Suscriptor digital

Partidos hasta en la sopa

Jaime Rosemberg
Jaime Rosemberg LA NACION
(0)
8 de marzo de 2018  • 01:33

El tema llegó a los oídos y los ojos del propio Presidente, y aunque las respuestas no son fáciles, la idea es avanzar. Según los datos que maneja el ministerio del Interior, somos el país con más partidos políticos nacionales de la región: 39. Estamos muy lejos de Uruguay, que sólo tiene 6, y de Bolivia y México, que reconocen 8 y 9, respectivamente. Sólo se acerca a los números argentinos Brasil, que tiene 35.

El récord no satisface para nada a Mauricio Macri ni a su jefe de gabinete, Marcos Peña, que preferirían un sistema "menos fragmentado y más confiable" en términos institucionales.

Al Presidente también lo preocupa otro récord casi insólito que le alcanzó el secretario de Asuntos Políticos Adrián Pérez: en algunas provincias -sobre todo en el norte del país- el porcentaje de afiliados a algún partido supera el 40 por ciento. Las hay gobernadas por radicales (Jujuy y Corrientes son, de hecho, las que ostentan los porcentajes más altos, con el 46,8 y el 44,6 respectivamente) y también peronistas (Formosa y Catamarca, ambas gobernadas por el PJ, les siguen en el ránking con el 43,7 y el 40,4). Podría ser, por cierto, una muestra elogiable de alto compromiso y participación, o podría representar -a criterio de muchos en la Casa Rosada- una muestra del grado de dependencia del poder de turno al que han llegado los ciudadanos en buena parte del país.

Para superar el primer problema -la proliferación de partidos- la modificación del requisito actual -obtener al menos el 2 por ciento de los votos en dos elecciones consecutivas- traería problemas y las airadas quejas de los partidos chicos, que se sentirían proscriptos. "Al Presidente le interesó la idea de cambiar y tener requisitos más estrictos, pero es poco probable que se lleve a la práctica", contaron en Interior.

La siempre demorada depuración de los padrones -tarea a cargo de la Cámara Nacional Electoral- permite actualmente datos insólitos: el Frente Grande (que está lejos de sus épocas de gloria, con Carlos "Chacho" Alvarez y Fernando "Pino" Solanas como cabezas visibles) sea el tercer partido con más afiliados del país (144.000), y que partidos con mucho pasado y poco presente (el PI, fundado por Oscar Alende, el MID, de Frigerio y Frondizi, o la Democracia Cristiana, de Auyero) sigan siendo partidos nacionales cuando casi no tienen representación legislativa ni mucho menos gobiernos provinciales o locales a cargo. El PJ, con 3,6 millones de afiliados, y la UCR, con poco más de 2 millones en todo el país, también "esconden" muchos afiliados que ya no lo son, sostienen en el Gobierno.

Los números son todavía peores si se contabilizan todos los partidos del país: son 664, un promedio de 27 por distrito. "Se trata de la legislación menos exigente de la región", dice el informe de Pérez. No está claro, evalúa el informe, qué incentivos puede tener el "propietario" de un sello para abandonarlo cuando con él obtiene beneficios económicos y políticos. Acostumbrado a tomar decisiones que incomodan a distintos sectores, y aún con otros temas al tope de la agenda, Macri tiene la intención de intervenir en cuanto pueda para "depurar" el sistema de partidos, aunque el consenso en este punto con otros representantes de la oposición parece bastante difícil de alcanzar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?