Suscriptor digital

Les pidieron una coima en una ruta argentina y denunciaron el hecho en una carta al presidente Mauricio Macri

La pareja brasileña viajaba por la ruta 14; se negó a pagar $2.800 de coima
La pareja brasileña viajaba por la ruta 14; se negó a pagar $2.800 de coima Crédito: YouTube
(0)
9 de marzo de 2018  • 00:39

Rómulo y Mirella, una pareja brasileña que viaja por el mundo y es muy conocida en redes sociales por sus posteos, denunció que la policía "más corrupta del mundo" es argentina. Mientras viajaban por la ruta 14 en Entre Ríos, agentes de seguridad les pidieron una coima de $2800. Ellos se negaron a pagar. Y enviaron una carta al presidente Mauricio Macri para que haga algo al respecto.

"Me gustaría, si me permiten, abordar un asunto que afecta mucho a los brasileños, y a otros ciudadanos de América latina y de todos los países que visitan este increíble país. Argentina, sin duda, es un país maravilloso. Sus encantos naturales, su cultura, gastronomía, y lo más importante, sus ciudadanos", dice la carta, según leyeron los protagonistas en un video publicado en YouTube.

La carta sigue: "Por desgracia toda esta belleza se tropieza con un problema al que todos los que visitamos el país estamos expuestos, desgraciadamente, por una falla del Gobierno Argentino: la corrupción de los 'Policías de Carreteras', que trabajan, principalmente en la región de Entre Ríos, en la Ruta 14".

La pareja calificó la conducta policial de "vergonzosa", y dijo que se sintieron "privados de la libertad".

"Es la segunda vez que pasamos por el mismo lugar y fuimos asaltados por estos señores que se dicen policías. Este es sólo un ejemplo, en YouTube hay cientos de videos que relatan el mismo problema. En Google también hay cientos de informes. Estimado señor Presidente, quisiera que tomen iniciativas para que nuestros viajes sean más placenteros y que tengamos sólo cosas buenas para decir de Argentina y de su pueblo, tan amigable y cordial", dice la carta.

Según la denuncia, en la Ruta 14 fueron detenidos en un control y les exigieron $2800 en efectivo. Al principio intentaron pagar la coima, y como no llegaban a la suma, Mirella les ofreció una cadenita de oro, pero la policía no la aceptó.

Después, los oficiales les habrían dicho que si no pagaban iban a tener que secuestrarles el auto. Ante esa situación, los turistas simularon una llamada a un funcionario y lograron evitar la coima.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?