Foo Fighters en Vélez: la resistencia del rock de estadios

Foo Fighters deslumbró a los fanáticos, en Vélez
Foo Fighters deslumbró a los fanáticos, en Vélez Fuente: LA NACION - Crédito: Victoria Gesualdi
Sebastián Chaves
(0)
8 de marzo de 2018  • 02:54

Hasta esta noche, la única vez que Dave Grohl había tocado en el estadio de Vélez había sido en 1992 como baterista de Nirvana, la banda de rock más grande del momento. Por eso, verlo sentado en la batería -aunque sea sólo para versionar "Under Pressure", de Queen- sirvió como resignificación nostálgica pero también como elipsis temporal entre aquel personaje secundario detrás de Kurt Cobain y este frontman incansable, que probablemente sea el último rock star sobre la Tierra. Pero la faena había comenzado mucho antes, cuando, guitarra en mano, tomó el escenario a toda velocidad para dar comienzo a la tercera visita de Foo Fighters a suelo argentino con la seguidilla "Run", All My Life", "Learn To Fly".

Con el público en el bolsillo desde el minuto cero, Foo Fighters no anduvo con vueltas y fue directo al hueso. Su rock de guitarras, deudor de la intensidad del grunge, pero mucho más ATP en su cuota de dramatismo y nihilismo, fue el combustible perfecto para que el grupo de un lado y sus seguidores del otro se retroalimenten de principio a fin. Porque poco importa si las improvisaciones son poco inspiradas, si los recursos se repiten o si los matices no abundan, aquí lo que prevalece es ver cuanto puede desgarrar su garganta Dave Grohl o cuan fuerte pueden sonar en los estribillos... un tour de force rockero.

"Son el público más loco del mundo", repitió Grohl una y otra vez ante un estadio repleto. Detrás de él, los músicos que lo secundan salían eyectados en cada canción, ya sea propia o ajena (entre ellas un mash up entre "Imagine", de John Lennon, y "Jump", de Van Halen). Sostener la potencia del vivo parece ser la primera y única responsabilidad del grupo que repartió clásicos ("Times Like These", "Best Of You") con temas de Concrete And Gold, su nuevo disco. "Este es el mejor show que hemos dado en Buenos Aires, no les digo 'Adiós' porque vamos a volver", concluyó el líder carismático antes de cerrar el show, transpiración mediante, con "Everlong".

La energía de los Foo Fighters se hizo sentir anoche
La energía de los Foo Fighters se hizo sentir anoche Fuente: LA NACION

La revancha de Queens Of The Stone Age

Cuando el sol todavía no se había puesto, Queens Of The Stone Age también tuvo su revancha en Vélez, después de haber sido insultados en 2001 como teloneros de Iron Maiden. Con mucho más público a favor esta vez, Josh Homme y compañía pudieron dar rienda suelta a su rock inclemente que se puede nutrir tanto del heavy metal como de la música disco sin perder identidad en el camino. Con una puesta oscura, que potenció el clima opresivo de sus canciones, los formados en California dieron una nueva muestra de cómo tomar el control de la situación sin necesidad de demagogia ni obsecuencia.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.