‘Yo, Tonya’: La patinadora que estaba dispuesta a todo

En la mejor actuación de su carrera, Margot Robbie interpreta a Tonya Harding
Peter Travers
(0)
8 de marzo de 2018  • 10:12

‘Yo, Tonya’

Margot Robbie, Allison Janney, Sebastian Stan. Dirigida por Craig Gillespie/ Tres estrellas y media

Puede que este sea el momento perfecto para Yo, Tonya. Está ambientada 23 años después de que el recuerdo público de Tonya Harding se haya reducido a la de una patinadora white trash que tuvo algo que ver con romperle la rodilla a su rival, Nancy Kerrigan, durante el entrenamiento de las Olimpíadas de Invierno de 1994. Esta película deslumbrante, alucinada, atrevida y oscuramente cómica, dirigida por Craig Gillespie ( Lars y la chica real), a partir de un guión descarado de Steven Rogers, le da a Harding (Margot Robbie, en su mejor actuación hasta ahora) la oportunidad de probar su ¿inocencia? El film usa entrevistas recreadas a su violento ex marido (Sebastian Stan), su compañero idiota (Paul Walter Hauser), su entrenadora (Julianne Nicholson) y su madre demoníaca (Allison Janney). No vas a encontrar sentimentalismos para suavizar el abuso y la explotación que marcaron los primeros años de Tonya. Pero Robbie y Janney, ambas tremendas, le muestran a Estados Unidos un espejo de su sensacionalismo. Yo, Tonya es divertidísima, pero su dolor es real.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.