Suscriptor digital

Desnutrición: la clave del éxito de Conin para bajar la mortalidad

Abel Albino
Abel Albino PARA LA NACION
(0)
10 de marzo de 2018  • 00:24

Cuando Conin empezó a trabajar en 1993, en Mendoza, su mortalidad infantil era del 20,5 por mil. Ese año hubo 32.701 nacidos vivos y murieron 671 menores de un año. Mientras tanto, en el otro lado de la Cordillera de los Andes, se avanzaba exitosamente en la erradicación de la desnutrición infantil. Conin Chile lo había hecho realidad.

Nos trajimos ese proyecto del país vecino, pero pocos creían que era posible lograr resultados similares aquí. Han pasado 25 años y se logró bajar 12,8 puntos –de 20,5 a 7,7 por cada mil nacidos vivos - la tasa de mortalidad infantil (TMI) de la provincia, la más baja de su historia.

La incorporación de la madre al tratamiento y su capacitación para que fuese nuestro principal agente sanitario, fue la clave. A ésta conclusión también llegaron los investigadores de un equipo dirigido por Marcelo Montorzi de la Universidad de Harvard, al evaluar la recuperación psicomotriz de 75 niños desnutridos graves tratados con nuestro método en la localidad de Las Heras: "el incorporar a la madre al cuidado cotidiano, es una estrategia sinergística que genera una recuperación veloz del grado evolutivo psicomotriz, peso y talla de los pacientes".

En los 15 años de labor ininterrumpida de nuestro Centro de Recuperación Nutricional, Mendoza logró disminuir el porcentaje de personas bajo la línea de pobreza, de 50,5% en el 2002, al 33,5% en el año 2017. En el mismo período, la tasa de mortalidad infantil de la provincia, descendió 4,9 puntos (de 12,6 por mil en el 2002 a las cifras actuales).

Un desnutrido grave, si no es atendido por nadie, tiene 8 veces más probabilidades de morir que un niño sano. Si ingresa en un hospital general, al ser inmunodeprimido, hasta un 28% puede fallecer. Nosotros atendimos 2327 criaturas con ese cuadro, pero solamente murió uno (la probabilidad de defunción la hicimos descender al 0,04%).

Baja inversión, buen retorno

Se rescataron en promedio 155 vidas por año, recuperándolas en alrededor de 42 días, a un costo de 30/35 dólares día/cama. Cada una de ellas se recuperó con una inversión de alrededor de U$S 1.200 dólares gracias al aporte de toda la comunidad (actores estatales y privados). Hemos concluido que el monto invertido per cápita, es menor de lo que en el mercado cuesta un celular de primera marca.

Fue la sociedad la que impulsó a través de sus representantes que se incremente el saneamiento ambiental. Decíamos hace más de dos décadas, que aquel era cerca del 50% del combate que nos ocupa. En ese lapso las viviendas con cloacas aumentaron desde el 37,3% del año 1993 al 61% del año 2017. De la provisión de agua, en el mismo período, se pasó del 78.3% al 89.5% actual. La correlación con lo conseguido fue directa.

Resta mucho por hacer, pero estamos transitando el camino correcto y seguiremos trabajando en las 18 provincias en la que ya estamos con nuestros 110 Centros, atendiendo a más de 5.600 niños, y monitoreando el estado nutricional de más de 50.000 niños de todo el país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?