dos actuaciones muy polémicas en Racing-Vélez y en el partido de anoche en Paraguay, por la Copa Sudamericana: "Tenemos autocrítica continua; tenemos muchos videos para ver situaciones de juego y que eso sea motivo de aprendizaje. Buscamos el por qué del error". Y habló sobre la presión que implica semejante compromiso y con un título en juego: ""Alguna vez, el entrenador de la prestigiosa tenista Serena Williams le dijo a ella que la presión era un privilegio; nosotros nos sentimos privilegiados".

Horacio Elizondo, responsable de la Dirección Nacional de Arbitraje, también dejó frases sobre la Supercopa e informó: "El quinto y sexto árbitro estarán para aportar desde su zona, del arco hasta el área de línea penal. Pueden asistir al árbitro, a los líneas o dar alguna información hacia el cuerpo principal como por ejemplo, si una falta fue dentro o fuera del área"

"Nuestra idea es entrar en el terreno de las jugadas claras. Blanco o negro, las situaciones discutibles no deben formar parte de la tarea del quinto y sexto árbitro. Tienen un ángulo distinto", concluyó el árbitro en la apertura y la final del Mundial 2006.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.