Macri, de "latin lover" al "feminista menos pensado"

Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
8 de marzo de 2018  • 12:38

De aquel playboy que ya a fines de los años ochenta salía en las tapas de las revistas del corazón acompañado por jóvenes bellas y sensuales, hasta el Presidente convertido en el "feminista menos pensado", como lo definiera con gracia Fabiana Tuñez, Mauricio Macri recorrió un largo y sinuoso camino.

Las mujeres que lo acompañaron y acompañan en la actividad política aseguran que no se trata sólo de escuchar las recomendaciones de Jaime Durán Barba-que influyó de manera decisiva en las designaciones de Gabriela Michetti , María Eugenia Vidal y nuevamente Michetti como sus vices en la ciudad y el país-sino de un "cambio personal", introspectivo, que lo llevó a preocuparse y ocuparse de las políticas de género y ubicarlas en un lugar trascendente de la agenda.

Desde la Casa Rosada señalan a Tuñez como uno de los motores del cambio reciente, que derivó en impulsar el debate sobre la despenalización del aborto y la legislación de género impulsada el 1 de marzo ante la Asamblea Legislativa. "Ella le viene insistiendo a Mauricio sobre esa agenda desde hace mucho", sostiene un miembro del gabinete. En las reuniones de gabinete, la semana pasada, él explicaba las iniciativas que se iban a anunciar "casi con el discurso de Fabiana", relata otro ministro.

Tuñez reconoce como su "gran jefa" a Carolina Stanley , que la convenció de sumarse a la función pública en la gestión de Macri en la ciudad con una frase simple: "Podés cambiar realmente las cosas desde el Estado", le dijo Stanley a la hoy directora nacional de mujeres. Y Tuñez, primero en la ciudad, después en la Nación, machacó sobre Macri sobre la necesidad de avanzar en el campo de la igualdad entre hombres y mujeres.

Cuenta otro miembro del gabinete que cuando terminó de delinearse el discurso presidencial, el jefe de gabinete Marcos Peña la consultó por teléfono sobre el contenido de las propuestas de género. "Ella estaba emocionada de que la tuvieran en cuenta de ese modo", relata el funcionario. Michetti, que fue la primera mujer "empoderada" en Pro, un partido que nació con inmensa mayoría de hombres en los puestos clave, festejó desde la primera fila el acto en el Centro Metropolitano de Diseño, dónde más de 400 mujeres escucharon a Tuñez y al propio Presidente. También María Eugenia Vidal, que según Stanley "también fue otra de las mujeres que influyó en el cambio. Mauricio vio con ella y con varias mujeres que nosotras también podemos", dijo a LA NACION al terminar el acto.

Patricia Bullrich, otra mujer protagonista en el Gobierno, aclaraba que lo de Macri "no fue algo que se le ocurrió hoy", y destacó que las fuerzas de seguridad ya implementan un protocolo contra la violencia de género desde hace más de un año. Más allá de la influencia de la política en el cambio de mentalidad, el Presidente vivió una transformación personal que lo "acercó" al mundo femenino de otro modo. Hombres y mujeres coinciden: la llegada, en 2009, de Juliana Awada a su vida, y poco más tarde de su hija Antonia, fueron "fundamentales" en ese cambio interno.

"En la ciudad comenzó a implementarse una política contra los femicidios, fue un proceso en el que se fue metiendo de a poco", recuerda una de las funcionarias que lo acompaña desde 2007, cuando comenzó su gestión en la ciudad. "Agradezco a las mujeres que me ayudaron a ser un hombre feliz", dijo Macri en el CMD. Desde sus butacas, funcionarias, legisladoras y hasta alguna opositora como María José Lubertino asistían a su verdadero "cambio de piel", de aquel "latin lover" de ayer al actual "feminista menos pensado".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.